Crónicas

Schwartzman fulmina a Thiem en unos cuartos de final para la historia

Schwartzman Thiem Roland Garros
Diego Schwartzman, en los cuartos de Roland Garros ante Dominic Thiem. | Foto: @rolandgarros

Diego Schwartzman derrota a Dominic Thiem (7-6 (1), 5-7, 6-7 (6), 7-6 (5) y 6-2) en un partido histórico en los cuartos de Roland Garros. 5 horas, 8 minutos, 5 sets, 56 juegos, 19 breaks, y 376 puntos después, el ”Peque” lograba meterse en sus primeras semifinales de Grand Slam, en las que se enfrentará, el próximo viernes (14:45 hora española) a Rafa Nadal o Jannik Sinner.

Lo esperábamos todos desde que comenzó el torneo. Dominic Thiem Diego Schwartzman se iban a encontrar en los cuartos de final de Roland Garros. Se enfrentaban por novena vez, con el histórico favorable para Thiem por 6-2, con 3-1 en tierra batida, y sin partidos previos al mejor de 5 sets.

Las condiciones en las que llegaban al partido eran muy diferentes: Thiem había tenido un cuadro difícil, teniendo que superar en las primeras rondas a Cilic, Sock Ruud, y en una cuarta ronda de infarto a Hugo Gaston en 5 sets. Schwartzman, en cambio, tuvo partidos cómodos hasta los cuartos, a los que llegó sin ceder sets, tras ganar a KecmanovicGiustinoGombos Sonego, mostrándose muy regular durante todo el torneo.

En ciernes, teníamos unos cuartos de final por todo lo alto, entre dos de los jugadores más en forma del momento.

Schwartzman empezó mejor, pero Thiem resistía en el marcador

El partido comenzó avisando de lo que sería. Largo, sobre todo, y de mucha calidad, a pesar del molesto viento apreciable en la Chatrier. Sería Thiem quien golpeara primero, al romper con 3-2, pero en el juego siguiente Schwartzman recuepraría, y, a duras penas, mantendrían sus servicios hasta el tiebreak. En él, Diego fue mucho mejor que Thiem, y el argentino se lo anotó por 7-1 para tomar ventaja en el partido.

Schwartzman se mantenía con muy buen ritmo de juego, aunque entraría despistado al segundo set, y cedería su saque de inicio. Más tarde lo recuperaría, y se quedaría a dos puntos de ganar el parcial al resto con 5-4, antes de perder su saque con 5-5, y Thiem cerrar el segundo set por 7-5.

Festival de breaks en el tercer y cuarto set

El tercer set fue un festival absoluto de breaks. Primero rompió Thiem, recuperó acto seguido Schwartzman. Ganó saque Schwartzman, y rompió después a Thiem. Después Thiem volvió a romper. Después, turno para Schwartzman. Contrabreak de Thiem acto seguido. Un auténtico lío, que sería mayor cuando Schwartzman no aprovechó la bola de set que tuvo con 5-4 al resto. Thiem rompería después otra vez, recuperaría Schwartzman, y, en el tiebreak, sería algo mejor Thiem, y lo conseguiría cerrar por 8-6.

En el cuarto, tres cuartos de lo mismo. Schwartzman no se vendría abajo, y demostraría que quería luchar por el partido al remontar un 0-2 inicial en el cuarto parcial. Se colocaba arriba 4-2, iba manteniendo más cómodamente su saque, y, sacando con 5-4, desaprovecharía un 40-0, y cedería su servicio en favor de Thiem. El austríaco salvaría break point después, y restaría para llevarse el partido. Pero el Peque sacaría lo mejor de sí, y llevaría el partido al tiebreak. Ahí, Schwartzman remontaría un 3-1, y tras 4 horas y 34 minutos, el Peque mandaría el partidazo al quinto set (7-6 (6)).

Schwartzman llegó mejor físicamente al quinto set, y se llevó el partido

El quinto set nos enseñaría que sus cuerpos no daban para más. Estaban agotados, física y mentalmente, y el que mejor se antepusiera a ello sería el primer semifinalista masculino de Roland Garros. Sacaron sus servicios cómodos, hasta que con 3-2 rompió Schartzman, confirmando después, para restar para partido con 5-2. Ahí, en su primera bola de partido, Schwartzman se llevaría el partido, y sin protocolo ni nada, se chocarían la mano como grandes amigos que son, después de un encuentro para la historia.

Dos días de descanso antes de jugar contra Nadal o Sinner

Lo mejor de este partido tan tan largo es que Schwartzman no tendrá que volver a jugar hasta el viernes. El argentino se enfrentará en sus primeras semifinales de Grand Slam a Rafa Nadal Jannik Sinner, con un desgaste físico superlativo, que complicará más todavía a Schwartzman la faena de meterse en su primera final de Grand Slam.

De todas maneras, el nuevo Top 10 del mundo (salvo que Rublev gane a Tsitsipas), puede estar más que contento, después de llevarse un triunfo histórico ante el finalista de las dos pasadas ediciones, en los cuartos de final de Roland Garros.

Sobre el autor

Hugo Durán

Devoto del tenis y todos los deportes de raqueta. Juego al pádel en mis ratos libres. Vi a Safin ganar Australia con 15 horas de vida.

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Translate »