Curiosidades

Roger Federer y las claves de un revés perfecto

Revés Roger Federer
Federer en el Australian Open 2018 | @AustralianOpen

El revés de Roger Federer ha tenido una evolución constante a lo largo de su carrera. Lo que hace algunos años parecía su punto débil, se convirtió en un arma peligrosa gracias a la mano de sus entrenadores Stefan Edberg e Ivan Ljubicic. Recientemente el suizo reveló algunos de sus secretos para un revés perfecto.

La precisión Federer partido a partido es impresionante y en los últimos años, su revés se ha convertido en uno de sus golpes más contundentes. De acuerdo al criterio de muchos expertos, esta evolución en el revés le ha permitido jugar un tenis más agresivo. Al final ha sido uno de esos golpes que le ha permitido marcar diferencias en los duelos, para estar más cerca de Connors en la tabla de jugadores con más títulos ATP.

Recientemente, `Su Majestad´, dio a conocer en una entrevista algunos aspectos claves para un revés de calidad, destacando como primer punto la importancia del trabajo de pies.

Sin trabajo de pies no vas a poder golpear un revés, te estirarás tanto que no podrás golpearlo. Tienes que tener capacidad de reacción”, comenta Federer. Sumado esto menciona la importancia de tener múltiples opciones de golpeo, para de esta manera ser más peligroso para el oponente.

Creo que es importante no golpearlo siempre en el mismo lugar, disfrazarlo hasta cierto punto para mostrarle a tu oponente que puedes golpearlo todo, para que cuando sea un tiro importante no sepa a dónde irá“.

Entonces, conmigo, puedo manejar con un slice y luego el top spin y el revés plano. Intento mezclar todo lo que pueda. Pero, al mismo tiempo, también debo ser capaz de hacer lo suficiente para tener consistencia y confianza” concluyó el suizo.

La intervención de Edberg y Ljubicic en la evolución de Federer

Lo que años atrás era caracterizado por ser uno de sus puntos débiles, hoy en día se ha convertido en un tiro potente y por momentos imparable. Federer fue encontrando nuevas formas de anticiparse a los tiros, y con esto, mejorar poco a poco su revés. Y es que uno de los grandes problemas del suizo a la hora del revés era que al buscar la potencia, llevaba demasiado hacia atrás la raqueta. Gracias a los aportes de Edberg, Federer comenzó a mejorar su timing y poco a poco su revés iba luciendo mejor.

Con la llegada de Ivan Ljubicic como entrenador, Federer logró encontrar un revés más agresivo. Consolidó la técnica de la anticipación en el saque y en el revés, cortesía de Edberg y poco a poco, convirtió su punto débil en uno de sus tiros más peligrosos, lo que lo llevó a ser más contundente ante rivales como Nadal, con quien casi siempre había sufrido a la hora del revés, por la velocidad y efecto de los tiros del español.

Y si analizamos lo dicho por Federer, al verlo jugar podemos encontrar claramente los puntos que menciona. Su trabajo con los pies lo mantiene siempre bien colocado en la cancha y la versatilidad de su revés lo vuelve peligrosamente impredecible.

El trabajo y la consistencia de Roger Federer lo llevaron a convertir su punto débil en un revés perfecto.

Translate »