Opinión

Alejandro Davidovich y su romance con Estoril



alejandro davidovich estoril 2019
Davidovich durante el ATP Estoril | Foto: atptour.com

El jugador de 21 años es una de las grandes esperanzas del tenis español. Asentado relativamente ahora en el top 100, una de sus participaciones más notables tuvo lugar en el torneo 250 de Estoril en mayo de 2019.

3 de mayo de 2019. Cuartos de final de Estoril, un torneo 250. La arcilla portuguesa da la bienvenida a un contrastado Monfils frente a un Davidovich que encara uno de sus primeros torneos ATP. Fratangelo, Evans, Fritz y Chardy han sido sus víctimas en una semana mágica por parte del jugador de 21 años. Por primera vez en su corta carrera, encadena en un torneo ATP cinco victorias consecutivas. El romance del malagueño en la ciudad portuguesa es una realidad.

A pesar del rival de entidad, Alejandro no pierde los nervios y juega con todo para intentar batir al atleta francés. Monfils juega algo más conservador, hecho ante el que no duda su rival para lanzar zarpazos desde el fondo de pista y al marcador. Para completar su show de presentación, vuela como si de un portero se tratase para seguir poniendo en juego la bola. Se trata de una “fly volley”, golpe que ya no es casualidad en el repertorio del malagueño

Tras 2 horas y 17 minutos de batalla, el español se impone por 6-7 /7-5/6-4.Se trata de la victoria más importante de su carrera, movimiento que le da acceso a las semifinales. Cuevas consigue darle caza. Tras un arreón inicial de su contrincante, el tenista uruguayo da la razón a la lógica y se lleva los dos parciales siguientes por 6-2 para terminar con la aventura lusa del español.

Sus armas para el futuro

Con una vasta experiencia en el circuito Challenger, el malagueño aspira a cotas mucho más altas. Mediante un amplio abanico de golpes y su as debajo de la manga cuando ejecuta voleas promete dar guerra a todos los jugadores del top 100. A su vez, sus rivales retrasan un poco su posición para defender con fiabilidad sus envíos desde la derecha. Esta acción les permite jugar al engaño ejecutando dejadas sobre todo con su drive.

Savia nueva para el tenis español, que ve con buenos ojos la progresión de sus jóvenes cachorros. Junto a Davidovich, otros afilan ya las garras en la élite como Nicola Kuhn (232º) y Carlos Alcaraz (318º), de 20 y 17 años respectivamente.

 

Facebook

Translate