Crónicas Nitto ATP Finals

Una remontada épica de Nadal para seguir con vida en las Nitto ATP Finals

Nadal Medvedev Nitto ATP Finals 2019
Nadal celebra un punto ante Medvedev en las Nitto ATP Finals | Foto: @atptour

Rafael Nadal se queda sin adjetivos. El español superó al ruso en tres mangas (6-7 (3), 6-3, 7-6 (4). En el tercer set tuvo 5-1 en contra y bola de partido, pero salvó la situación. Al final todo se decidió en el tie break y allí Nadal mostró sus galones para conseguir la remontada. El español se jugará el pase ante Tsitsipas en el último partido.

Nadal y Medvedev jugaban en el segundo partido de la fase de grupos por seguir con opciones de pasar a las semifinales. Ambos habían caído en su debut contra A. Zverev y Tsitsipas respectivamente. El actual número uno del mundo comenzó con otro ritmo diferente al de su primer día. Un tenis más directo, con golpes profundos y subidas a la red para presionar a su rival. En los primeros juegos Nadal estaba cómodo, dominando a placer a su rival. El ruso sufría más ya que no encontraba sus primeros servicios.

A medida que pasaban los minutos el de Moscú encontraba sus tiros ganadores. Tanto fue así que llegó a ganar cuatro juegos en blanco de forma consecutiva. Mientras tanto el Rafa sufría y tuvo que levantar una bola de break que acabó con un passing de los suyos. Al final la primera manga se fue al tie break. Comenzaron los dubitativos y los dos primeros puntos fueron para los restadores. Al cambio de pista el partido se fue con máxima igualdad. Después Daniil dio un salto de calidad para ponerse 6-3. Esto fue suficiente para cerrar el primer set.

Rafa al mando del segundo set

Estaba vez Nadal sí estaba contra las cuerdas y debía remontar para seguir con opciones de luchas por uno de sus grandes objetivos de la temporada. Como es normal no se iba a dar por rendido y pronto encontró esa confianza que le faltaba. Un break al primer servicio del ruso para tomar las riendas del segundo parcial. Así poco a poco y con más solidez fue reconstruyendo el partido. Ni una opción de quiebre tuvo el ruso en toda la segunda manga que volvió a ceder su servicio para caer por 3-6 y llevar todo al set decisivo.

El público no daba crédito ante lo que estaban viendo sus ojos. Todo parecía que favorecía al español por el estado anímico de ambos. En cambio todo empezó mal con rotura del ruso. El español tuvo la opción de volver a quebrar a su rival pero falló y el ruso consolidaba el break. Por si fuera poco se encontró con otro 30-40 y volvió a acertar para poner un 3-0 que parecía el final. El ruso ponía la quinta marcha y otro juego más consecutivo le dejaban con 4-0, a sólo dos de cerrar el partido.

Una remontada histórica

Nadal estaba al límite pero sobrevivió y consiguió ese primer juego después de salvar otra opción de quiebre que le dieron algo de esperanza. El público animaba al español sabiendo que con él en la pista aun podía quedar partido y no se equivocaron. Después de tener punto de partido al resto y no poder cerrar llegó la presión. El marcador estaba 5-2 a favor del ruso y tenía dos saques para conseguir el ansiado triunfo. En la primera tentativa falló y seguidamente Nadal hizo los deberes con su juego.

Ahora sí llegaba el momento clave del partido 5-4 y saque del ruso para sumar el triunfo. De repente los errores no forzados ponían un 0-40 a favor del balear que estaba ante la gran oportunidad de volver a engancharse al encuentro. Las dos primeras bolas se esfumaban pero a la tercera Medvedev subía  a la red tras el saque y no conseguía pasar la volea. Rotura de Rafa que ponía el 5-5 en el casillero.

Rafa soñó para ganar

Esta vez era Rafa el que golpeaba y se ponía 6-5 arriba a un sólo juego de conseguir la remontada. La presión era para Medvedev que empezaba 0-30 pero con mucha tranquilidad puso a funcionar el primer servicio para forzar el tie break. Ninguno daba el brazo a torcer en la muerte súbita. Ambos jugaban perfectamente sus saques y no había mini roturas. Nadal con el 4-3 en contra sacó dos puntos de mucho valor y se puso a dos puntos de ganar. Era el momento de poner la bola la juego y así fue. El ruso falló una primera bola y el español tenía la primera bola de partido. Una bola dudosa acabó que el juez de línea había cantado buena acabó en ojo de halcón solicitado por Rafa y la bola fue ancho lo que significó el triunfo de Rafa. El español levantaba los brazos después de un partido y una remontada de este calibre.

Translate »