Curiosidades

Padres e hijos que fueron top 100 del ranking ATP

padres hijos top 100 atp
Casper Ruud y su padre durante un entrenamiento | Foto: ATP

A lo largo de la historia fueron muchos los padres e hijos que consiguieron estar dentro del top 100. Varios ejemplos consiguen estar en este registro que se convierte en algo histórico dentro del circuito profesional de la ATP. A pesar de eso únicamente seis hijos consiguieron igualar a sus padres.

El sueño de los hijos, el premio de los padres. A lo largo de la historia de la ATP fueron muchos los ejemplos en los que se veía cómo varios jugadores intentaban seguir los pasos profesionales de sus padres. En muchas ocasiones algunos no conseguían las cifras tan altas de sus maestros, pero hubo seis ejemplos de hijos que sí lo hicieron. Unos pocos superaron a sus padres, y otros estuvieron dentro de los 100 mejores tenistas del mundo.

Padres e hijos dentro del top 100 mundial

Andrés y Emilio Gómez

Ambos tenistas ecuatorianos, están siendo ya jugadores históricos del país. Andrés Gómez, padre de Emilio, se convirtió en 1990 como el mejor jugador de Ecuador al haber conseguido la cuarta plaza en la clasificación mundial. Desde entonces ninguna raqueta de la región de Sudamérica ha conseguido igualar o superar esta marca personal. Ahora Emilio Gómez, su hijo, quiere que el apellido que su padre puso en el mundo del tenis siga perdurando. A sus casi 31 años consiguió hace muy poco el puesto 98 del ranking ATP, siendo también su mejor clasificación hasta la fecha en toda su carera profesional.

Petr y Sebastian Korda

La familia Korda es sinónimo de éxito. Petr Korda, padre de Sebastian, también tiene mucha historia dentro del mundo profesional del tenis. En 1998 el jugador nacido en República Checa se convirtió en el mejor tenista del momento en su país, puesto que obtendría el segundo lugar en la clasificación mundial. Ahora su hijo, nacido en Estados Unidos, quiere seguir manteniendo el legado del padre durante su carrera profesional. Con su buen tenis llegó a ocupar el puesto número 30, algo que está siendo premiado por los torneos que viene realizando en este final de temporada.

Christian y Casper Ruud

El ejemplo de que el alumno supera al maestro. A pesar de que Christian, padre de Casper Ruud, es el entrenador de su hijo no quita que el alumno haya sido el aventajado en el tenis profesional. Hasta la fecha Christian Ruud podía presumir de ser el mejor tenista noruego del mundo después de que sellara la clasificación en el 39 lugar en 1995. Ahora su hijo Casper no sólo igualó esta cifra, sino que la superó. Su mejor puesto fue un segundo lugar, luego de no haber conseguido asaltar el liderato tras perder en el US Open 2022 contra Carlos Alcaraz. Criado en la escuela de Rafa Nadal, Casper quiere seguir haciendo historia con su país y con su propio apellido.

Christophe y Edouard Roger-Vasselin

Una familia con elegancia. Los franceses Christophe y Edouard Roger-Vasselin son un ejemplo parecido al de los Ruud, aunque con alguna diferencia. Si bien es cierto que Christophe jugó tanto en individuales como en dobles, su hijo Edouard es únicamente doblista aunque no quita que haya superado a su mentor. En 1983 Christophe conseguía el puesto número 29 en modalidad de individual a la par que en 1981, dos años antes, conseguía el puesto 71 en dobles. Su hijo tuvo su etapa de single, siendo como prueba de ello su puesto 35 en la ATP. En cuanto a ser doblista tampoco le fue nada mal, ya que obtendría el sexto lugar en el mismo año. Un hombre multiusos.

Phil y Taylor Dent

De Australia para el mundo. Al igual que los franceses, los Dent también tuvieron éxitos en las dos modalidades del tenis profesional. El primero en inaugurar el camino de gloria fue Phil Dent, al padre de Taylor. En individuales consiguió un meritorio 17 lugar en 1977, mientras que siendo doblista se alzaría con un merecido noveno puesto esa misma temporada. Taylor, nacido ya en Estados Unidos, tuvo más fortuna en singles que de doblista. Como solista ascendería en 2005 hasta el puesto número 21, algo menos que lo logrado por su progenitor. Sin embargo en dobles ya no sería tan afortunado como el señor Phil. En este modo de juego únicamente pudo llegar hasta el puesto número 170 en 2001.

Leif y Joachim Johansson

Suecia es sinónimo de premios. La familia Johansson también pudo disfrutar del buen tenis de élite. El primero en hacerlo sería Leif Johansson, padre de Joachim, quien consiguió un trabajado 51 puesto en el ranking en el año 1973. Su hijo Joachim pudo cumplir un sueño de ser de los mejores tenistas, al colocarse en la novena posición en la temporada de 2005.

Fred y Sandon Stolle

Otros australianos de buen éxito. Al igual que los Dent, los Stolle también dejaron su apellido en los puestos altos del deporte de raqueta. El primero en aparecer en las listas fue Fred Stolle, el padre, quien estuvo en el puesto númer0 30 en individuales en el año 1974 mientras que ocupó el puesto 50 en el año 1981. En cuanto a Sandon, su hijo, en singles estuvo ocupando el puesto número 50 en el ranking mundial en 1997. En cuanto a su destreza de dobles pudo disfrutar de un segundo puesto en 2001.

Sobre el autor

Pelayo Rodríguez

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario