Curiosidades

¿Cómo se cuida la hierba de Wimbledon?



Cuidado hierba Wimbledon
La hierba de Wimbledon en una de sus pistas | Foto: wimbledon.com

¿Alguna vez te preguntaste cómo hace Wimbledon para cuidar su hierba? Posiblemente no; por eso, en este artículo te contamos como hace el certamen más prestigioso del mundo para mantener su superficie en un impecable estado.

Wimbledon es el tercer Grand Slam de la temporada, precedido por el Australian Open y Roland Garros, y seguido por el US Open. Con sus tantas tradiciones como las fresas con nata, es el único torneo de Grand Slam que se disputa en hierba, una superficie que debe ser cuidada al máximo y con mucha dedicación.

Etapa de siembra

Estando en la etapa de siembra, es muy importante elegir una semilla adecuada. Las pistas de Wimbledon son 100% de hierba de centeno, para hacer frente al desgaste que experimentan durante los campeonatos, aunque para la hierba que no experimentará un desgaste tan pesado, un aspecto “ornamental” se logra mejor con césped de hojas finas.

Si te encuentras con que las aves son un problema durante la siembra y no tienes un halcón llamado Rufus para que te ayude, lo que se puede hacer es colocar un vellón protector sobre la parte superior, que también ayudará a la germinación, aunque las cortinas de red también son útiles.

 

Escarificación, aireación y riego

Es importante asegurase de escarificar ligeramente el césped con un rastrillo de gacela para eliminar el musgo y las malezas.

Luego, con un tenedor de jardín, se hacen pequeños agujeros en el césped a intervalos regulares para permitir que el oxígeno penetre en el suelo y las raíces.

El agua obviamente es la clave. El riego se hace regularmente, pero es importante tener en cuenta la temperatura y el clima del momento.

Fertilización y siega

Al elegir un fertilizante, en Wimbledon se aseguran de elegir uno que se adapte a la época del año y sus necesidades. Para lograr un césped con el característico verde de Wimbledon, se escoge un fertilizante con un poco de hierro.

Además, es importante reservar un tiempo para cortar la hierba al menos una vez a la semana, pero una vez más, hay que tener en cuenta las condiciones: se debe evitar cortar el césped mojado y no colocar las cuchillas demasiado bajas en condiciones secas y calientes.

Durante los campeonatos, la hierba de Wimbledon se corta a 8 milímetros de altura. La hierba en un césped ornamental debe cortarse a unos 10 milímetros de altura.

En caso de que alguien con conocimientos avanzados en jardinería quiera copiar las icónicas “rayas” de hierba de Wimbledon, puede hacerlo cortando y bajando el césped en línea recta mientras se usa una cortadora de césped con rodillos.

Mantenimiento de las herramientas

Es imprescindible que todas las herramientas se mantengan limpias y afiladas, ya que las herramientas que no estén en buen estado pueden rasgar la planta en lugar de cortarla limpiamente y dejarla vulnerable a las bacterias.

 

Facebook

Translate