WTA

Ashleigh Barty se alza con su primer Wimbledon

barty pliskova wimbledon 2021
Ashleigh Barty, campeona de Wimbledon 2021. | Foto: zimbio.com

Ashleigh Barty se proclama campeona de Wimbledon 2021 tras derrotar a Karolina Pliskova en una emocionante final decidida en tres sets (6-3, 6-7(4), 6-3). La australiana sufrió en un segundo set que tenía controlado y en el que sacó para partido con 6-5, pero termina cerrando en el tercero la consecución de su segundo Grand Slam. Pliskova sigue sin sumar Majors, y suma este subcampeonato al del US Open 2016. 

Ashleigh Barty Karolina Pliskova se encontraban en la final de Wimbledon 2021, en el que suponía el octavo enfrentamiento entre australiana y checa. El Head To Head favorecía ampliamente a la australiana, con un 5-2 global; pero 0-1 en hierba (cuartos de Nottingham 2016), y 0-1 en Grand Slam (octavos del US Open 2019). Este suponía el segundo enfrentamiento en 2021 entre la número 1 y la número 13, después del que se llevó en tres sets la australiana en los cuartos de Stuttgart.

Su trayectoria a la final no había sido excesivamente complicada para ninguna. Carla Suárez, en la primera ronda, fue la única que arrancó un set a Barty en su ruta a la final. En dos mangas ganó después a BlinkovaSiniakovaKrejcikovaTomljanovic, y la campeona de 2018, Angelique Kerber. Pliskova, en cambio, cedió su único set antes de la final en las semifinales ante Aryna Sabalenka. No perdió ninguno ante ZidansekVekicMartincovaSamsonova ni Golubic.

Barty, cómoda en la consecución de su segundo Grand Slam

En el comienzo del partido, la australiana se mostró muy cómoda con el errático juego de Pliskova, que hasta finales del primer set no iba a conseguir su primer winner del partido. Dos roturas iniciales colocaban a Barty con una sólida ventaja de 4-0, que la ponía en buena posición de ganar el primer parcial. Dos breaks seguidos para Pliskova, intercalados con otro de Barty, iban a sentenciar en favor de la Aussie el primer set por 6-3, cerrándolo con su servicio.

En el segundo set, una rotura inicial de Barty ofrecía la sensación de partido terminado. Barty restaba liderando 3-1 y 30 iguales, a poco de obrar el doble break. Pero Pliskova consiguió pasar del 1-3 al 4-3, y posterior 5-4, restando para set. La checa, a diferencia de su última final en Roma, en la que perdió 0-6 y 0-6 ante Swiatek, no tiraría la toalla hasta el final. Con 5-5, Pliskova cedería su servicio, y Barty sacaría para título, pero sentiría la presión y cedería. El tiebreak dictaminaría el desenlace de la final, y este sería favorable, momentáneamente, a Karolina Pliskova, por 7-4, para forzar el tercer set ante una muy tensa Barty.

En el tercer set, como en los dos anteriores, Barty comenzaría con break de ventaja. La australiana se colocaba con 3-0 de ventaja, y una vez más parecía caminar con firmeza hacia su primer título de Wimbledon. Sin excesivas complicaciones, ambas mantendrían sus cuatro servicios siguientes, y Barty se colocaría con 5-2 y resto. Ahí, Pliskova salvaría los muebles a duras penas, pero, sacando para título, esta vez sí, Ashleigh metería una marcha más, y conseguiría cerrar la final de Wimbledon por 6-3.

Campeona de Roland Garros y Wimbledon, como Muguruza

Ashleigh Barty se proclama así bicampeona de Grand Slam, tras el título conseguido en Roland Garros en 2019. Si Muguruza ganó Roland Garros en 2016, y Wimbledon a la segunda edición disputada (2017) desde su título en París, igual le ha sucedido a Barty, campeona en París en 2019 y ahora en Wimbledon en la segunda edición disputada desde entonces.

La australiana permanecerá en el número 1 al menos hasta septiembre, sacando 2.299 puntos a Naomi Osaka, número 2, el próximo lunes. La también ex número 1 del mundo Karolina Pliskova regresa al Top 10 para ocupar la séptima plaza del ranking.

Sobre el autor

Hugo Durán

Devoto del tenis y todos los deportes de raqueta. Juego al pádel en mis ratos libres. Vi a Safin ganar Australia con 15 horas de vida.

Translate