WTA

Karolina Pliskova y un 2020 con un final agridulce

Resultados Pliskova wta 2020
Pliskova celebra un triunfo en Roma | Foto: wtatennis.com

El 2020 comenzaba para la checa con un nuevo título, que hacía pensar que este año iba a ser el de su ansiado Grand Slam, pero no fue así. Derrotas inesperadas impidieron que esto sucediera, y la checa se volvió a quedar con las ganas de conquistar uno de los cuatro grandes.

Título y decepción en Asia

El 2020 era un nuevo año para Karolina Pliskova, año en el que buscaba por fin ganar el Grand Slam que tanto se le resiste. Y la temporada no podía comenzar mejor, con un título en Brisbane por tercera vez en su carrera. En el camino dejó a tenistas como Naomi Osaka o Madison Keys, a la que se impuso en la final, demostrando lo bien que se siente en este tipo de pistas rápidas, que ayudan a su tenis ofensivo.

Pero llegó el primer Grand Slam del año en Melbourne, y caería en tercera ronda ante Pavlyuchenkovay de nuevo se volvió a ver a esa Pliskova irregular en los Grand Slams, que acusa la presión. Acto seguido, llegaría la gira asiática de Dubái y Doha, la cual no fue positiva en ella, perdiendo en Dubai con la joven promesa kazaja Elena Rybakina, y en Doha ante la gran sensación del inicio de temporada, la tunecina Ons Jabeur. 

La burbuja estadounidense

Llegaba el parón por coronavirus, pero eso no frenó a la checa, que disputó algunos partidos de exhibición en tierra batida, con buenas sensaciones. El circuito regresaba, y lo hacía en Cincinnati, en donde caería en primera ronda ante la siempre complicada Veronika Kudermetova, una jugadora muy ofensiva, y que supo cómo hacer daño a la checa, y así vencerla en dos apretados sets.

En el US Open, y tras una cómoda victoria ante Kalinina  en primera ronda, caería ante Caroline Garcia en segunda ronda, dejando unas sensaciones muy pobres. Sobre todo desde el fondo de pista, y siendo incapaz de rematar la faena en los momentos importantes, demostrando una vez más que todavía le quedan cosas para mejorar si quiere conquistar algún día un Grand Slam.

La tierra batida

Tras esa decepción en la gira americana, llegaba la gira de arcilla europea. Y Karolina empezó con el pie derecho, en Roma, donde ya había reinado un año antes, este año volvió a alcanzar la final. Las sensaciones fueron positivas durante toda la semana, con un saque que la acompañó, y un juego de fondo que destacó por su mejoría en este torneo.

La final no pudo acabarla como ella quería, puesto que una lesión la obligó a retirarse ante Simona Halep en el partido decisivo, permitiendo que la rumana se alzara con su primer título en la capital italiana. Tras esta semana de buenas sensaciones, llegaba Roland Garros, un torneo que no le trae malos recuerdos a la checa, en el cual llegó a semifinales en 2017. Tras un duro partido ante la egipcia Mayar Sherif, en segunda ronda se toparía con la ex campeona en Paris, la letona Jelena Ostapenko, la cual la derrotó en dos sets, y poniendo fin a la aventura de la tenista checa en Paris.

Punto y final en Praga

La temporada para ella concluía en casa, en Praga, y lo hacía con otra derrota a las primeras de cambio, ante la rusa Veronika Kudermetova, que la derrotaba por segunda vez en esta temporada.

Terminó así un año que comenzó muy bien para la checa, pero que con el paso de las semanas no encontró regularidad, salvo esa buena semana en Roma. Tiempo de descanso y de reflexión, para una Pliskova que decidió cambiar su equipo de trabajo, contratando a Sascha Bajin como nuevo entrenador para 2021, sabedora quede que necesita ese impulso que la catapulte de nuevo a luchar con las mejores de manera más constante.

Translate