Crónicas Grand Slam WTA

Territorio Muguruza para acceder a cuartos del Australian Open

Muguruza Bertens Australian Open 2020
Garbiñe Muguruza regresa a los cuartos del Australian Open 2020. Foto: Zimbio

Garbiñe Muguruza regresa a los cuartos de final del Australian Open 2020 después de tres años al vencer sobre la Rod Laver Arena a Kiki Bertens (6-3, 6-3) en hora y ocho minutos de juego. Se enfrentará a Angelique Kerber o Anastasia Pavlyuchenkova.

Junto a la inercia positiva de ganar a Elina Svitolina, la tenista española gozó de las plenas sensaciones para enfrentarse a una tenista con la que se había topado en tres ocasiones y el balance favorecía a Garbiñe con un 2-1. La holandesa, llegaba sin perder un set en sus respectivos partidos ante Irina Camelia Begu, Arina Rodionova y Zarina Diyas.

Territorio Muguruza

Dos juegos de inicio donde los restos fueron los protagonistas de la acción. Poco ritmo sobre la pista, y quién se imponía con su derecha era la mujer que estaba mayor favorecida. En este terreno, Muguruza se topaba con mucha confianza en un golpe que no suele ser su punto fuerte. Caminaron solventes en su turno de servicio, sin que el desgaste físico fuera un arma ante los 24ºC que asomaban por la Rod Laver Arena de Melbourne.

En el séptimo juego, la española volvió a recolectar alabanzas para ser candidata al break que le llevaría después a servir por el encuentro. Con 6-3, en apenas 30 minutos se encontró por delante en el marcador. Además, el segundo set inició con la garantía de ponerse por delante con un 1-0. Sin embargo, la tenista holandesa pudo igualar la cita realizando un importante contrabreak para sus intereses.

Nos encontrábamos con una Garbiñe entera de confianza, muy suelta de piernas y con mucha intención mediante todos sus golpes. Con el revés cruzado conseguía hacer mucho daño para acto seguido meterse en media pista y conectar un punto ganador. Sin embargo, lo que le está funcionando realmente bien en tierras australianas son los golpes de derecha, y la seguridad con el saque. 

Nuevo quiebre el que vivió la pupilo de Conchita Martínez que fue de cara en un encuentro que cabalgaba al ritmo impuesto por ella. No quiso esperar lo más mínimo y con 3-5 al resto, fue a por todas continuando con su agresividad. Llegó la primera opción de partido, pero con un error se esfumó. Aun así, iba a llegar una segunda y en esta ocasión, la oportunidad no fue desechada por la tenista nacida en Caracas. 

Translate »