Opinión

Stan Wawrinka, Dominic Thiem y un 2021 para olvidar

stan wawrinka dominic thiem
Warinka y Thiem tras un partido | Foto: atptour.com

Stan Wawrinka y Dominic Thiem solo disputaron 6 y 18 partidos la temporada pasada por sus respectivas lesiones de pie y muñeca.

No miento si afirmo que siento especial predilección por los jugadores de revés a una mano. Sampras, Becker, Corretja, James Blake, Denis Shapovalov, etc. Siempre me deleito viéndolos jugar en el circuito u observándolos en vídeos. Más si son regulares y compiten de tú a tú frente a los más grandes. O bien si ellos mismos lo son o están un pequeño escalón por debajo. Dos nombres salen a la palestra si se mencionan estas categorías: Stan Wawrinka y Dominic Thiem. Stan con 3 y Dominic con 1 suman 4 Grand Slams.

El suizo, de 36 años, y el austriaco, de 28, han sido dos de las ausencias más sonadas esta última temporada. Dos de los representantes más punteros de jugadores con revés a una mano. Stan the Man considerado para muchos como el mejor revés a una mano que ha dado el tenis. Su año acababa el pasado 9 de marzo en Doha con un saldo de 3 triunfos y 3 derrotas. Su lesión en el pie izquierdo le impedía continuar. Por su parte, el austriaco y ex número 3 del mundo decía adiós al circuito el 22 de junio en Mallorca por unos problemas en su muñeca derecha. Su temporada finalizaba con un récord de 9-9.

Estas bajas el curso pasado me arrebataron dos muy buenos motivos en los que siempre reparo a la hora de consumir tenis. A fin de seguir el deporte como un aficionado más, algunos individuos siempre eligen a qué tenistas van a seguir y apoyar más allá de su nacionalidad.  De esta manera consiguen engancharse y se viven los partidos con un fervor y una pasión impropias del seguidor neutral. Tal es mi caso con Dominic y Stan. Imagínense que por un momento el Barça no puede disputar partidos en 2022. Esta noticia haría añicos las esperanzas de muchos blaugranas que querrían ver a su equipo pelear por todo un año más. Este elemento es muy perjudicial para el deporte rey de raqueta. Si tus principales ídolos no están pudiendo vestirse de corto, es muy probable que pierdas en parte el interés. Ahí está el ejemplo de Roger Federer.

Pero no solo en cuanto al seguimiento del tenis. Las consecuencias van más allá. Quizás ya no tanto Wawrinka pero sí Dominic Thiem. El austriaco pierde el H2H frente a Novak Djokovic por 5 victorias a 7. A pesar de ello, desde 2017 se impone en este registro el de Wiener Neustadt. 5 triunfos por 3 del serbio. En una temporada en la que Roger Federer y Rafa Nadal también han estado lastrados por las lesiones, los Medvedev, Zverev y Tsitsipas han sido los rivales naturales de Nole. A pesar de su derrota en los Juegos Olímpicos, US Open y Copa de Maestros, sus 3 majors de 4 son una clara amenaza para los otros dos representantes del Big Three y para los aspirantes a entrar a la élite más absoluta.

Según apunta el rotativo suizo NZZ, no se espera que Stan Wawrinka vuelva al circuito ATP hasta marzo del próximo año por sus molestias en el pie izquierdo. Lo hará cuando esté cerca de cumplir los 37 años y muy alejado de las primeras posiciones del ránking. De hecho, ahora es el 82 del mundo. Pero, ¿qué hay de Dominic?

El austriaco sorprendió a sus seguidores con su baja en el torneo de exhibición de Abu Dhabi. Sin embargo, ya pueden y podemos respirar tranquilos. El pasado miércoles comentó en rueda de prensa que ya no siente dolor en su muñeca pero que aún le falta confianza en su derecha. La ATP Cup iba a ser su puesta a punto antes del primer GS del año: el Open de Australia. En cambio ha confirmado que no estará y siembra dudas sobre su presencia en el Major australiano. También había confirmado participación también en los ATP 500 de Río y 250 de Buenos Aires, ambos en las primeras semanas de febrero. Thiem, 15 del mundo, quiere volver a entrar en el top 10 después de más de un lustro en tan selecto grupo.

Por el bien del tenis, estas dos figuras han de seguir luchando en los próximos años. Porque un circuito ATP sin Stan Wawrinka y Dominic Thiem es un circuito  mucho menos interesante.