WTA

Sorribes necesita tres sets para ganar a Trevisan

Sorribes Trevisan Bad Homburg
Sorribes supera la primera ronda. Foto: WTA

La española logró el pase a la segunda ronda al ganar en el WTA alemán. Necesitó tres parciales para ganar con un 6-4, 3-6, 6-2 y se deberá enfrentar a la nipona Misaki Doi.

Sara Sorribes debutaba el lunes en el primer turno del torneo alemán. Bad Homburg era el inicio para la española de la gira sobre hierba. Un primer duelo ante una terrícola como es Trevisan. Por el estilo de juego era Sara la favorita, aunque ya sabía que no lo iba a tener fácil ante una jugadora con mucha garra que lucha todas las bolas. No se habían enfrentado en ninguna ocasión y en Alemania iban a medir sus fuerzas por primera vez.

 

Mal empezó Sara, bastante errática y algo atenazada en los primeros compases. Nunca es fácil el cambio de superficie y es que la valenciana estaba debutando esta temporada sobre césped. Trevisan tomó ventaja rápidamente y se marchó hasta el 3-0, poniendo las cosas muy complicadas en la primera manga a Sara. La española iba a seguir peleando como de costumbre. Con el 4-1 llegó una gran remontada y es que Sara ya había entrado en el partido y su juego rocoso le ponía complicado ganar los puntos a Trevisan. Desde ese momento todo cambió y con cinco juegos consecutivos para la española acabó dando la vuelta a la primera manga y con el 6-4 estaba más cerca de ganar en el debut.

Trevisan volvió a salir más cómodo y acertada con su drive. Se animaba la transalpina constantemente con su puño cerrado, dando muestras de que iba a por la remontada. Otra vez ocurría lo mismo que en el primer set. Trevisan empezaba 2-0 y es que había dado un pasito más en su juego y movía de un lado a otro a su rival. Sara respondió con un contra break y rápidamente ponía el 2-1 para no dejar escapar a su contrincante en el marcador. El duelo se había igualado y Trevisan aguantaba ante Sara. La transalpina llegó a los juegos decisivos del segundo set por delante, 4-3. A partir de entonces, todos los juegos fueron para Martina.

En el tercer set, hubo dos juegos consecutivos en el que el resto se impuso con juegos en blanco. A partir del 2-2, todos los juegos serían para la que partió como séptima cabeza de serie del cuadro. Aprovechó las dos bolas de quiebre que tuvo para seguir adelante.

 

 

Translate