Opinión

El Sidney Open, un regalo envenenado para Aslan Karatsev

Sidney Open Aslan Karatsev
Karatsev con el título en el ATP Sídney | Foto: atptour.com

Al número 15 del mundo le ha pasado factura su participación en el ATP 250 Sídney, torneo anterior al primer Grand Slam de la temporada.

Karatsev pagó los excesos. Un Mannarino pletórico le apeó del Australian Open. 7-6 (4), 6-7 (4), 7-5 Y 6-4. Tres sets que no se dilucidaron en lo que se acostumbra, cuatro horas y 39 minutos. Una duración más propia de un partido de cinco mangas que de cuatro. A diferencia de lo que pudiera pensarse, Mannarino plantó cara demostrando que la victoria contra Hurkacz no fue casualidad.

Si se observa un resumen de los partidos de Karatsev, el espectador puede tomar una opinión sesgada. En muchas secuencias se verá al ruso dominar y realizar un punto ejecutado a la perfección. Sin embargo, la realidad difiere de esta situación. A Aslan se le complican también las cosas a menudo y sufre cuando su rival impone su plan.

Así sucedió precisamente contra Mannarino. Tras dos sets muy igualados, el tercero parecía que podía caer de su lado. 2-4 se llegaba a poner. Aun así, el francés rompía a la primera oportunidad que disponía. De sus últimos tres turnos de servicio, perdía Aslan dos. 

De los siete partidos que ha disputado Aslan Karatsev esta temporada, solo en dos su rival no ha conseguido arrancarle un set. Son 6 victorias y 1 derrota para él pero un traspiés muy amargo. Para su último encuentro llegaba después de más de 16 horas y media en pista. 9:08 en Sidney y 7:31 en Melbourne. De hecho, en el cuarto set contra Mannarino tenía que recibir atención médica. Peaje muy alto para un soldado caído ya en batalla.

Lejos quedan ya para el ruso esas semifinales del año pasado en el major aussie. El de Vladikavkaz accedía a esta instancia luego de superar a Mager, Gerasimov, Swartchamnm, Auger-Aliassime y Dimitrov. Novak Djokovic, eso sí, le vencía en sets corridos por 6-3/6-4 y 6-2.. 

Nadie duda del arsenal ofensivo de Aslan Karatsev, si bien debe ser más resolutivo en ciertos tramos de los partidos. De lo contrario, lo de Australia no será excepción. Y hay cierto componente de drama para él. Solo ha podido defender 90 de los 720 puntos que otorgan las semifinales de los torneos de esta categoría máxima. Esto es, 630 unidades menos que se restan de sus actuales 2.553. O lo que es lo mismo, 1923 puntos que lo empujan como mínimo a la posición 25 del ranking.

Sí, de la 15 a la 25. Y todavía hay más. El número tres ruso deberá defender también 500 puntos en Dubai debido a su entorchado allí la temporada pasada. Sin duda sensaciones agridulces para Aslan, que había empezado bien el año con ese título en el ATP 250 de Sídney.

 

Translate