Opinión

Quiero terminar esta noche festejando, así como la empezamos con el tenis



Diego Schartzman celebra un punto | Foto: www.atpworldtour.com

Los Argentinos empezamos muy bien el día, festejando los buenos triunfos de Diego Schwatzman y de Juan Manuel del Potro. Le pido a Dios, que podamos terminar el día así, festejando. ¡Vamos Argentina! Con todo, a dejar todo en Quito.

Las jornada no solo fue buena para los argentinos, sino también los tenistas americanos. La jornada comenzó con un apretado triunfo de John Isner (4-6, 7-6(5), 7-6(6)) sobre el serbio Lajovic. Un triunfo a lo Isner, con la potencia y contundencia de su servicio. Los 29 aces, más de un set solo en servicios directos, así lo certifican.

Ryan Harrison, a pesar de sus altibajos no tuvo inconvenientes en superar por (6-3, 6-4) al invitado local Ze Zhang, quien se dio el gusto de jugar otro Masters 1000.

Steve Johnson se encontró con un impensado regalo, el australiano Nick Kyrgios que se retiró al finalizar el primer set sin ningún motivo que lo justifique. Así, el australiano suma otra actitud polémica, que poco ayudan a su gran carrera tenística. El norteamericano había ganado ese primer parcial en tie break (7-6(5)).

El norteamericano Jack Sock también tuvo que retirarse ante el ucraniano Alexandr Dolgopolov. A Sock se lo notó como fatigado a partir del segundo set, finalmente abandonó en el transcurso de la tercera manga afectado por el calor. En ese momento Dolgo iba adelante (4-6, 6-1, 2-1).

El norteamericano Sam Querrey presentó un tenis sólido, sin fallos, con su habitual potencia, ante un japonés Yuichi Sugita, errático, sin dudas en un mal día. Querrey ganó con comodidad por (6-3, 6-2) en apenas 55 minutos.

La sorpresa del día estuvo a cargo del serbio Viktor Troicki, superando a Denis Shapovalov por (6-7(3), 6-3, 6-0). Justamente ayer el canadiense se había convertido en el tenista más joven, con 18 años y 6 meses, en alcanzar el Top 50. Sin quitarle méritos al gran triunfo de Troicki, fue un mal día de Shapovalov.

Para los argentinos la mañana había comenzado con el buen triunfo de Diego Schwartzman sobre el australiano Jordan Thompson por (6-4, 7-6(4)). El partido tuvo un comienzo muy favorable para el argentino, Thompson arrancó muy irregular con su servicio, teniendo muchas dificultades para ganar los dos primeros saques, en los que Diegui no pudo aprovechar la 9 oportunidades de quiebre que se le presentaron. Finalmente la rotura llegó en el tercer juego de saque del australiano, en el que por fin Schwartzman lo consiguió y parecía encaminarse a un cómodo triunfo.

La reacción de Thompson no se hizo esperar, mejorando notablemente su saque y el partido se volvió a equilibrar, siendo más entretenido para el público. El buen servicio del Pequeño de Villa Crespo impidió cualquier reacción del australiano y el primer set quedó en manos del argentino (6-4). El segundo parcial fue netamente a favor del sacador, todos los puntos fueron dominados por el servicio con mucha comodidad. Así se llegó a la definición por muerte súbita, o “por penales”, como acostumbramos decir los argentinos. El juego de Diegui estuvo más fino, más preciso que le permitió ganar el tie break por 7-4, para festejar el punto, set y partido.

Juan Martín Del Potro golpea una derecha | Foto: www.atpworldtour.com

En la segunda ronda Peque se enfrentará en el gran Roger Federer, uno de los grandes atractivos de la jornada de mañana. Diegui está jugando a su mejor nivel, sólido con su saque, fuerte mentalmente, que le permite jugar muy parejo y sin fisuras. Pero de ahí a ganarle de Federer…

Luego fue el turno de Juan Martín Del Potro, quien había dejado muchas dudas en su debut, por su tenis irregular y por su estado físico. Afortunadamente Delpo tiene el gran privilegio de contar con un excelente saque. Si el desarrollo del juego se le presenta favorable, el resultado es muy sencillo, un cómodo y buen triunfo de Delpo por (6-3, 6-4). La Torre de Tandil quebró en la primera oportunidad de rotura que se le presentó, en el primer juego de servicio de Andrey Rublev. Así se fue al primer descanso con un cómodo 3-0. Después Delpo jugó con mucha tranquilidad, su excelente saque impidió cualquier reacción del juvenil tenista ruso. El primer set fue por un 6-3, sin ningún tipo de susto para el argentino.

La segunda manga comenzó con Rublev al saque. Quizás por su mente pasó lo sucedido en el primer parcial, en todo caso se lo notó muy nervioso, que lo llevaron a cometer tres dobles faltas y desarrollar un tenis con muchos errores. Delpo se dio cuenta de esta situación, e inteligentemente puso en juego la pelota, para que los nervios y el enojo del ruso hicieran el resto. Delpo quebró de entrada, otra vez con la gran tranquilidad de jugar con esta ventaja se mostró confiado en su gran servicio, no dejando lugar a ningún tipo de reacción del tenista ruso. Ganó el set por 6-4, pese a lo apretado del marcador, fue con mucha tranquilidad y comodidad. Que se entienda bien, Delpo no ganó por suerte, sino que aprovechó bien las ventajas que le dio su rival y luego jugó con mucha tranquilidad, con un juego sólido, con un saque contundente que le aportó 14 aces y muy pocos fallos que le administraron la ventaja suficiente para llevarse un triunfo cómodo.

Mientras festejaba este buen trabajo de Delpo pensaba, luego rogaba que Messi y sus compañeros dispusieran esta noche de la misma fortuna que dispuso Delpo. ¡Vamos ARGENTINA CARAJO!

Sobre el autor

Tie Break

Apasionado del tenis en general, del tenis argentino, mi país natal. en particular. Me gusta seguir a los tenistas argentinos por los torneos juveniles (ITF-Junior), y los Future. Todo el Tenis que haya por TV e Internet no pasará desapercibido.

1 Comment

Click aquí para escribir un comentario
Translate »