Opinión

Que esta semana el Papa Francisco nos ilumine a Messi, también a Delpo y Diegui.

Del Potro jugando en el US Open
Del Potro jugando en el US Open | Foto: www.atpworldtour.com

Ya entramos al último trimestre del año, en la recta final de la temporada del tenis mundial. Una temporada  2017 sorprendente, con muchos tenistas de élite lesionados, los inesperados retornos a gran nivel de Rafael Nadal y Roger Federer y las gratas revelaciones de jóvenes tenistas que se están acercando al podio. Sasha Zverev ya está, otros están muy cerca.

Dentro de ese marco esta semana tendremos el penúltimo Master 1000 de la temporada que será en Shanghai. Lamentablemente será un torneo con escasa presencia sudamericana. El flojo nivel mostrado por los tenistas del continente durante la temporada, hizo que solo tres de ellos clasificaran directamente: Juan Martín Del Potro, Diego Schwartzman y Pablo Cuevas. Más lamentable aún, al menos para mí, que varios otros tenistas tenían la oportunidad de jugar fase previa y optaron por otras alternativas. Horacio Zeballos y Federico Delbonis ni siquiera se anotaron a la clasificación, optaron por jugar torneos Challenger sobre polvo de ladrillo. Guido Pella y Nicolás Kicker estaban anotados, clasificaron para jugarla, pero optaron por bajarse. Nico, con un WC, jugará el Challenger de Buenos Aires, Guido prefirió el descanso.

El único argentino en presentarse a jugar a fase previa fue Leonardo Mayer. El correntino, tras una buena presentación ante el ucraniano Stakhovsky, fue eliminado en la ronda final por el norteamericano Francis Tiafoe. El brasileño Thiago Monteiro, el restante sudamericano en jugarla, fue eliminado en la primera ronda por el francés Chardy.

En el cuadro de dobles, hay grandes expectativas por la presentación de la pareja colombiana Juan Sebastián Cabal/Robert Farah. La pareja cafetera aún tienen posibilidades de clasificar al Master Final de Dobles, donde sí estará presente el veterano brasileño Marcelo Melo junto a su compañero Lazlo Kubot.

Juan Martín Del Potro, ubicado en el puesto 24 del escalafón mundial viene cumpliendo una floja temporada, sin títulos, apenas una final. Su gran actuación en el US Open despertó nuevas ilusiones en la apasionada hinchada argentina, pero parecería solo una ilusión. Su eliminación en la segunda ronda en Pekín lo devolvió a la realidad. Creo que no está ni física ni mentalmente preparado para afrontar las exigencias de un Master 1000. Pero viniendo de Delpo, nunca se sabe. De pronto se levanta con todas las ganas y me hace tragar todo esto que escribí.

La Torre de Tandil debutará contra el georgio Nikoloz Basilashvili, quien viene cumpliendo una campaña bastante irregular. En esta temporada, Delpo ganó todos los partidos iniciales y creo que esta no será la excepción. No tendrá inconvenientes de pasar a la segunda ronda, donde podría encontrarse con el ruso Rublev o el bosnio Dzumhur. Si logra pasarla, en los octavos de final se encontraría con Sasha Zverev. Ahí sí, si no aparece el Delpo de los milagros, a preparar las maletas e irse para Europa.

Diego Schwartzman, quien hoy está ubicado en el puesto número 29, nos viene sorprendiendo partido tras partido. Por su buen juego y por óptima preparación física y mental. Cuando se pensaba en un bajón por su floja presentación en la Copa Davis, nos muestra todo lo contrario. Su gran actuación en Tokyo fue frenada por el gran momento del belga Goffin en semifinales en dos apretados tie break.

Diegui no debería de tener inconvenientes de superar en su debut al australiano Jordan Thompson. Este año ya le ganó sobre polvo de ladrillo y sería una sorpresa si fuese eliminado. Pero el sorteo le jugó una mala pasada, en la segunda se enfrentaría con el gran Roger Federer. Un escollo muy difícil de superar, a pesar del gran momento del Peque de Villa Crespo.

El oriental Pablo Cuevas es nuestro tercer representante. Ya fue eliminado en el día de hoy por el norteamericano Jared Donaldson en tres sets (6-7 (7), 6-4, 6-4)

En fin, en una semana muy difícil para los argentinos, así como en el fútbol rogamos, imploramos que este martes el Papa Francisco ilumine a Messi, también pidamos por una buena semana de Delpo y Diegui

Sobre el autor

Tie Break

Apasionado del tenis en general, del tenis argentino, mi país natal. en particular. Me gusta seguir a los tenistas argentinos por los torneos juveniles (ITF-Junior), y los Future. Todo el Tenis que haya por TV e Internet no pasará desapercibido.

1 Comment

Click aquí para escribir un comentario
  • Sufrido, angustioso triunfo de Juan Martín Del Potro. Delpo comenzó muy bien, firme con su servicio, aprovechó el juego errático, lleno de dudas y errores del georgiano Basilashvili y ganó con comodidad el primer set por 6-2, en apenas 23 minutos.
    Nikoloz Basilashvili mejoró su nivel de juego en el segundo set, cometió muchos menos errores, atacó constantemente sobre el revés del tandilense. Con muy poco equilibró el juego, aparecieron los errores de parte de Delpo y se quedó con el segundo set por 6-3.
    El tercer set mostró a un Delpo cansado, con poca movilidad. Pudo mantener el equilibrio en el marcador gracias a su buen saque. Así llegamos al noveno game, empatados en cuatro. El cansancio de La Torre de Tandil se hizo más notorio, impreciso con su saque (cometió 3 doble-faltas), se vivieron momentos muy dramáticos, Delpo pudo levantar 4 puntos de quiebre, contando con la gran ayuda del georgiano, con sus dudas, con sus errores. Así Delpo pudo ganar su servicio en un largo game que duró más de 12 minutos.
    Sin dudas estas oportunidades desaprovechadas afectaron el ánimo de Basilashvili, quien entró a jugar el décimo juego condicionado, enojado consigo mismo. Así perdió rápidamente su servicio, sel set y el partido.
    Las estadísticas dirán que ganó Juan Martín Del Potro por (6-2, 3-6, 6-4). Pero su juego dejó muchas dudas, llamó mucho la atención su prematuro cansancio.
    Mañana jugará la segunda ronda contra el ruso Rublev. Un partido muy complicado. Tendrá que mejorar y mucho, si quiere seguir con vida en este Master-1000.

Translate »