Curiosidades

”Milagro” Panatta: el pionero de los éxitos del tenis italiano

Adriano Panatta Italia
Adriano Panatta voleando. | Foto: pinterest.com

El tenis italiano vive una de sus épocas más doradas. En los últimos años, han conseguido que Italia sea una de las potencias incuestionables en el tenis femenino, y que en el masculino, tengan un futuro apasionante con talentosos jugadores dispuestos a comerse el mundo. Para llegar a todos estos éxitos, se tuvo que partir de una base, Adriano Panatta, único campeón italiano (masculino) de Grand Slam en la Era Open.

Adriano Panatta, il pionero

Adriano Panatta es un ídolo en el tenis italiano. El romano, nacido en 1950, consiguió ganar Roland Garros en 1976, siendo el único jugador de la historia capaz de ganar a Bjorn Borg en París (hasta dos veces). Si bien Nicola Pietrangeli había conseguido ganar un par de veces Roland Garros anteriormente, sus éxitos se minimizaron al no ser durante la Era Open. Lo que sí consiguió Pietrangeli en Era Open fue el primer Masters 1000 italiano, al ganar en Montecarlo 1968, pero el gran triunfo en cuanto a Masters para Italia llegó con Panatta al coronarse este en Roma 1976. Desde entonces, sólo Corrado Barazutti y Fabio Fognini han vuelto a ganar Masters para Italia, pero quien marcó el camino en la Era Open fue, indudablemente, Adriano Panatta.

El tenis femenino italiano

La última década del tenis femenino ha sido brillante. Las cuatro mejores italianas de la historia han coincidido unas con otras, creciendo y llevando el nombre de Italia a todos lados desde 2010. En aquel año tan importante para el deporte en general, Fracesca Schiavone ganaba el primer Grand Slam femenino de la historia de Italia, al derrotar en la final de Roland Garros a Stosur. Un año después, llegaría a la final, perdiendo contra la china Na.

Entonces tomaría el relevo del dominio italiano Sara Errani. La de Bolonia destacó por llegar a la final de Roland Garros en 2012, que perdió contra Sharapova el día que esta completó el Grand Slam, y haría otras dos semifinales de Grand Slam después.

Por último, dos grandes amigas, como Flavia Pennetta Roberta Vinci lograron una proeza: una final de Grand Slam 100% italiana. Fue la del US Open 2015; torneo que pasará a la historia por este hecho, por la victoria de Vinci ante Serena Williams, que privó a la GOAT de conseguir el Grand Slam del año (ganar los cuatro seguidos), o por el anuncio de la retirada de Pennetta en la ceremonia de entrega de trofeos. Todas ellas han hecho del tenis italiano todo un referente a nivel mundial. Una era inigualable.

Presente, y un futuro más que esperanzador

Las grandes italianas se han ido retirando poco a poco en los últimos años. Por ahora, ya han colgado la raqueta Pennetta, Vinci y Schiavone, pero Errani sigue intentando dar guerra. En cambio, el tenis masculino vive hoy mismo su época más dorada. Fabio Fognini ha llevado el tenis a otro nivel, y sigue intentando conseguir ser el mejor italiano de la historia, aunque no será fácil mientras no gane un Grand Slam. Lo que sí tiene a tiro es convertirse en el italiano con más victorias ATP, ya que sólo necesita 22 victorias para superar a Seppi y Panatta.

Aun así, los éxitos de ”Fogna” son ya conocidos por todos. El de San Remo ha dado mucho que hablar por lo bueno y por lo malo, pero sin duda el momento más álgido de su carrera llegó en el US Open 2015. El mismo que su esposa, Flavia Pennetta, acabó ganando, sí. Fabio ganó a Rafa Nadal en la tercera ronda, siendo el primer jugador capaz de remontarle al español una desventaja de dos sets en Grand Slam. Además, ha ganado a Rafa en otras tres ocasiones, y a Murray en un total de 4.

Y por ahí han llegado en los últimos años otros que no han defraudado. Seppi, que ganó a Federer en Australia. Berrettini, semifinalista del US Open a las primeras de cambio. Cecchinato, cargándose a Djokovic en Roland Garros para llegar a semis. Y en la retaguardia, un Jannik Sinner con ansias y capacidad de comerse el mundo.

La labor de la Federación Italiana de Tenis

Todo pasa por algo, o eso dicen. En este caso, el éxito actual (y previsiblemente futuro) del tenis italiano, es causalidad y no casualidad. La Federación Italiana de Tenis (FIT) ha estado al pie del cañón en todo momento potenciando las estrellas del futuro. Ahora mismo, el país mediterráneo organiza el Masters de Roma masculino y femenino, las Nitto ATP Finals, y otros 9 Challengers. Así es como se consiguen las cosas en el tenis, y Adriano Panatta, marcó el camino.

Sobre el autor

Hugo Durán

Devoto del tenis y todos los deportes de raqueta. Juego al pádel en mis ratos libres. Vi a Safin ganar Australia con 15 horas de vida.

Translate