Curiosidades

La admirable carrera de Horacio Zeballos



Títulos Horacio Zeballos
Zeballos en Miami 2016 | Foto: ATP Tour

Un día como hoy pero en 1985 nacía Horacio Zeballos en la ciudad de Mar del Plata, Argentina. En la siguiente nota repasamos lo más destacado del tenista albiceleste, quien atraviesa uno de los mejores momentos de su carrera.

Muchos sueños se presentan producto de otros, ya sea por la variación de los mismos o quizás porque el camino te hace reflexionar y replantearte nuevas metas. Este fragmento refleja un corto pero explicito resumen de la vida tenística de Horacio Zeballos, quien en algún momento apostó todo al singles para posteriormente convertirse en una de las grandes estrellas del dobles internacional.

Más popularmente conocido como “Cebolla” en el entorno deportivo, el marplatense que hoy llega a sus 35 años de edad es considerado una de las grandes revelaciones en los últimos años. Su conducta y disciplina le posibilitaron ubicarse cerca de lo más alto del circuito en el ranking de parejas, algo que hasta hace un tiempo (no muy lejano) era un hito inimaginable.

Inicios

Todo comenzó allá por 2004 cuando a los 19 años de edad Horacio alcanzó su primera final de Futures, precisamente en su provincia. Lo cual daría el puntapié inicial a grandes logros que al año siguiente llegarían, alcanzando las finales de los Challengers de Pescara y Barranquilla. Título que se presentaría recién en 2008, con la consagración en el torneo de Recanati, derrotando en la final a Grega Zemlja.

La del 2009 sería una temporada particular para Zeballos, ya que se situó como el número 3 de su país, por detrás de Juan Martín del Potro y Juan Mónaco. Completó un récord de 48-14 en el circuito Challenger, con un total de 5 trofeos. Clasificó a su primer Grand Slam (US Open) donde avanzó una ronda. Además de acceder a su primera final de ATP en San Petersburgo, cayendo ante el ucraniano Sergiy Stakhovsky.

Luego empezó a tener altibajos en su carrera, con sucesivas eliminaciones en primeras rondas, sumado a una baja de intensidad en su nivel.

En 2013 comenzó ganando en Sao Pablo, para semanas después derrotar en la final del ATP 250 de Viña del Mar a Rafael Nadal, quien volvía al circuito tras 7 meses de lesión. Con esta victoria se aseguró escalar 30 puestos en el ranking, situándose en el 39°, el mejor logrado en su carrera.

Anécdota del Lucky Loser

Transcurrieron 3 años de idas y vueltas, bajando a disputar diversos certámenes del circuito Challenger. Pero llegado el 2016, el argentino vivió una increíble situación durante el Masters de Miami.

Cebolla jugó la clasificación como el número 9° no preclasificado. Derrotó a Ryan Harrison en su primer partido, pero rápidamente se despidió al verse superado por Yoshihito Nishioka. El sábado 26 de marzo estaba programado un partido por la 2° ronda entre Roger Federer y Juan Martín del Potro, pero el suizo se resintió de una lesión en la rodilla y le otorgó su lugar a Zeballos, quien derrotó al 4° del ranking y compatriota por un doble 6-4. En 3° ronda derrotó al español Fernando Verdasco por (1-6, 6-4 y 7-6), salvando un match point, en un partido donde el europeo lo acusó de exagerar sobre sus deficiencias físicas, después de que el sudamericano pidiera asistencia médica en el 3° set.

Las cosas serían diferentes en los octavos frente a David Goffin, ya que caería por (5-7 y 3-6), poniéndole final a su “loca” travesía.

Cambio de planes

Atravesada la temporada de 2016, las cosas empezaron a ser distintas, ya que pese a disputar torneos en individuales, el marplatense comenzó a inclinarse por la disciplina entre parejas, algo que ya había experimentado con de gran manera en el transcurso de su carrera.

Durante sus primeros años como tenista, el dobles siempre formo parte de su calendario. En 2010 alcanzó su primer título de ATP, en Buenos Aires. Algo que permitió luchar por el US Open en los meses posteriores, donde llegó a semifinales junto a Eduardo Schwank.

La capacidad para leer los puntos y aprovechar los espacios lo llevó a una gran cantidad de consagraciones en este ámbito, convirtiéndose en uno de los jugadores más respetados por los históricos.

Llegado el 2018 todo empezó a estar enfocado plenamente en los dúos, consiguiendo el ATP 500 de Hamburgo, sumado a los otros 250 de Bastad y Buenos Aires. En 2019 todo se tornó cada vez más importante, los objetivos fueron concretándose y las expectativas se reflejaron ascendentemente. Los dos grandes logros se presentaron en los Masters 1000 de Montreal e Indian Wells, ambos con victoria. Cerrando la racha con una caída en la final del US Open ante la dupla número uno del mundo, de los colombianos Cabal y Farah.

En este lapso los compañeros fueron variando, entre ellos encontramos a Andrés Molteni, Julio Peralta, Máximo González, Nikola Mektic y Marcel Granollers, este último hasta la actualidad. Su mejor ranking fue 3° en septiembre del 19’ y en este momento se ubica 4°.

El 2020 también fue fructífero antes del párate, coronándose en Buenos Aires y Sao Pablo, junto al español. Con su extensa trayectoria, Horacio Zeballos se ganó admiración dentro del ATP. Atravesando altos y bajos, pero siempre con dedicación.

Facebook

Translate