Entrevistas

Sergiy Stakhovsky: “Ganarle a Roger Federer en Wimbledon fue el momento más especial de mi carrera”

Sergiy Stakhovsky habla en exclusiva con Canal Tenis sobre su retiro, su participación en el Consejo de Jugadores, sus mejores momentos,  y su emprendimiento en la industria del vino, entre otras cosas. Además, armó su tenista perfecto y se sometió al nuevo reto de Canal Tenis.

Sergiy Stakhovsky (1986, Kiev, Ucrania) es un tenista con una larga trayectoria en el circuito ATP. Actualmente ocupa el puesto 169° del ranking ATP, mientras que su mejor posición fue la 31°, lograda en Septiembre de 2010. Su último título fue en Newport 2019 en la modalidad de dobles, junto con Marcel Granollers; mientras que su último partido fue ante Wu Tung-Lin por Copa Davis, en donde salió victorioso en tres sets.

Luego de una práctica matutina de tenis, preparándose para jugar en el torneo de exhibición de Budapest, Sergiy tuvo la amabilidad de darme unos minutos de su tiempo para poder hablar de tenis y pasar por el nuevo Challenge de Canal Tenis, en el cual los jugadores se someten a contestar la mayor cantidad de preguntas en 2 minutos y una vez que terminan, nominan a otros dos tenistas para hacer el reto. En este caso, debido al pequeño delay que había en la videollamada, opté por otorgarle unos segundos más.

Hola Sergiy, muchas gracias por darme unos minutos de tu tiempo. Primero que nada, ¿cómo estás llevando la cuarentena?

Básicamente no está tan mal… todavía nos permiten jugar al tenis tomando ciertas precauciones. Además, finalmente tengo tiempo para estar con mi familia, especialmente con mis hijos.

Ahora estamos en una situación incierta, en donde hay una gran cantidad de jugadores que no tienen ingresos fijos, que no tienen la posibilidad de dejar de lado el dinero y eso crea un gran problema para el circuito en general, tanto masculino como femenino.

Planeabas retirarte este año, pero ahora no hay actividad en el circuito. ¿Todavía piensas en retirarte este año o planeas jugar en 2021? ¿Planeas seguir relacionado con el tenis cuando te retires?

Bueno, planeaba retirarme luego de jugar los Juegos Olímpicos este año, y el evento se pasó al año próximo, así que por ahora mi mentalidad está en que todavía quiero jugar e intentar llegar a Tokio 2021. La única diferencia es que si la pandemia no nos permite regresar a la competencia este año, será muy difícil para mí motivarme para entrenar a lo largo del año sin competir para luego volver a hacerlo el próximo año.

Por ahora hace ocho semanas que estamos sin competir y seguramente lo estemos los próximos dos meses y medio. Si al menos pudiésemos jugar algunos eventos antes de fin de año, eso cambiaría las cosas un poco; pero si no nos permiten jugar antes de fin de año, creo que no seré solo yo, muchos decidirán cambiar de trabajo porque será imposible de sostener.

Planeo estar relacionado con los deportes… de qué forma y en qué términos, lo veremos en un futuro cercano. La posibilidad de ser entrenador para mi es algo difícil porque tengo tres hijos y para trabajar de eso tienes que viajar mucho y la verdad no veo que eso suceda.

Jugarás en Budapest en unos días, ¿cómo es el torneo y cómo te estás preparando para este torneo?

Así es. Es una creación de la federación húngara; es un evento mixto, de hombres y mujeres. Hay seis equipos y dos grupos. Luego, los ganadores de cada grupo se enfrentan y juegan las instancias finales.

Se hizo porque con Marton Fucsovics estuvimos hablando casi por dos semanas sobre la posibilidad de hacer algo. No fue hecho para ganar dinero, no se trata de eso, es más que nada para ver el nivel y competir a un alto nivel para tratar de volver al ritmo competitivo, al menos por unos momentos y para ver que todavía tenemos ese nivel y así compararlo con el de otros buenos jugadores.

Además, creo que el nivel será bueno. Tengo a Fucsovics en mi grupo y Attila Balazs está en el otro. Después tenemos un junior y otro jugador que está en el top 500, por lo que creo que será interesante ver qué nivel de tenis somos capaces de dar ahora.

¿Qué punto de vista tienes de los torneos de exhibición que se están jugando en Alemania y Estados Unidos?

Creo que todo lo que suceda ahora y esté permitido, es genial. Esto ayuda al menos a algunos jugadores y también ayuda a que nuestra audiencia siga interactuando con el deporte. Estos torneos pueden ser transmitidos de varias maneras para que los fans sigan disfrutando el tenis.

Ha sido muy duro, todos sabemos que el fútbol ha vuelto con la Bundesliga, pero nuestro problema es que debemos mantener nuestra audiencia porque el fútbol estará en la televisión y el tenis no, con lo cual es posible que algunos fanáticos del tenis se cambien al fútbol y no queremos que eso suceda.

Sé que has tenido que esforzarte muchísimo para llegar a donde estás hoy. Contános un poco más sobre tu historia.

Bueno, mis padres me dieron todo. Mi historia puede ser dura, pero te diré que el 90% de los jugadores ha sido difícil. Nada es fácil. Debes sacrificar muchas cosas, debes desafiarte a ti mismo. La diferencia es que sólo conocemos las historias de quienes lo lograron, pero hay cientos, miles de jugadores que no lo han logrado. Se han sacrificado, hicieron todo lo que estaba en el manual, pero simplemente no pudieron lograrlo. Quizás algunos no eran tan fuertes mentalmente o quizás se rindieron pronto.

En mi caso, soy muy agradecido a mis padres. Me acuerdo de una charla muy seria que tuvimos cuando yo tenía 13 años y medio, me dijeron “Mira, es muy complicado en cuanto al dinero, incluso cuando entrenas en República Checa es mucho dinero, y necesitamos saber que realmente quieres hacer esto, porque si no es tirar el dinero por la ventana”. Por lo que realmente estoy muy agradecido a ellos, porque me dieron el empujón al mundo del deporte y básicamente todo lo que tengo hoy es gracias a ellos, que se arriesgaron por mí, económicamente hablando, para que pueda desarrollarme en el tenis.

Hablemos de tu carrera… has ganado muchos títulos, y observé que entre 2003 y 2019 has ganado torneos todos los años, ya sea en singles o dobles, a excepción de 2004 y 2012, pero quiero preguntarte: ¿Cuál de todos es el más especial y por qué?

(Sorprendido) No sabía eso. Realmente no miro las estadísticas. Podrían preguntarme cuantos Challengers he ganado o cuantas finales he jugado y no podré contestar porque no lo sé.

El más especial es Zagreb 2008. Llegué al cuadro principal como lucky loser y estaba rankeado 200 y algo. Entré al cuadro principal porque Llodrá jugó la final en Rotterdam y luego se bajó de Zagreb porque no quería jugar.

En primera ronda jugué con Karlovic, creo que estaba 21° del mundo. Pierdo el primer set y después logro darle vuelta el partido. Desde ahí, no paré hasta la final, donde vencí a Ivan Ljubičić, con el público de su lado en un torneo donde él ganó muchas veces y jugó muchas finales.

Para mí, haber sido capaz de lograr eso estando en esa posición en el ranking, donde no estás seguro si eres lo suficientemente bueno, e incluso sin haber tenido buenos resultados antes de ese torneo, es algo diferente, finalmente puedes decir “logré algo”, y te das cuenta que todo el trabajo y el sacrificio finalmente se plasma en el tenis.

Incluso si ese hubiese sido el único título de mi carrera, podría decir “gané un título ATP, le gané a Ivan Ljubičić en la final, que era uno de los mejores del mundo y le gané en su casa luego de ganarle a Ivo Karlovic, Viktor Troicki, Janko Tipsarevic y Simone Bolelli; no es que le gané a unos tipos que no jugaron al tenis en su vida y después le gané a Ljubičić en la final. Fueron cuatro partidos buenos, ante buenos rivales.” Esto me dio la confianza que necesitaba en cuanto a darme cuenta de que era capaz de jugar en un nivel alto.

Stakhovsky trofeo New Haven 2010
Stakhovsky posa con el trofeo en New Haven 2010 | Foto: atptour.com

Además de ganar varios torneos individuales, tu primer título fue en la modalidad de dobles en Samarcanda, en clay. Además de ese, has ganado muchos más con diferentes parejas. ¿Cómo elegís tu pareja de dobles?

Sí, gané Samarcanda con Bruthans. De ese me acuerdo… es difícil llamarlo clay, era más como arena de playa (risas).

Bueno, los dobles para mí siempre fue un entrenamiento extra. Sí, me lo tomaba en serio pero nunca fue algo que yo dijera “esto será mi carrera”. Mi carrera siempre estuvo enfocada en singles y enfocaba mis resultados en los singles.

A veces no juegas dobles porque sabes que habrán qualies la semana próxima, o incluso a veces juegas dobles, te va bien y tienes que jugar más tiempo que en singles. Cuando recién empezaba mi carrera era inaceptable que me quede jugando dobles si no era capaz de competir en singles. Me pasó varias veces, creo que una vez me pasó con Youzhny: jugamos semifinales en Kuala Lumpur y me perdí la qualy de Beijing por eso… perdimos en semis (risas), y recientemente cuando ganamos en Newport con Granollers, me perdí la qualy de Atlanta.

Siempre elijo jugadores que conozco y con los que creo que nos sentiremos bien en la pista, porque al final del día no se trata sólo de resultados, sino también de disfrutar el proceso, al menos para mí. Conozco algunos doblistas que ni si quiera hablan entre ellos y han ganado Grand Slams. Ese no es mi caso, yo siempre busqué disfrutar. Incluso creo que con Youzhny jugamos torneos ATP cuando ambos estabamos lo suficientemente bien posicionados en el ranking como para jugar Grand Slams. Creo que ganamos dos torneos, Halle y Dubai, y siempre  lo disfrutamos. Para mí, lo más importante era disfrutar con mi compañero.

No diría que tuve malas experiencias en dobles, quizás algunas diferentes a otras. A veces se trataba sólo de poder ingresar al torneo, lo que significa que faltan 15 minutos y no estás logrando pasar el corte y te quedas en plan “Ok, no me importa, prefiero jugar con el tipo que me anoté antes que perder mi hospedaje (lo cual me sucedió pocas veces)”, pero a veces te cambias a jugar dobles si quien está disponible para jugar es el adecuado.

¿Qué pensás de Youzhny y Shapovalov trabajando juntos?

Creo que es una combinación genial. Sé que Mischa es muy organizado y profesional. Fue un placer para mí poder entrenar con él a lo largo de mi carrera y conozco el sistema con el que trabaja y cómo entiende el tenis. Creo que puede transmitirle su sabiduría a Denis y creo que será una muy buena combinación, si Denis lo escucha, claro (risas).

Dijiste que tu objetivo siempre fue jugar singles. En mi humilde opinión, creo que una de tus mejores victorias fue contra Marat Safin en San Petesburgo, porque él estaba jugando ese torneo por última vez. ¿Cómo te sentiste al vencerlo?

Bueno, honestamente, a medida que iba pasando de ronda iba jugando cada vez mejor. Recuerdo haber jugado contra él en semifinales. Creo que perdí el primer set o el segundo… no sé, sé que fueron 3 sets. Pero jugar contra Safin es realmente muy difícil, incluso cuando está por retirarse. Creo que era su anteúltimo torneo porque después jugó París y se retiró.

Es difícil porque el tipo tiene un talento increíble y crea situaciones que son únicas en la pista. Puede lanzar golpes que no te esperas. Creo que le gané porque era como que él estaba ya mentalmente fuera, por lo que jugó suelto, a veces no se preocupaba tanto, lo que lo hacía cometer errores en ciertos golpes que unos meses antes no erraba y de los que lograba sacar un winner. Podría haber perdido ese partido de la misma manera que lo gané, pero fui más persistente y resiliente y estaba más ansioso por ganar que él. Sí, era uno de sus últimos partidos y el público lo apoyaba, pero ya conocemos a Marat, a él no le importaba si el público era local o extranjero (risas).

Para mí fue algo brillante y estaba muy feliz por las semis, pero la final de ese torneo fue muchísimo más difícil porque en la final definitivamente se suponía que perdiera. Ese partido era una derrota para mí desde donde lo vieras. Estaba set abajo y creo que Horacio (Zeballos) tuvo al menos 12 puntos de break en el segundo set, dos de ellos fueron conmigo 0-40 al servicio. Tuve un match point en contra… me refiero a que ese partido era cualquier cosa para mí menos una victoria, pero de alguna manera me las arreglé para ganar. Al día de hoy no sé cómo lo hice.

Bueno… si hablamos de tus mejores victorias, probablemente sepas lo que te voy a preguntar ahora. Quiero que me cuentes sobre Wimbledon 2013, contra Federer. ¿Cómo le ganaste?

¿Sabes? Hace no mucho, un amigo vino a mi casa y me pidió que ponga el partido. Sinceramente nunca he visto ese partido, de hecho casi nunca vuelvo a mirar mis partidos. Entonces pusimos el partido y lo vimos… sinceramente no sé. Creo que fue un buen día para mí. Estuve muy muy bien con el servicio y a lo largo del partido pude notar que él no estaba cómodo conmigo atacando y que no estaba 100% seguro sobre sí mismo y creo que esa fue la clave.

Tuve muchos momentos en donde pude haber perdido mi saque, pero en mi opinión logré escapar extremadamente bien de esos momentos y manejé la presión muy bien. Jugué muy agresivo y estaba acertando todas mis voleas (sonríe) y creo que eso lentamente lo debilitó mentalmente porque él quería que yo retroceda para poder volver al ritmo y no lo dejé, seguí atacando en todas las oportunidades que me daba. Fue un muy buen partido para mí, y un momento muy especial, y sobre todo creo que fue el momento más especial de mi carrera, aunque lamentablemente sólo fue una segunda ronda (risas).

¿Te acordás de lo que le dijiste en el saludo en la red?

(Sonríe) Amigo, lo que sucede es que en el momento en el que el golpea ese revés que se va ancho y yo gano el partido… fue muchísima energía desatada, muchas emociones. Incluso después, en la conferencia de prensa, fue como un flash para mí. No me acuerdo nada de la conferencia de prensa, tuve que volver a verla para saber de lo que estaba hablando porque no me acuerdo absolutamente nada, y no es que no me acuerde porque pasaron siete años, no me acordaba al día siguiente. Ese es el problema, así que si quieres saber lo que le dije, por favor pregúntale porque no lo sé. Nunca le pregunté… lo haré la próxima vez que lo vea: “Hey Rog, qué te dije ese día? Porque no lo recuerdo” (risas).

Stakhovsky victorias Federer Wimbledon 2013
Stakhovsky celebra el triunfo en Wimbledon ante Federer en 2013 | Foto: atptour.com

¿Cómo es estar en el Consejo de Jugadores?

Fue muy desafiante, y creo que emocionalmente no fue para nada bueno en mi carrera, de hecho diría que no ayudó en nada. Me tomó mucha energía, mucha concentración y tiempo para hacerlo, pero por otro lado estoy muy contento con lo que logramos, con lo que hicimos por los jugadores. Creo que quizás no tomé la decisión correcta en intervenir, pero definitivamente no me arrepiento. Gané mucho conocimiento en cuanto a operaciones, en cómo funciona la ATP, el sistema y cómo trabajan los torneos, y para mí eso fue muy beneficioso en términos de “auto-educación”. Sí, emocionalmente me sacó mucho y quizás podría haber logrado mejores resultados en tenis pero fue una decisión que tomé, y fue una decisión consciente.

Creo que hice todo lo que estaba en mi poder y creo que los jóvenes deben estar en el Consejo porque cuando estuve y discutimos el Prize Money, eso no sería algo que cambiaría de un día al otro. Sabemos que el proceso necesita tiempo, y lo hicimos para las próximas generaciones, y ahora realmente me encantaría que los más jóvenes hicieran lo mismo para los que siguen, porque las generaciones futuras también necesitan sustentabilidad y rentabilidad y este es el proceso que comenzamos cuando estaba sentado con Robin Haase, entre otros, discutiendo este tema.

Nunca lo hicimos por nosotros, no lo hicimos por nuestro beneficio personal; lo hicimos por el circuito y por los jugadores más jóvenes, para que podamos atraer más niños a jugar al tenis, que ellos puedan observar y decir “hey, este tipo es el 120° del mundo y tiene un buen auto, una buena vida y está ganando dinero. Quiero ser como él”, no que sólo vean que Novak, Rafa, Roger, Stan y Andy están ganando.  En fútbol, por ejemplo, cada equipo tiene al menos 5 o 6 jugadores que son estrellas del equipo, por lo que si lo trasladamos a todo el mundo, estamos hablando de unos 6000 jugadores, mientras que en tenis solamente tenemos cuatro o cinco.

¿Cómo ves el tenis en Ucrania en el futuro?

Es una buena y mala pregunta. No veo que el tenis crezca en Ucrania a menos que el gobierno apoye los deportes en general, no sólo el tenis, por lo que para mí es bastante desafortunado ver como es la situación del deporte en mi país.

Por otro lado, entiendo que es muy difícil competir con otros países que financian con mucho más dinero al tenis para crear estrellas locales, como Estados Unidos, Francia, incluso en Inglaterra vimos que Wimbledon puso 22 millones de euros en la industria del tenis en el Reino Unido, aunque sabemos que la ATP Y WTA no tienen fondos, o mejor dicho, tienen fondos pero serán un 10% o 20% de lo que Wimbledon donó para cubrir a todos los jugadores, por lo que es una gran diferencia.

Por eso describo que mi carrera es un milagro, por todo esto. Los del resto del mundo no fuimos apoyados por nuestros gobiernos o los sponsors. Es un milagro poder llegar lejos, porque estamos contra todos los pronósticos. No tenemos un equipo armado desde que somos jóvenes, tenemos que conseguir y pelear por todo, viajamos menos… todo se vuelve cuesta arriba y es difícil lograrlo con todo esto en contra.

¿Qué consejo les darías a los niños que quieren jugar al tenis?

Que es un deporte genial. Creo que el tenis te da muchas cosas. Te define como persona, aprendes a ser responsable, a llevar las responsabilidades por tus propios medios  y también las decisiones que tomas debes reafirmarlas.

Pero sin ninguna duda alentaría a estudiar a todo aquel que juegue al tenis, porque el tenis es genial, es un deporte fantástico, pero también necesitas ser una persona educada y culta, sólo por si acaso.

No estoy de acuerdo con esos padres que sacan a los niños de la escuela y los hacen estudiar en casa o algo de eso para que entrenen 6 horas al día. No estoy necesariamente de acuerdo con esto, porque sí, uno de ellos será un Rafa, pero el resto  será un 99% que no tendrán estudios y serán entrenadores, que sí, no está mal, pero ¿es realmente lo que se merecen? Creo que merecen algo mejor.

Hablemos del futuro… quiero que me des algunos nombres que crees que dominarán el tenis en los próximos años, cuando el “Big 3” ya no esté.

Creo que es difícil que alguien domine el tenis como ellos lo hicieron. Porque si lo pensamos, hubo un momento en el cual Roger fue imbatible, digamos desde 2004 a 2008. Luego llegó Rafa y él fue imbatible desde 2008 hasta 2011 aproximadamente. Después apareció Novak y le tocó a él ser el imbatible, por lo que todos ellos tuvieron su gran momento.

Lo que veo ahora es que tendremos  tres o cuatro jugadores que estarán compitiendo entre ellos constantemente y se irán arrebatando el número uno los unos a los otros. No veo alguien que domine por un largo período de tiempo. Creo que Shapovalov, Felix Auger, De Miñaur Tsitsipas, Zverev, serán los que saldrán y estarán arriba, pero para mí sería mucho mejor que lo hagan ahora, cuando son jóvenes y no cuando el “Big 3” no esté, porque luego se verá como “Ok, ganaron solo porque estos tipos se retiraron”.  Cuando Roger apareció, venció a Sampras cuando él todavía estaba jugando. Cuando Rafa y Novak aparecieron, vencieron a jugadores como Agassi o Safin cuando todavía estaban vigentes y compitiendo en un alto nivel.

A lo que voy es que para mí, sólo Tsitsipas venció a Federer en Australia y ya…

Sé que te has interiorizado en el mundo del vino. Contanos un poco más sobre esto.

Bueno, todo empezó cuando jugaba partidos de clubes en Francia, para Bordeaux. El club es Bordeaux Villa Primrose, que es un club muy antiguo. Fue fundado hace 125 años y es sponsoreado por los Grand Cru de Bordeaux, y hay miembros el club que se dedican a la industria del vino.

Cuando empecé no bebía en absoluto. Tenía 24 años, era jóven y el alcohol no sonaba bien para mí. Las primeras noches, mi equipo tomaba una botella de vino y yo estaba en plan “nah, no voy a beber” y veía las charlas que tenían.

Mi equipo era básicamente francés: Michael Llodrá, Benoit Paire, Steve Darcis… todos hablaban francés, yo era el único que hablaba inglés así que no se preocupaban por mí y hablaban y debatían sobre el vino. Las primeras dos noches lo vi desde lejos y a la tercera estaba como “Ok… ¿puedo probar?” y desde ahí me empezaron a explicar “bueno, verás, este vino viene de esta región y deberías sentir esto y lo otro”, y todo el concepto de tomar vino, hacer vino, la cultura del vino en general, realmente me asombró. Cómo la gente reacciona, como interactúa con el vino, como son capaces de hablar sobre eso por horas.

Después visité las producciones de las grandes marcas de vino y me interioricé mucho en el tema. En 2015 tuve la oportunidad de rentar un terreno en Ucrania y dije “2015… estoy cerca de los 30… en unos años quizás tenga que dejar el tenis y quizás puedo hacer algo con el vino porque realmente me gusta”, así que lo renté por 50 años y empezamos a cultivar, tuvimos que replantar un poco y nos llevó dos años y medio preparar todo, hasta que en 2018 hicimos el proceso completo por primera vez. El vino estaba listo pero yo seguía compitiendo, por lo que tenía que combinar.

Este año pusimos el vino en venta en Enero. Nos fue muy bien en Ucrania. La idea principal era producir un vino de buena calidad en ucrania para el mercado ucraniano, para que la gente cambie de las bebidas alcohólicas fuertes como el vodka, gin y el whisky a una bebida más agradable de la… digamos “nación educada” (risas) y las respuestas de la industria del vino en Ucrania y Francia fue muy positiva. Nuestro principal mercado eran los restaurantes, hoteles y vinotecas.

En general disfruto y amo la industria del vino y por eso me uní a ella. Y te puedo decir que desde que empecé a “trabajar” con ella, entendí que el tenis es mucho más fácil, porque en el tenis muchas veces las cosas están en tus manos, pero en la producción de vino, muchas cosas están fuera de tu alcance, ya sabes, el clima, las bacterias, las condiciones de las cosechas… hay muchas cosas que no puedes controlar y es muy estresante.

Para ir terminando, quiero que te describas a vos mismo a la gente que no te conoce. ¿Quién es Sergiy Stakhovsky?

Sergiy Stakhovsky es un padre de tres, un esposo amoroso y un jugador de tenis. Un productor de vino, desde hace poco (risas), y en general una persona que trata de ser lo más normal que puede.

A veces tengo declaraciones un tanto duras, pero todas ellas están sustentadas por mi entendimiento moral de las cosas y la moral para mí es algo muy importante en mi vida. El entender que el mundo es bueno y malo y que hay blanco y negro. Los grises para mí son muy pocos.

Es importante para mí decir que soy una persona normal, como cualquiera. Vengo de una familia normal, no tuve ningún trasfondo excelente como para llegar lejos fácilmente en el tenis, pero me las arreglé y fui lo suficientemente afortunado para hacerlo y creo que cualquiera que tenga determinación puede hacerlo, y esa es la parte más importante.

Armando el tenista perfecto

Servicio: Ivo Karlovic

Derecha: Fernando González

Revés: Stan Wawrinka

Volea: Roger Federer

Toque: Alexandr Dolgopolov

Movimiento/Velocidad: Gael Monfils

Resto: Novak Djokovic

Mentalidad: Rafael Nadal

Showman: Benoit Paire

Translate »