Análisis de cuadros WTA

Kontaveit empieza sufriendo en el WTA Hamburgo

Kontaveit Bara WTA Hamburgo
Anett Kontaveit en un partido. | Foto: WTA

La número dos del ranking WTA sigue avanzando en Alemania. Kontaveit supo sufrir para cerrar en dos mangas su encuentro (6-3/7-6).

Cuadro del torneo

Resultado del torneo

Parece que la máxima favorita sigue avanzando en Alemania. Anett Kontaveit contra Irina Bara. La natural de Estonia venía de caer derrotada en la segunda ronda de Wimbledon y la rumana no tuvo una buena participación en el W60+H Rome ITF al caer también en su segundo partido.

De más a casi menos

El encuentro comenzaba con un primer servicio ganador para Bara, quien  vería cómo su adversaria encadenaría tres puntos consecutivos con una rotura de servicio incluida. Pero las distancias se recortarían después de un contundente juego en blanco de la jugadora rumana, quien parecía no darse por vencida. Finalmente Kontaveit sentenciaría la primera manga con dos roturas de servicio importantes a la hora de marcar el devenir del encuentro.

El segundo tramo del partido estaría marcado por un importante primer acierto de Anett, quien conseguiría romper el empate conseguido por Bara con dos puntos consecutivos, uno de ellos teniendo una rotura de servicio. Eso sí, habría un giro de los acontecimiento después de que la jugadora rumana consiguiera darle la vuelta al marcador con una rotura de servicio sobre la número dos del mundo, llegando incluso a ponerse 3-5 arriba.

La sangre fría de la de Estonia empezaría a marcar los tempos de máxima tensión, llegando al punto de que forzaría el tie break al conseguir un rotura de servicio para conseguir poner el 6-6 en el marcador. Finalmente sería Anett quien se alzaría con la victoria tras conseguir un 7-3 que le haría avanzar hasta la siguiente ronda del torneo alemán sobre tierra batida.

Ahora deberá de medirse en el siguiente tramo del cuadro ante la sueca Rebecca Peterson, número 93 del ranking mundial, quien viene de vencer en dos mangas a la ucraniana Kateryna Baindl, número 140 del mundo.