Curiosidades WTA

El dominio de Ashleigh Barty en el Miami Open

dominio barty miami open
Barty posa con el título en el WTA Miami Open | Foto: @miamiopen

Ashleigh Barty se retiró del tenis profesional en lo más alto del circuito. A lo largo de sus años como deportista de élite se encargó de conquistar los títulos y logros más importantes que se podrían adquirir. Entre ellos, uno de los más destacados debido al estatus del torneo, fue la triple coronación en Miami. En esta nota repasamos su historia en el certamen estadounidense.

Reinado en dobles

En 2018, Ashleigh Barty llegaba al Miami Open para dar comienzo a su tercera participación histórica en el cuadro de dobles. Ubicada en el puesto N° 87 dentro de la modalidad y en equipo junto a la estadounidense Coco Vandeweghe por segunda ocasión -el estreno como dupla había sido días antes en Indian Wells-, la australiana se encaminó en una ruta plagada de triunfos valiosos. 

En primera ronda frenaron a las multicampeonas y cuartas preclasificadas, Timea Babos y Kiki Mladenovic. La historia siguió con dos victorias en sets corridos ante Srebotnik/King y Rodionova/Kichenov para, dos ruedas más tarde, aterrizar en las semifinales. Allí se toparon con las máximas favoritas del torneo, Ekaterina Makarova y Elena Vesnina, a quienes derrotaron tras luchar hasta la manga decisiva. Finalmente, el primer título de la dupla Barty/Vandeweghe -sexto para la australiana en dicha modalidad- llegó con el triunfo frente a las últimas campeonas de las WTA Finals, Katerina Siniakova y Barbora Krejcikova, por 6-2 y 6-1. Triunfo que encendería el camino triunfal que Barty recorrió en Florida hasta 2021.

La continuación de la gloria

Un año después de la consagración como doblista, la oriunda de Queensland arribaba a Miami como la tenista N° 11 del mundo en la categoría individual. En el camino hacia la segunda de sus tres preseas en el certamen de Florida tuvo que imponerse ante tres jugadoras Top 10: Kiki Bertens (8ª), Petra Kvitova (2ª) -únicas rivales con las que perdió sets en el trayecto- y, en la final, superando a Karolina Pliskova (7ª)

En 2021, tras la cancelación de la edición correspondiente al 2020 debido a la pandemia, la australiana volvió a competir fuera de su país después de meses apartada de la gira. El agregado especial de su campaña tenía que ver con la defensa del trono como líder del circuito femenino. Si defendía exitosamente el título, retenía el N° 1 del mundo. Objetivo que atrapó, nuevamente, derrotando a tres Top 10 en el camino: Aryna Sabalenka (8ª), Elina Svitolina (5ª) y, en la definición por retiro, a Bianca Andreescu (9ª).

Una referente que durante su último año de actividad profesional cerró la temporada, por tercer año consecutivo, como la máxima figura del WTA Tour, sumándose a Steffi Graf, Martina Navratilova, Chris Evert y Serena Williams como las únicas que lograron esa meta. Sumó cinco de sus quince títulos individuales y, además, se convirtió en medallista olímpica junto a John Peers. Una carrera de magnitud que seguramente se dimensionará a medida que pase el tiempo.

Translate