Curiosidades WTA

Belinda Bencic, la esperanza suiza tras Martina Hingis

Carrera Belinda Bencic tenis
Bencic celebra un triunfo | Foto: @wta

Hablar de Belinda Bencic es hablar de una de las mejores jugadoras a nivel júnior en su momento. Las lesiones la frenaron, pero ella ha sabido volver por donde se fue con esas dos medallas Olímpicas. En 2022 quiere seguir progresando y habrá que ver hasta dónde es capaz de llegar en esta nueva temporada. 

La tenista suiza es la gran esperanza de su país, y es que en sus inicios se la llegó a comparar con Martina HingisJugadora de ataque total, con un gran poder ofensivo, y un tenis de ataque. Su juego fluye a las mil maravillas en pistas rápidas, como la hierba o las pistas indoor, aunque también es capaz de adaptarse a otras pistas más lentas, como la tierra batida, superficie en donde también ha sabido desenvolverse bien. 

Una gran promesa a corta edad

Hablar de Belinda Bencic es hablar de un talento precoz. Ganadora de Roland Garros y Wimbledon a nivel Júnior en 2013, y haciendo su debut con el equipo de Copa Federación en 2012. Cuenta en su haber con cuatro títulos profesionales, el primero de ellos conseguido en Eastbourne en 2015. Ese mismo año también conseguiría reinar en Toronto. Pero las lesiones la apartaron, viéndose obligada a retornar al circuito ITF, en el cual se volvió a ver que volvía la Bencic de antes, una Belinda que apuntaba maneras. 

No fue hasta 2019 cuando volvió a levantar otro título a nivel WTA, esta vez en Dubai, derrotando a jugadoras como Kvitova o Halep por el camino. Ese mismo año también conseguiría el título de Moscú, y es que su gran año le dio la oportunidad de debutar en las Finales WTA, torneo donde alcanzó las semifinales, demostrando que estaba de vuelta con las mejores. 

Doble medallista Olímpica en Tokio

Los Juegos Olímpicos de Tokio tuvieron que aplazarse un año por culpa de la pandemia. La helvética no llegaba como una de las favoritas a la cita Olímpica. En cambio sorprendió a todos y poco a poco fue ganando partidos para sumar confianza y plantarse en las rondas finales. En primera ronda superó a Pegula (6-3, 6-3), luego en segunda a la local Doi (6-2, 6-4).

En los octavos de final tuvo que vencer a Krejcikova en tres mangas (1-6, 6-2, 6-3). Ya en los cuartos de final tuvo que emplearse para ganar a una experimentada Pavlyuchenkova (6-0, 3-6, 6-3). La medalla estaba cerca y con el triunfo en semifinales ante Rybakina (7-6(2), 4-6, 6-3) se aseguraba el metal. Para poner la guinda ganó en la lucha por el oro a Vondrousova (7-5, 2-6, 6-3).

Además hizo historia porque junto a su compañera Golubic llegaron a la final también en la modalidad del dobles femenino. En frente estaban las No.1 Krejcikova/Siniakova que se acabaron llevando el oro (6-3, 3-6, 10-6) pero Bencic volvió a conseguir una medalla histórica para Suiza y hacer un doblete en las mismas Olimpiadas.

 

Translate