Crónicas

Sendero cerrado: Garín trastabilló en el césped de Hertogenbosch

Brouwer Garín ATP Hertogenbosch
Garín tropieza en el Libema Open | Foto: Paul Zimmer - ITF

Cristian Garín no pudo validar su buen arranque en la hierba y cayó en la segunda ronda del Libema Open contra el neerlandés Gijs Brouwer en tres parciales. El chileno sigue sin levantar cabeza en el 2024, acumulando muchas derrotas. 

Garín dejó buenas sensaciones en el debut

Garín no pudo dar otro paso en Hertogenbosch

Luego de su importante victoria en el debut del Libema Open, el sudamericano Cristian Garín (113°) buscaba afianzar su tenis en el césped de Hertogenbosch. El tenista chileno debía enfrentar al local Gijs Brouwer (241°) en la segunda fase del torneo neerlandés. Gago dejó una buena imagen en su primer partido contra el kazajo Yevseyev venciéndolo en sets corridos. Por su parte, Brouwer sufrió ciertas complicaciones contra el estadounidense Moreno de Alboran, pero se quedó con el triunfo en tres sets.

Brouwer definió el primer set por detalles

Desde el inicio de la contienda, los tenistas se entrelazaron en un intercambio largo de golpes desde la línea del fondo, tratando de imponer su juego. Tanto el chileno como el holandés contuvieron bien los servicios, resolviendo cada punto con mucha capacidad. Las posibilidades de quiebre fueron escasas, Brouwer dispuso de tres en el quinto juego, pero su rival pudo cerrar los espacios para escapar del peligro. Garín se generó una chance de break en el octavo game, aunque no la pudo aprovechar, eso lo llevó a la desconcentración. En el juego siguiente, debido a la confusión que tenía el chileno, Brouwer calibró los tiros para concretar un quiebre. Con el servicio a disposición, el neerlandés cerró la manga con un apretado 6-4.

Garín se acomodó en el terreno y despegó su tenis

El segundo parcial fue muy similar al primero, el chileno iba a subir su nivel de tenis para contrarrestar a su oponente, pero quien empezó quebrando fue el holandés. La reacción de Garín llegó al instante, el chileno desenvolvió sus mejores devoluciones para igualar los dígitos. La paridad del set continuó por varios juegos, Cristian provocó una ocasión para romper el saque del neerlandés, pero no consiguió sellarla. Brouwer sostuvo el juego durante cada game, poniendo en apuros al tenista sudamericano. Sin embargo, Garín desató un tenis eficiente en el décimo juego, se afirmó en la hierba como receptor y firmó otro quiebre para apropiarse del segundo set por 6-4.

El holandés fue decisivo en los últimos puntos

El chileno empezó cuesta abajo en la manga decisiva, Brouwer le quebró el saque en el game de inicio. Después de cuatro juegos fugaces con el servicio de cada tenista, Garín tuvo tres ocasiones claras para empardar el score, pero se topó con una gran defensa de su rival. De todos modos, el chileno siguió insistiendo con sus golpes, volvió a presionar al holandés y logró enredar en los números en el octavo game. El encuentro se hacía cada vez más largo y agotador para los jugadores, la luz al final del camino estaba lejos en ese momento. Esta fantástica contienda se resolvió en un desempate, donde Brouwer fue determinante en el ataque y mantuvo un juego equilibrado para quedarse con la victoria en tres parciales.

Sobre el autor

Bautista Arguello

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Ads