Crónicas

Paso a paso: Báez avanza con esfuerzo en Ginebra

Báez Nagal ATP Ginebra
Báez comienza con el pie derecho en Suiza | Foto: Movistar Chile Open

El argentino Sebastián Báez hizo su debut en el ATP de Ginebra venciendo al indio Sumit Nagal con parciales de 7-6 y 6-3. Sebita espera en octavos de final por el ganador del duelo entre Altmaier y Carballés Baena. 

Resultados ATP Ginebra 2024

Báez supera la primera prueba en Ginebra

El argentino Sebastián Báez (19°) comenzaba su expedición por el ATP 250 de Ginebra y su primer obstáculo era el indio Sumit Nagal (93°). Báez se adentraba en el ambiente suizo luego de su memorable duelo ante Hubi Hurkacz en los octavos de final de Madrid, donde cayó en tres sets. El argentino tuvo algunos altibajos después de coronarse en Río de Janeiro y en Santiago, acumuló varias derrotas, pero se reencontró con su tenis en la capital española. Nagal tuvo días positivos en Monte Carlo, superando la clasificación y llegando a la segunda ronda donde puso en aprietos a Holger Rune, aunque terminaría perdiendo. Se trataba del primer enfrentamiento entre estos dos jugadores.

El argentino destrabó los dígitos en el tiebreak

Nagal se llevó el primer quiebre del encuentro siendo más consistente desde el fondo, el argentino estaba muy errático en el inicio. El indio confirmó el break tras un buen turno de saque, dándole profundidad a sus tiros y encontrando amplitud. Báez no podía desplegar su tenis, el juego de su rival lo tenía desorbitado, la derecha de Nagal llevaba mucha soltura. El argentino jugó con mucha inteligencia en el séptimo game recuperando el servicio, aceleró la derecha para abrir la cancha y ejecutó algunas pelotas cortas. Los números se quedaron enredados y el set se fue al tiebreak. El desempate fue muy cerrado, no había espacio para el respiro, pero Báez encontró el único hueco que se generó y con un revés paralelo se llevó el primer parcial.

Báez elevó su nivel para ganar con comodidad

El argentino concretó un quiebre en el cuarto juego tras un revés cruzado que impactó con gran amplitud. Los golpes de Seba empezaban a lastimar a su rival, eran mucho más precisos. El argentino lustraba las líneas con la explosividad de sus tiros, dejando sin posibilidades al indio. Nagal intentaba contener los ataques de Báez, pero una buena ejecución venía acompañada de otra mejor aún. El argentino mantuvo un alto nivel durante el segundo set quedándose con la victoria por 7-6 y 6-3.

Ads