Opinión

¿Qué le está ocurriendo a Thiem?

Dominic Thiem en Stuttgart | Foto: www.atpworldtour.com

El austriaco es sin duda la revelación de la temporada tras consagrarse sobre la tierra batida. Desde que comenzó la gira de hierba no ha conseguido pasar de segunda ronda, cediendo ante rivales inferiores. Para sorpresa en el ATP de Antalya perdió en su primer partido ante el indio Rankumar Ramanathan, número 222º del ránking. Momento complicado antes de llegar a Wimbledon el que vive la joven perla del tenis mundial.

Dominic Thiem está instalado en el top ten gracias a la regularidad en la mayoría de los torneos esta temporada. El jugador de 23 años triunfó en la gira de tierra batida, en la que tras Nadal fue el tenista que mejor resultados consiguió. Comenzó en Montecarlo perdiendo en su segundo partido ante David Goffin, pero desde entonces ha superado con nota los demás torneos. Cerró su participación en estos meses con dos finales, en Barcelona y Madrid, además de dos semifinales en Roma y Roland Garros. Es cierto que en ninguno levantó el título de campeón, pero a su edad esto no le debe preocupar ya que las oportunidades seguirán llegando y aun es joven para madurar en este tipo de citas

Lo más preocupante ha llegado en esta segunda parte de la temporada, en la que finaliza la temporada de tierra batida. La hierba no es su terreno favorito, por la velocidad y el bote de la bola, pero ya ha conseguido algún trofeo como el de Stuttgart la temporada pasada. Está decepcionando sobre el césped, ya que en Halle tuvo problemas para vencer ante Maximiliam Marterer, pero en segunda ronda su mal juego se vio superado por el holandés Robin Haase que le ganó por la vía rápida. Tras su mal debut, decidió emprender viaje a Turquía, para participar en el primer ATP de Antalya en que iba de cabeza de serie número uno. El cuadro a priori tenía pocos rivales que pudieran ponerle en aprietos, sin duda era el favorito para llegar a la final como mínimo.

Dominic Thiem sobre hierba | Foto: www.atpworldtour.com
Las alarmas saltan en Thiem

Saltó a la pista para jugar su primer partido ante el indio Rankumar Ramanathan, número 222º de la clasificación. Es un jugador habituado a estar en citas Challengers, que aprovechó que era un torneo que coincidía con la fase previa de un Grand Slam para entrar en el cuadro final. El hindú sorprendió a todos por la facilidad pasmosas con la que deshizo del número 8º del ránking. Durante el partido preocupó la poca regularidad en los peloteos del niño de oro del tenis, que era incapaz de plantar cara a un rival desconocido.

En las dos derrotas sobre hierba esta temporada se ha visto a un Thiem nervioso. El austriaco no encuentra su primer servicio que le deje dominar el punto, además con el segundo saque ha cometido numerosas dobles faltas, un problema que antes no tenía. A sus 23 años, le gusta trabajar los puntos, mover a su rival, pero en estos dos torneos se ha visto una imagen de sí misma intentando ganar los puntos de forma rápida, lo que ha costado a tener numerosos errores no forzados. El revés, un golpe seguro en él, ha empezado a encontrar debilidades en esta superficie. El único golpe que se salva es la derecha con peso, que tantas alegrías le dio sobre la arcilla. Una preocupante imagen la que hemos visto sobre el chico que está llamado a liderar el ránking dentro de unos. Seguro que venía a Turquía con la ilusión de llegar lo más lejos posible para encontrar ritmo de competición antes de llegar a Wimbledon, ya que sólo ha competido en tres partidos oficiales en esta superficie. Momento crítico el que vive el austriaco antes del tercer Grand Slam. ¿Dará un giro a la situación? ¿De qué pasta estará hecho?.

Translate »