Curiosidades

Los líderes de la generación del 85: Wawrinka, Tsonga e Isner

tenistas atp 1985 wawrinka tsonga isner
Wawrinka durante un partido este año en Acapulco | Foto: zimbio.com

Estos tres hombres continúan abanderando a la generación de tenistas nacidos hace ya 35 años. En un interesante artículo, la web oficial de la ATP destaca las virtudes de los tres mejores jugadores actualmente en el ranking ATP nacidos en 1985, demostrando la enorme diferencia que existe entre las carreras profesionales en la actualidad con respecto a las del pasado. 

Como cualquier otro deporte, el tenis también se ha visto afectado, de manera positiva, claro está, por los nuevos tiempos. Hace aproximadamente dos décadas era impensable que jugadores más allá de la treintena pudieran mantenerse competitivos con el paso del tiempo. Ahora sucede todo lo contrario. Las mejoras en la preparación física y en las superficies en las que se juega hoy en día nos permiten observar una tendencia ascendente en el número de tenistas que logran alargar su carrera, no sólo por encima de los 30 años, sino incluso un lustro más tarde.

La página web de la ATP ha querido dar un homenaje a los tenistas nacidos en 1985 más representativos, una lista que lideran tres hombres: Stan Wawrinka, Jo-Wilfried Tsonga y John Isner. Los tres han vivido épocas mejores en el circuito, para ser honestos, pero todavía continúan dando guerra a los más jóvenes manteniendo una pasión intacta por el tenis que les ha llevado a fraguarse unas carreras profesionales dignas de elogio.

Stanimal, especialista en grandes citas

El de Lausana aparece como el número uno de esta generación, en parte gracias a los tres títulos de Grand Slam que figuran en su palmarés: Australia 2014, Roland Garros 2015 y US Open 2016. Su fiabilidad en los grandes escenarios resulta asombrosa siendo la final de Roland Garros 2017 ante Nadal la única que ha perdido dentro de la máxima categoría del tenis mundial. Solamente le falta Wimbledon para completar el denominado ‘Grand Slam’, algo que sólo han logrado diez tenistas en toda la historia.

19 temporadas como profesional (2002-2020, esta última inclusive), exnúmero tres del mundo y poseedor de 523 victorias y 16 títulos como profesional. Estos son algunos de los números de una leyenda de este deporte que, además, tuvo la dificultad añadida de convivir a la sombra del mejor de todos los tiempos: su compatriota Roger Federer. Quizá eso tuvo algo que ver para su explosión tan tardía, puesto que no fue hasta los 28 años cuando conquistó su primer título grande en Australia y se metió de lleno en la élite, alcanzando ese número tres del mundo en enero de 2014. Cada trofeo de Grand Slam que ostenta lo logró frente al, por entonces, número uno del mundo, lo que deja clara su gran autodeterminación. La terrible lesión de rodilla que sufrió justo después de la final de Roland Garros hace tres años nos dejó ver también su enorme esfuerzo de superación, volviendo el año pasado al top20 y dejando alguna que otra actuación memorable en París o Nueva York o recientemente en Australia.

Tsonga, el hombre que destrozó a Nadal en Melbourne

Pese a que ya había realizado alguna escaramuza en el circuito ATP, fue allí, en Australia 2008, donde el francés, que en unos días cumplirá los 35 años,  se dio mundialmente a conocer en un torneo fantástico en el que sólo sucumbió ante Novak Djokovic en la gran final y después de deshacerse de tres top10 en el cuadro: Murray (9), Gasquet (8) y especialmente, Nadal (2) en semifinales donde arrasó literalmente al balear por 6-2 6-3 y 6-2. Aquel año llegó por primera vez al top10 tras conquistar el primero de los dos Masters 1000 que tiene, París-Bercy. El restante llegaría en Canadá 2014 y también, dejando fuera a Murray, Djokovic y Federer, entre otros.

En total, son 231 semanas, 117 de ellas consecutivas entre septiembre de 2011 y octubre de 2013, las que el de Le Mans ha estado dentro del top10, siendo su puesto más alto el número cinco del mundo que alcanzó en julio de 2012. 17 temporadas como profesional, 464 victorias y 18 títulos en su carrera. Ese es el legado de ‘Alí’ Tsonga.

Isner, mucho más que un gran servicio

El más joven de este trío pero también el que más tarde llegó al profesionalismo, concretamente en el año 2007, con 22 años y tras pasar cuatro años en la universidad de Georgia. Obviamente, dada su gran altura (2,08 metros), Isner cuenta con uno de los mejores servicios de todos los tiempos, pero si hay algo que ha demostrado a lo largo de su carrera es que nunca ha sido un simple sacador, cosechando victorias ante Federer o Djokovic y siendo capaz de tutear desde fondo de pista a Nadal y Murray. Es el cuarto jugador en activo en haber superado la barrera de los 10.000 saques directos tras Federer, Ivanisevic y Karlovic.

431 victorias ATP que le ha ayudado a lograr 15 títulos como profesional, sobresaliendo excepcionalmente entre ellos el Masters 1000 de Miami de 2018. Gracias a este gran triunfo, el de Greensboro pudo alcanzar el ranking más alto de su carrera, el número ocho, amén de convertirse en el jugador más veterano en levantar un trofeo de esta categoría.

Ya fuera del top100, también nos encontramos con otros tenistas nacidos en 1985 y que todavía continúan batallando dentro del circuito: Lukas Rosol (180), Dudi Sela (206), Teymuraz Gavashvili (257), Daniel Gimeno Traver (419) o Frederico Gil (478).

Translate »