Entrevistas

David Vega: “Durante el Open de Australia perdí mucho dinero”

David Vega entrevista 2020
David Vega disputando el Open de Australia 2020

Nos sentamos en exclusiva con David Vega Hernández, el tenista español que durante los últimos meses ha dado un salto muy importante en la modalidad de dobles. 

La temporada se presentaba con una ilusión atractiva para el tenista canario. Sin embargo, su viaje a Australia que podía definirse como paradisíaco se convirtió en un sueño con un despertar bastante despiadado llegando a tener que pasar por momentos muy duros como la ansiedad. David Vega Hernández, nos cuenta todas sus vivencias en el país oceánico y sus propósitos para fechas futuras.

¿Cuáles son tus objetivos en 2020?

El objetivo lógicamente era entrar en el top 100 pero a corto plazo, por así decirlo. No contaba con lo que me pasó en el Open de Australia. Sinceramente para estas fechas mi objetivo era estar ya mínimo 99 en el ranking, aunque por unas cosas u otras no ha podido ser.

Llegaste al Open de Australia para formar pareja con Alex De Miñaur. Al final Alex se lesiona. ¿Cómo te enteras de la noticia?

Yo jugué dos torneos previos para prepararme. Justamente cuando iba en el coche de Bendigo a Melbourne empecé a hablar con Alex y me comentó que tenía una lesión abdominal que le hacía complicado poder jugar. Una vez que llegué a Melbourne, quedamos para tomar un café y ya me comentó personalmente que no iba a poder disputar el torneo. Fue un golpe duro después de un viaje largo y una gira preparatoria antes del Grand Slam. También veía como se me escapaba una gran oportunidad de jugar con Alex en su casa. Además fue un palo por el tema económico, al final perdí mucho dinero en el Open de Australia. También fue una putada para él, porque es el número uno de Australia y se encontraba realmente mal.

Desde ese momento, ¿te pusiste a buscar nuevas parejas?

Justo al termina ese café moví cielo y tierra para conseguir a alguien. Pero necesitaba un top 35 para poder entrar. Pregunté a Kyrgios, Fognini, Shapovalov, etc. En un resumen al final todos dijeron que no jugaban dobles porque se querían reservar para el singles porque lógicamente es un Grand Slam y se juegan muchos sets. Al final pude firmar con Garín y me quedé dos fuera, empatando con el que se quedó uno fuera y siendo el mismo ranking. Al final ellos pasan porque uno de ellos tenía mejor ranking que yo y ya se juntó la mala suerte que venía toda rodada.

En ese momento, ¿qué se te pasa por la cabeza?

Fue un golpe bastante duro. Ya no solo a nivel físico y mental, si no que la ilusión estaba ahí. Yo sé que estoy preparado para cualquier día dar el pelotazo por así decirlo y soy consciente que en estos torneos es donde tengo que darlo. Porque los Challengers los ganas o ganas dos pero es que en estos torneos ganas dos partidos y haces lo mismo que ganando unos cuantos Challengers. Esa ilusión es lo que a mí me machacó unos cuantos días en la cabeza. Fue bastante duro el asumir que estabas allí, ver el torneo, el ambiente, los jugadores disputando el torneo y tú estando allí sin poder jugar. De hecho estuve unos días con ansiedad y ya se junta una cosa con otra y esos días siempre los voy a recordar la verdad.

Después del percance, ¿cómo ha quedado la cosa con Alex?

Bueno hemos hablando un poco encima. En principio puede ser que juguemos Roland Garros ahora todo depende del ranking y con el tema del coronavirus veremos que va a pasar.

Luego gracias a la organización puedes disputar el cuadro de dobles mixtos gracias a una invitación

Tuve que hablar con el director. No le llegué a pedir concretamente un wild card para el dobles mixto. Le conté lo que me había pasado. Me dijo bueno, sí que te puedo echar una mano con una wild card para el dobles mixto. A los dos días me dijo que fuera a la oficina y me dieron la noticia de que si me daban el wild card. Dentro de lo que cabe la pérdida no iba a ser tan grande, aunque no fuera lo mismo. Ya que no juegas por puntos ATP, ni por ranking, pero lógicamente se juega por dinero. La experiencia fue buena, me lo pasé bien. Pude desconectar y entrar en pista.

David Vega y Monique Adamczak en el Open de Australia 2020

Te enfrenaste a Nick Kyrgios, un hombre del que todo el mundo habla. ¿Qué nos cuentas de él?

Es un tenista que juega diferente. Sí que pensé que quizás no iba al máximo nivel, pero me di cuenta que todo el mundo iba a full. Me sacaba a 210km/h, en ese aspecto bien. Sí que es verdad que a él le gusta destacar o ser diferentes dentro de la pista.

En Marsella formaste pareja con Paire. Durante los partidos y el campeonato se os vio como una pareja muy compenetrada. ¿Qué nos puedes contar?

Me puse en contacto con él, en el Open de Australia en el vestuario. Ahí ya perdí un poco la vergüenza y preguntas a la gente buena que a veces te da un poco de respeto. Hay que ser realistas y tu ranking no es tan bueno. Fue muy simpático. Hablamos para el ATP de la India, pero aunque me comentó de jugar en Marsella. Desde ese momento ya estuvimos en contacto hasta el torneo.

La semana en Marsella la verdad que se le vio muy a gusto conmigo y lo pasamos bastante bien. Me lo pasé bien y con él llegó la victoria que llevaba buscando desde enero.

¿Habrá más torneos con Benoit Paire?

Yo pienso que sí. El contacto que hicimos esa semana fue bueno. Sí que me dijo que todo lo que pudiera hacer en los ATP que él estuviera por Europa o Francia. Ojalá que juegue alguna semana más con él.

Tu ranking más alto como doblista en el número 102º. ¿Tienes esa espinita clavada de llegar al top 100?

Sí. Al final es lo mismo estar 102º, que 95º por ejemplo. Al final si no encuentras a la típica pareja como De Miñaur, Paire o Garín que están más arriba no vas a poder entrar en torneos ATP. Lo que quiero es poder entrar en esos torneos de ranking más alto. Lógicamente tengo la espinita de al menos decir, soy 99º y poner las dos cifras. Al final es uno de los objetivos o la ilusión por la que uno trabaja. Mi objetivo a largo plazo, en dos o tres años es estar top 50. El tenis o el nivel lo tengo, pero al final es como todo tener esa pequeña parte de suerte, con el tema wild card por ejemplo en los torneos grandes que hay por España. Que también ayuden un poco, sobre todo a los pocos jugadores que nos dedicamos al dobles.

David Vega en el Open de Australia 2020

¿En qué crees que has mejorado este 2020?

Al final la experiencia de Australia que lo pasé mal y fue un golpe duro me ha hecho a día de hoy ser mucho más fuerte como jugador y sobre todo mentalmente. Al final el palo que fue, estar allí sin poder jugar, me hizo abrir más los ojos, a la hora de seguir luchando por cumplir mis sueños.

¿Eres muy exigente contigo mismo?

Sí. A nivel de entrenamientos sí y a nivel de competición yo creo que incluso más. Por ejemplo en un ATP 250 no me conformo con ganar un partido o llegar a cuartos. Te vas contento porque al final tienes que ser realista, pero soy consciente de que por ejemplo podía haber ganado algún torneo como el de Marsella.

El año pasado competiste a gran nivel en las tres superficies. ¿Cuál prefieres y en cuál crees que tu juego se adapta mejor?

En el dobles me gusta mucho más jugar en tierra. Tengo mucho más tiempo de visión, de ver las jugadas. Los doblistas son más especialistas en sacar y volear y cuanto más corto sea el punto mejor para ellos. La mayoría de los doblistas no tienen un gran juego desde el fondo de la pista. Donde más me cuesta es en indoor, porque los puntos son muy rápidos y cada vez se juega menos de fondo y el tenis es más rápido. Aunque cada vez estoy jugando mejor y al final es adaptarte a lo que hay, porque el tenis va en esa dirección.

Estoy entrenando mucho el saque y la volea. En hierba jugué un torneo con De Miñaur, que estuvimos cerca de ganar, ya que tuvimos bolas de set para entrar en la final. Pensé al principio que en esas condiciones me iba a costar jugar pero pude jugar de fondo bien y ganamos de hecho a la pareja que ganó el Open de Australia (Ram y Joe Salisbury), que son especialistas en esa superficie.

El año pasado jugabas al revés, este año estás jugando a la derecha ¿Por qué?

En este caso con Gerard Granollers es porque la primera semana jugué donde suelo disputar los partidos, en el lado de la ventaja. Pero tampoco me gusta jugar solo en ese lado y al final cambié un poco por él, ya que sentía más cómodo en la ventaja por el hecho de que él tiene el revés a una mano. Yo le dije que ningún problema que jugaba en el lado del deuce. Luego ya cambié de pareja y pues bueno seguí en el deuce, ya que no tengo problema de jugar en este lado.

 

Sobre el autor

Redacción Canal Tenis

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Translate »