Challenger Entrevistas

Roberto Ortega-Olmedo y la incertidumbre del viaje desde Johannesburgo

Podcast Roberto Ortega Olmedo
Roberto Ortega Olmedo en el Challenger de El Espinar. Foto: Tenis Espinar

El madrileño Roberto Ortega-Olmedo cuenta a Canal Tenis en exclusiva la incidencia que tuvo desde Sudáfrica a la hora de regresar a España después de que el circuito ATP y Challenger se suspendiera a causa del coronavirus.

Se encontraba jugando el primer Challenger de categoría 50 en Potchefstroom (Sudáfrica). Torneo donde estaba compitiendo tanto en individuales como en dobles. En categoría individual, se despidió en primera ronda ante el joven británico con mucha proyección por delante, Jack Draper. Sin embargo en el cuadro de dobles, había alcanzado las semifinales junto al alemán Daniel Masur.

“Ha sido la mejor decisión que se suspenda el circuito ya que lo primero es la salud de los jugadores, de los árbitros, entrenadores y todas las personas que involucran un torneo. Sin embargo, lo que me extrañó fue que suspendieran el torneo justo ese día sin aún acabarse, y con nosotros estando allí“, expresó el tenista español. Tras saber la noticia oficial, no tardaron en intentar coger el primer pasaje que les trajera de vuelta a casa, y lo iban a hacer junto a varios jugadores que se encontraban en la misma condición.

La incertidumbre del viaje

Todo parecía marchar bien pero transcurrió una incidencia que puso los pelos de punta. Debían de ir hasta Estambul y después tenían que coger otro vuelo haciendo escala para poder aterrizar en Madrid. “Llegamos al avión con tiempo en Johanesburgo por si ocurría algo. Nos sentamos, y de repente cuando el avión iba a moverse, avisaron que los pasajeros que tenían como destino final algún país de Europa como España, Francia, Italia o Alemania, tenían que bajarse del avión ya que sino nos íbamos a quedar bloqueados en Estambul“. No dejaban ir para atrás ni para adelante ni tampoco entrar en la ciudad. Turkish Airlines, la compañía aérea con sede en la ciudad turca, había paralizado sus vuelos a Europa.

Se bajaron del avión con la incertidumbre de lo que podría llegar a ocurrir. Entraba miedo al pensar que se tenían que quedar allí según el avance de las noticias donde decían que iban a cerrar el aeropuerto de Madrid. “Al final tras cinco horas de espera, dijeron que desde Estambul iban a dejar que los vuelos programados se efectuaran y tres horas más tarde de lo previsto, pude llegar a casa“, explicó un Roberto más aliviado.

Como afirman desde el gobierno y desde la voz de los expertos en la salud, comunican que es mejor poder estar en casa y la incertidumbre de cuando regresará todo a la normalidad está en vigor. “Me quedaré en Madrid con mi familia, ya que yo ahora entreno en Alicante pero como afirman las autoridades es mejor quedarse en casa. Haré todo lo posible para no estar parado y después haremos una pretemporada para mejorar cosas que durante estos primeros meses hemos visto que hay que mejorar“, completó Ortega-Olmedo.

Translate »