Challenger

JM Cerúndolo inaugura su palmarés Challenger en Roma



Cobolli Cerúndolo Challenger Roma
JM Cerúndolo celebra un punto | Foto: @atpchallenger

La final del circuito Challenger con los dos jugadores más jóvenes desde 2007 se decantó para el argentino. Cerúndolo fue mejor durante todo el encuentro y se acabó imponiendo (6-2, 3-6, 6-3). Cobolli plantó cara y confirmó su gran futuro por delante. 

Semana mágica la que habían vivido dos jóvenes en Roma 2. El local Cobolli, con su wild card había llegado hasta la final después de ganar a sus cuatro rivales en sets corridos (Diez, Petrovic, Pellegrino, Ilkel). El tercero fue campeón la semana pasada en Roma 1. Ninguno de ellos pudo robarle un solo set a un tenista que se había mostrado muy sólido y sobre todo seguro de su juego. En la lucha por el trofeo había otro joven, el argentino Juan Manuel Cerúndolo. El zurdo ya sabe lo que es ganar un trofeo ATP tras ser la revelación de Córdoba 2021.

Cerúndolo sigue creciendo

Sobre el papel favorito era el argentino por su mayor experiencia. Cobolli estaba ante su primera gran final y con el público de su lado, pero la presión iba a ser un aliciente más. Flavio comenzó con un tenis agresivo alternando errores y aciertos. Cerúndolo bien plantado desde el fondo de la pista variaba las alturas y su rival empezaba a desesperarse. A los pocos minutos el marcador estaba 5-1 para Cerúndolo. Cobolli seguía algo nervioso pero el público intentaba animarle. Ganó su juego pero al final acabó cediendo 6-2.

Cobolli era el que llevaba el timón del segundo parcial. Flavio no paraba de animarse con su servicio y es que sabía lo importante que era ir por delante, sabedor de que en algún momento podía llegar su oportunidad. Cobolli había igualado el partido y ya no había tantos nervios en sus golpes. Los errores se habían transformado en un tenis mucho más sólido y tirando con más profundidad se puso 4-3. Luego se encontró con un 0-40 y a la primera quebraba. Con su servicio cerró el set y el ganador iba a salir de un tercer set.

Cerúndolo era el que llevaba las riendas en el marcador. El zurdo puso el 3-1 con una rotura y necesitaba certificar el break para marcharse en el marcador. Cobolli luchó y puso el 3-2 con un público que no paraba de disfrutar. El partido estaba loco y con mucha tensión. Errores por ambos lados con dos roturas más que ponían el 4-3 para Cerúndolo pero que hacían creer en el trofeo a Cobolli. Otro break en blanco dejaba el 5-3 para Cerúndolo que estaba a solo un juego del título. Pudo cerrar el partido y lograr su primer título Challenger en su carrera.

 

Facebook

Translate