Noticias

Víctor Pecci: “Cambiar a raqueta de madera fue el error más grande de mi carrera”

Victor Pecci raqueta
Victor Pecci durante un partido en Roland Garros | Foto: atptour.com

El mejor tenista paraguayo de la historia, Víctor Pecci, conversó con Lautaro Miranda en su Instagram Pelotas Nuevas y dejó reflexiones interesantes sobre su carrera entre las que afirmó que “cambiar a raqueta de madera fue el error más grande de mi carrera”. Resumimos lo más destacado.

Slice de revés, su marca registrada

Durante su carrera el paraguayo ha destacado por contar con un gran slice de revés y nos cuenta de dónde nació esa marca registrada. En mi casa de chico entrenaba pegándole a un frontón pero también tenía una pared atrás muy cerca entonces no tenía mucho espacio. Es así que de revés hacía un movimiento muy cortito y lo realizaba durante horas, así empecé a pegar el slice y luego lo fui perfeccionando. Era mi golpe favorito y era muy efectivo porque molesta, bien ejecutado es rápido, pica poco, sirve para hacer drop, defenderte y hacer un buen approach a la red. Generalmente si tenés buen slice tenés buena volea de revés también. Mi única falla era el revés con top spin que nunca lo perfeccioné del todo” comenta Víctor sobre su punto fuerte.

La final de Roland Garros en 1979

En 1979 Pecci se convirtió en el primer tenista paraguayo en jugar una final de Grand Slam cuando clasificó a la final de Roland Garros tras vencer a Guillermo Vilas y Jimmy Connors en cuartos y semifinales respectivamente.

Yo me sentía en confianza ese torneo, venía de ganar en Niza y en el cuadro de Roland Garros enfrenté rivales a los que ya le había ganado. Las dos primeras rondas contra François Jauffret y Pavel Složil sabían que si desarrollaba mi juego ganaba. En tercera enfrenté a Corrado Barazzutti que ya le había ganado y su juego me venía muy bien. Luego vencí a Harold Solomon y me crucé con Guillermo en cuartos“. “No le había ganado a nivel ATP pero lo vencí en una exhibición y sentí que le podía ganar aquella vez aunque él era claramente el favorito” comenta Pecci que ganó 6-0 el primer set a Vilas, “yo no lo podía creer” recuerda entre risas.

“Guillermo había ganado en el ´77 y perdió la final con Borg en el ´78 por lo que en Paraguay mi victoria ocupó todos los periódicos. Luego enfrenté a Jimmy Connors, todo el mundo quería verlo enfrentando a Borg en la final y era muy favorito aunque yo me tenía confianza por haber superado a Vilas. Ganar los dos primeros sets fue muy importante porque fueron muy parejos y marcó la tendencia del partido” cuenta el ex top10.

En la final el desafío fue aún mayor, Bjorn Borg. “En Paraguay solo televisaron ese partido, creo que me enyetaron (dar mala suerte)“comienza bromeando Pecci.  “Con Borg no saqué tan bien como los partidos anteriores porque había llovido, la cancha estaba más lenta y la pelota más pesada. Lloviznó durante toda la final y eso me perjudicó. Ni hablar de Borg que era una máquina, jugaba muy profundo y tenía un passing shot espectacular de revés, no te daba tiempo a llegar. En polvo era el mejor sin dudas” dice Víctor de la histórica final que finalizó con victoria del sueco en cuatro sets.

Tras llegar al top10 cometió el peor error de su carrera

A inicios de los ´80 la revolución llegó al mundo del tenis y las raquetas de madera fueron perdiendo terreno ante otras más modernas de metal, aluminio o fibra de carbono. Pecci siendo top10 utilizaba raqueta de metal y comenta que por un acuerdo publicitario cometió el peor error de su carrera.

Ese fue el error más grave en mi carrera como tenista. Yo jugaba con una de metal que para la época despedía bien y pasar a jugar con una raqueta de madera considerando mi juego de ataque fue terrible. Perdí un año y la confianza se me fue al suelo. Luego en 1981 volví a mi raqueta Fischer y tuve grandes resultados nuevamente, hice final en Roma y jugué las semifinales en Roland Garros además de volver al top10.” afirma Víctor.

Copa Davis

Durante el pico de su carrera Paraguay no disputaba Copa Davis hasta que regresa tras 50 años en 1982 disputando la Zona Americana, de la mano de Pecci lograron un ascenso histórico al Grupo Mundial donde se mantuvieron durante siete temporadas e invictos como locales. “En mi mejor momento no se me ocurría jugar Copa Davis porque no teníamos equipo. Cuando debuto ya tenía 26 años y ese año superamos la Zona Americana ganándole a Canadá. En 1983 nos tocó en primera ronda Checoslovaquia de Ivan Lendl, Tomas Smid y Pavel Složil. Jugar en polvo de ladrillo favorecía a ellos así que colocamos una pista de parqué. La cancha era rapidísima, nosotros nos adaptamos porque entrenábamos tres semanas antes pero era muy difícil para los visitantes“.

Hace poco la Copa Davis en Twitter viralizó el vídeo de su victoria ante Yannick Noah en Copa Davis. “Aquella serie con Francia pusimos una superficie muy rápida. Jugué 14 sets en tres días, con Noah el viernes jugamos seis horas, el sábado jugamos cinco sets el dobles y el domingo le gané a Leconte en cuatro sets, no había tiebreak y físicamente era extenuante el desgaste. Entrenábamos tres semanas antes y después estábamos tres semanas para recuperarnos. Desatendí el circuito ATP y a nivel ranking me afectó jugar la Copa Davis“.

En 1987 Paraguay superó a Estados Unidos eligiendo el polvo de ladrillo como superficie y Víctor recuerda especialmente esa serie. “Estuvimos muy cerca de perder, ellos vinieron con dos top 10 como Aaron Krickstein, Jimmy Arias y la dupla Flach/Seguso para el dobles mientras que nosotros teníamos un equipo más humilde. Hugo Chapacú era el single 2 y el primer día llevó a Krickstein al quinto set. Tras perder el dobles la serie estaba casi sentenciada. Chapacú perdía 5-1 en el quinto set con Arias y estaba acalambrado, estaba totalmente perdido y en esas historias del tenis lo dio vuelta ganándolo 9-7 salvando punto de partido. Después yo vencí a Krickstein en el quinto punto y fue una victoria increíble” recuerda con felicidad Pecci sobre aquel logro histórico del deporte paraguayo.

Translate »