WTA

Sakkari impone su ley ante Tomova en Wimbledon

Sakkari Tomova Wimbledon
Sakkari, otra clasificada a la tercera ronda de Wimbledon. | Foto: WTA

La tenista griega sigue con paso firme en Wimbledon a costa de una Tomova que no pudo imponer su juego ante el buen hacer de la helena (6-4, 6-3). Sakkari sigue ganando confianza y cada vez se muestra con más peligro.

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

Maria Sakkari sigue con vida en Wimbledon.  La número 5 mundial llegaba a esta segunda ronda con la intención de hacer valer sus buenas sensaciones en el debut ante Zoe Hives. Esta vez lo hacía contra una rival que venía de derrotar a una siempre complicada Daria Saville en tres mangas en su debut.

Sakkari se candidatea en Wimbledon

El primer parcial empezó  bastante ajetreado en lo que a roturas de servicio se refiere. Los primeros juegos vivieron los tres únicos breaks de la primera manga. Estos fueron los tres de forma consecutiva y le permitieron a Sakkari tomar el mando del primer parcial. La griega lograba ir haciéndose fuerte con su buen hacer al servicio y eso unido a su poderosa derecha, le permitió poder llevarse el primer set sin excesivos sufrimientos al servicio.

Las cosas comenzaron bien para Sakkari en el segundo set, ya que consiguió un break nada mas comenzar el segundo parcial. La mayor agresividad de la griega iba marcando los tiempos del encuentro. Enfrente una Tomova que no lograba hacer su tenis sólido y físico desde el fondo de pista debido al mayor empuje de la griega a lo largo de la segunda manga. Sakkari no desperdiciaba su ventaja. Lo hacía apoyada en su buen tenis de servicio y derecha que le permitía liderar el encuentro con relativa comodidad. Un último juego al resto fue la puntilla del encuentro para una Maria Sakkari que certificó su superioridad en la pista a lo largo de todo el partido.

La próxima rival de Sakkari será la germana Tatjana María. La alemana es toda una experta sobre césped y que viene con ganas de demostrar su buena relación con este tipo de pistas. 

Translate