WTA

Pliskova sobrevive a una gran Anisimova en Nueva York

Pliskova Anisimova US Open
La checa gana uno de los partidos del torneo ante Anisimova. | Foto: WTA

La tenista checa superó a la joven local Amanda Anisimova (7-5, 6-7(5), 7-6(7)) en su duelo por la segunda ronda del US Open. Pliskova se enfrentará próximamente a la australiana Ajla Tomljanovic.

Karolina Pliskova llegaba tras superar un sólido debut frente a otra joven local como Cathy McNally. La checa venía en pleno ascenso tenístico en las semanas previas al US Open, siendo finalista en Montreal y semifinalista en Cincinnati. Partiendo como cuarta cabeza de serie, Karolina aparecía en la previa como una seria candidata pelear por el título.

Del otro lado de la red aparecía una de las grandes promesas del tenis estadounidense como Amanda Anisimova. A sus 20 años recién cumplidos, la de Nueva Jersey buscaba repetir su performance de la temporada pasada, en apenas su tercera participación en Flushing Meadows. En su partido debut, Amanda dejó en el camino a la kazaja Zarina Diyas en sets corridos.

Pliskova gana un partido épico

El partido ya comenzó con gran intensidad desde los primeros juegos, dejando apenas algunas muestras de lo que se vería más adelante. Tanto Pliskova como Anisimova se mantenían sólidas al servicio, aunque con una checa que parecía animarse más a arriesgar a la devolución. De todos modos, Amanda lograba contener los break points en contra y sorpresivamente, concretaba un quiebre a favor en el séptimo juego. Sin embargo, Pliskova lograría dos breaks para llevarse el set por 7-5.

El segundo set traería más y más paridad, con las dos tenistas cada vez más sólidas en sus juegos de servicio, y sin siquiera aparecer ni un punto de quiebre en toda la manga. La tensión iba en aumento y más aún llegando al tiebreak, donde prevalecería de manera ajustada Anisimova, llevando las cosas a un set definitorio.

La tendencia se mantendría para el inicio del tercer set, donde la presión de no recibir un quiebre, ya estaba en un nivel muy alto. Sin aparecer nuevamente quiebres ni chances concretas para romper esa igualdad, otra vez la historia se definía en un tiebreak, en un Arthur Ashe rebalsado de excitación. El desempate tocaría picos épicos, superando las expectativas. De la misma manera que el resto del partido, todo iba a ser ajustado, con una Anisimova que tendría match point estando 7-6, pero que luego no pudo cerrarlo ante la experiencia de Pliskova. La checa lo cerró por 9-7 y selló su pase de ronda.

Translate