Crónicas WTA

Osaka sufre pero alcanza la segunda semana del US Open



crónica osaka triunfo us open 2020 segunda semana
Osaka durante su partido de hoy en el US Open | Foto: @usopen

La tenista nipona, cuarta favorita del cuadro, estará presente en los octavos de final del US Open por tercer año consecutivo, aunque no sin alardes. Por segunda ocasión en el torneo, Osaka se vio obligada a agotar los tres sets para derribar la resistencia de la ucraniana de 18 años Marta Kostyuk, a la que derrotó por 6-3 6-7(4) y 6-2 en poco más de dos horas y media de juego. Linette o Kontaveit, uno de las dos será su siguiente rival.

Con alguna que otra duda, pero sacando su enorme talento a pasear en los momentos complicados, Naomi Osaka ya tiene su billete garantizado para los octavos de final del US Open 2020. La nipona, novena mejor jugadora del mundo, tuvo que recurrir al tercer set para doblegar a la ucraniana Marta Kostyuk por 6-3 6-7(4) y 6-2 en un encuentro con bastantes altibajos por parte de las dos jugadores pero en el que al final prevaleció el potencial de la japonesa.

Primer choque entre ambas en el circuito

Osaka, campeona en ‘Flushing Meadows‘ hace un par de años, fue la encargada de abrir la quinta jornada del US Open 2020 en la pista central Arthur Ashe ante una joven promesa, la ucraniana Marta Kostyuk, número 137 del mundo pero también vencedora de un Grand Slam, en este caso en la categoría júnior y en el Open de Australia 2017, cuando solamente contaba con 15 años. La ucraniana deslumbró en las dos primeras rondas de este US Open, venciendo con comodidad a dos jugadoras de renombre como son la rusa Daria Kasatkina (6-1 y 6-2) y la letona Anastasija Sevastova (6-3 y 7-6).

Osaka, en cambio, sufrió algo más en su primer compromiso ante su compatriota Misaki Doi, ante la cual cedió un set. En segunda ronda, la japonesa mejoró claramente sus prestaciones arrasando a la italiana Camila Giorgi por 6-1 y 6-2. Este suponía el primer enfrentamiento entre ambas como profesionales, buscando una plaza en los octavos de final del Grand Slam neoyorkino.

Osaka da primero ante la irregularidad de Kostyuk

No le bastó bordar el tenis a la nipona para hacerse con suficiencia con el primer set por 6-3. La número nueve del mundo mantuvo en todo momento una línea constante en su juego, sacando mucho partido a su primer servicio (86% de puntos ganados, 12 de 14) y del segundo de su rival, ganando el 57% de los puntos. Fiel a su estilo, Kostyuk no especuló en ningún momento, buscando el winner casi en cada golpe, incluso jugándose los segundos saques. El problema de esta manera de interpretar el tenis es que como no tengas buenas sensaciones, los errores no forzados pueden comenzar a acumularse sin control.

Eso es lo que le sucedió a la joven ucraniana, cuyos números se dispararon hasta los 18 errores en esta manga. Su valentía quedó demostrada en la red, donde logró un 100% de efectividad, seis de seis, pero en ningún momento de este primer set pudo siquiera inquietar a Osaka. Esta supo cambiar el ritmo en el momento adecuado y con dos breaks, uno en el quinto juego y otro para cerrar en el noveno, puso el 6-3 en el marcador tras 42 minutos de juego.

Kostyuk fuerza la igualada

Nada más finalizar el primer set, la ucraniana fue atendida por problemas en su tobillo derecho. Desde luego, no era la mejor manera de comenzar un set, pero lo cierto es que Kostyuk demostró mucha raza en su vuelta a pista. Tanto fue así que se hizo con un juego clave al servicio, el cuarto de la segunda manga, tras salvar hasta siete oportunidades de break. Este hecho produjo un punto de inflexión en el encuentro. Osaka, hasta el momento tranquila y con el control total del encuentro, comenzó a ponerse nerviosa. Fruto de ello llegaron los errores al servicio que le acabaron por costar el break en el séptimo juego (4-3).

Fue a partir de aquí cuando el set entró en un sube y baja continuo en el que ambas jugadores eran incapaces de lograr dos buenos puntos consecutivos. Kostyuk pasó de tener bola de set al resto (5-3) a estar a dos puntos de la derrota (6-5). Sin embargo, la de Kiev se rehizo de manera magistral, aprovechando también la ansiedad de una cada vez más incómoda Osaka, para llevarse el desempate por 7-4 e igualar la contienda. Osaka pagó su frustración estrellando por dos veces su raqueta contra el suelo en dicha muerte súbita. El choque se le estaba torciendo de forma muy peligrosa y necesitaba volver a concentrarse al máximo para no volver a caer temprano en un Grand Slam.

Osaka prevalece en el set definitivo

La misma irregularidad que la condenó en el tiebreak del segundo set pareció estar presente también en la raqueta de Osaka en el inicio del tercero y definitivo. Justo cuando más se tambaleaba, la japonesa enfrentó con éxito a un 0-40 en contra en el cuarto juego de la manga. Lo superó y, a partir de ahí, voló hacia la victoria. Kostyuk se hundió sobremanera tras aquel fatídico juego y sólo pudo sumar un punto en los tres siguientes. Una contundente respuesta a las dudas por parte de Osaka, que puso el 6-2 definitivo con el que accede a la segunda semana del US Open, donde se verá las caras con la ganadora del choque ente la polaca Magda Linette y la estonia Anett Kontaveit.

Translate »