Noticias

Opelka se hace fuerte ante Tsitsipas y es finalista en Toronto

Opelka Tsitsipas ATP Toronto
El estadounidense peleará por el título en Canadá. | Foto: ATP

El tenista estadounidense dejó en el camino a Stefanos Tsitsipas en tres ajustados sets (6-7(2), 7-6(4), 6-4) en su duelo por las semifinales del Masters 1000 de Toronto. Opelka deberá esperar por Medvedev o Isner como los posibles rivales para disputarse mano a mano el título del National Bank Open.

Stefanos Tsitsipas ha tenido un camino de menor a mayor en este torneo canadiense, con un estreno muy trabajado ante Ugo Humbert. Luego, tuvo dos presentaciones sólidas ante Karen Khachanov y Casper Ruud, para meterse en las semifinales del torneo, aprovechando su condición de tercer máximo preclasificado.

Por su parte, Reilly Opelka llegaba como la gran sorpresa del torneo, por el nivel que ha mostrado y la calidad de rivales que debió dejar ronda tras ronda. El estadounidense superó a Nick Kyrgios en su debut, seguido de Grigor Dimitrov y Lloyd Harris, cruce donde salió favorecido por la baja de Rafael Nadal con el cuadro ya publicado. En cuartos, dio el golpe más importante al vencer en sets corridos a Roberto Bautista.

Opelka, finalista a base de un servicio espectacular

Como era de esperar el partido traería paridad absoluta, y apenas se iba a definir por detalles, según la consistencia que pudiera tener Opelka con su servicio. Justamente el tenista de 2,11 mts tuvo las primeras chances de quiebre sorprendiendo en el tercer juego, pero que no pudo concretar. Con el correr de los juegos, a pesar de no aparecer opciones de break, Tsistipas fue encontrando la manera de disputar todos los puntos a través de una gran movilidad, jugando bolas altas y parándose muy por detrás de la línea. Con la solidez de Reilly al servicio, las cosas debieron definirse en tiebreak. Allí, sacando una ventaja rápida y con plena concentración, el griego prevaleció para adelantarse en el marcador.

Después de haber perdido el set de manera ajustada, Opelka salió al segundo parcial con la misma energía y sin bajar en absoluto su concentración en los juegos de saque, contrarrestando siempre mediante la potencia, los avances del heleno. Otra vez fue el norteamericano quien tuvo la única chance de quiebre del set, pero sin poder materializarla en los números. En una nueva definición por tiebreak, Tsitsipas falló en puntos clave, y las cosas se fueron a una tercera manga.

Grandes momentos se vivirían en el tercer set, con la solidez y paridad absoluta de antes, sumadas al nerviosismo de una definición que se acercaba. En este caso Tsitsipas tuvo la primera chance de quiebre en el 3-2, pero Opelka salió ileso depositando toda su confianza en la estrategia de saque con kick y volea en momentos importantes. En el game inmediatamente posterior, el norteamericano concretó ese ansiado break para sacar una diferencia que parecía difícil de revertir. Finalmente, Reilly se clasificó para jugar la final más importante de su carrera, con un 6-4 definitivo.

Translate