Estadísticas

Los títulos de Roger Federer año por año



Los títulos de Roger Federer año por año
Federer celebrando su título 100 en el ATP de Dubái 2019 | Foto: atptour.com

Roger Federer es, para muchos, el mejor tenista de la historia. Otros van más allá, y lo colocan como el mejor deportista de todos los tiempos. Número tiene para aburrir, y aquí repasamos al completo los más de 100 títulos de Roger Federer, año por año.

2001

El suizo no empezó a ganar títulos muy rápidamente, que digamos. Después de tres años jugando torneos ATP (1998-2000), llegaría 2001, y con él, el primer título para el maestro de Basilea. Sería en Milán, en moqueta cubierta, y cargándose por el camino a Yevgeny Kafelnikov, entonces 7 del mundo. Federer partía como 27 del mundo en ese torneo; no ganaría más en 2001, pero acabaría el año como número 13.

2002

En 2002 llegarían más éxitos todavía. El suizo arrancaría el año coronándose en Sídney, y realizando un torneo buenísimo ganando a Robredo, Malisse, Ríos, Roddick y Chela, todo un cuadrazo. Meses después conseguiría su primer Másters en Hamburgo, ganando por el camino a dos top 10 como Kuerten y Safin; y ganaría su tercer y último título del año en el International Series Gold (actual ATP 500) de Viena. Roger cerraba 2002 como número 6 del mundo.

2003

En 2003 comenzaría a forjarse una leyenda sin igual. Si bien el suizo comenzó con mal pie el año, cayendo pronto en Doha, Sídney y Australia, luego sería una apisonadora ganando 7 de los 20 torneos que disputaría. Ganaría sin problemas en Marsella Dubái, aunque haría una mala gira americana. En la tierra, conseguiría el título en el 250 de Múnich, pero en Roland Garros no pasaría de la primera ronda, siendo ya número 5 del mundo. En la hierba arrasaría, conquistando Halle y su primer Wimbledon. No obtendría buenos resultados en la gira veraniega americana, pero de vuelta a las pistas cubiertas, ganaría Viena y la Copa de Maestros en Houston para cerrar el año como segunda mejor raqueta del planeta, y un total de 11 títulos a sus espaldas.

2004

2004 nos traería un todavía mejor Roger Federer. Empieza el año con su primer Australian Open y la consecución del número 1, antes de ganar también en Dubái y su primer Masters en cemento, Indian Wells. En la gira de tierra, volvería a conseguir el Masters de Hamburgo, que ya había logrado en 2002, y en la hierba, ganó el doblete de Halle Wimbledon de nuevo. Seguiría sin perder durante más tiempo, ya que conseguiría ganar una semana después de Wimbledon su primer título en casa, Gstaad, y unas semanas después, Canadá. A pesar de hacerlo mal en Cincinnati y las Olimpiadas de Atenas (sí ganó el doble junto a Wawrinka), conseguiría después su primer US Open, y cuarto Grand Slam, cerrando después la temporada con títulos consecutivos en Bangkok y la Copa de Maestros de Houston. 11 torneos en 2004, y 22 en total, a sus 23 años.

2005

2005 fue el año en que se instauró en la élite su máximo rival, Rafa Nadal, que le privaría de casi todo en tierra batida. Aun así, su año fuera de ella fue bastante bueno, aunque no tanto como 2004. Empieza el año sin perder un set en Doha, pero caería por sorpresa ante Safin en Australia. Aun así, se repondría consiguiendo los siguientes cuatro títulos en pista dura: RóterdamDubáiIndian Wells y por primera vez, Miami. En tierra, volvería a lograr el título en Hamburgo, y en hierba, por tercer año consecutivo, ganaría Halle y Wimbledon. No jugaría Canadá, pero ganaría sin demasiados problemas en Cincinnati US Open, cerrando el año con título en Bangkok, pero derrota en la final de la Copa de Maestros de Shanghái. Acababa el año como número 1 por segundo año consecutivo tras hacerse con otros 11 títulos.

2006

En 2006, Roger Federer vuelve a mejorar sus registros, y, como en 2004, gana tres Grand Slams. Comienza la temporada con victorias en Doha Australia, antes de perder contra Rafa Nadal en la final de Dubái. Luego encadenaría títulos en Indian Wells Miami, pero en tierra, perdería tres finales consecutivas con Rafa Nadal. Vuelve a ganar HalleWimbledon y Canadá, pierde pronto en Cincinnati, y gana su tercer US Open y noveno Grand Slam, así como los últimos cuatro torneos de la temporada: TokioMadridBasilea (por primera vez), y la Copa de Maestros de Shanghái. Récord de títulos en un año, 12, y 45 en total, a los 25 años.

2007

En 2007, otra temporada similar, aunque Rafa Nadal sigue comiéndole terreno, ahora también en pista dura. Comienza el año sin problemas para ganar Australia Dubái, aunque obtendría resultados pobres en Indian Wells y Miami, sumando sólo dos títulos en esa primera parte del año; su número más bajo desde 2003. En tierra, conseguiría ganar a Rafa Nadal en su única casa de arcilla, Hamburgo, donde se coronaba por cuarta vez, aunque el mismo Nadal le quitaría Montecarlo y Roland Garros; además de Volandri el Másters de Roma. Esta vez no jugó Halle, pero ganó su undécimo Grand Slam en Wimbledon, y el duodécimo en el US Open, con título previo en Cincinnati. Su año acabaría con títulos en Basilea y la Copa de Maestros de Shanghái, donde no volvería a ganar más hasta 2010. 8 títulos más en 2007 para Roger.

2008

Y el terreno acabaría de ser comido en 2008. Llegaba Rafa Nadal para ser la peor pesadilla de Roger Federer en todos lados. El suizo comienza el año sin títulos en pista dura por primera vez, después de perder contra Djokovic en Australia, Murray en Dubái, y Fish y Roddick en una mala gira americana. En tierra, estaba Rafa Nadal. No hay más que decir. Ni un título le dejó el manacorí, contra el que perdió tres finales; entre ellas la de Roland Garros, en la que Federer sólo pudo hacer 4 juegos. Donde no estaba Rafa Nadal, en Estoril, es donde sí pudo conseguir el título Roger. Después de Roland Garros, volvería a la senda de la victoria en Halle, con su quinto título en la hierba alemana, pero en Wimbledon se prolongaría la pesadilla, y cedería ante Rafa Nadal en el mejor partido de la historia del tenis. Su estado anímico seguiría por los suelos, firmando una pésima gira por Canadá y Cincinnati, y cuartos en los JJOO de Pekín. Con todos los malos resultados, conseguiría su primer Grand Slam del año en el US Open, ganando a Djokovic y Murray por el camino. El fin de año fue malo también, ganando sólo el título en Basilea, y sin siquiera alcanzar las semis en la Copa de Maestros de Shanghái. Acabaría el año como número 2 del mundo, y cuatro títulos más, sumando un total de 57.

2009

En 2009 Roger volvería a brillar con luz propia, llegando a la final de todos los Grand Slams, y ganando dos de ellos, para volver así al número 1 mundial. Comienza el año llorando ante Rafa Nadal, tras perder por tercera vez consecutiva una final de Grand Slam contra él, en este caso en Australia. Volvería a no conseguir títulos en dura, pero sería el mejor en tierra, cuando, aprovechando la peor época de Nadal, ganaría el nuevo Masters 1000 de Madrid en tierra, y el ansiado Roland Garros, para convertirse en el sexto jugador en la historia en completar en Grand Slam. Sin jugar Halle, volvería a ganar Wimbledon, y después Cincinnati, aunque no sería el momento para el título ni en Canadá ni en el US Open, donde perdería la final contra Juan Martín del Potro, primer campeón de Grand Slam no miembro del Big 3 desde Safin en el Australian Open 2005. Federer no conseguiría más títulos en 2009, cerrando el año con 4 más, dos de ellos Grand Slams, y 61 en su carrera. Volvería a acabar, dos años después, como número 1 del mundo a final de año.

2010

2010 volvió a ser un año más flojo para Federer, aunque todavía ganando Grand Slams, eso sí. Lograría el número 16 en Australia, cediendo sólo un set en todo el torneo, pero no volvería a alzar un trofeo más hasta Cincinnati en agosto, con cuartos en Roland Garros y Wimbledon, y semifinales en el siguiente US Open. El final de año sería positivo, consiguiendo título por primera vez en Estocolmo, y ganando el cuarto en Basilea y el quinto en la Copa de Maestros; el primero en Londres, para cerrar el año como número 2 del mundo tras ganar 5 nuevos títulos, y sumar un total de 66.

2011

Si en 2010 había pasado a un segundo plano por culpa de Rafa Nadal, en 2011 pasaría a un tercer plano por culpa de un Novak Djokovic que hizo un año colosal. A pesar de esto, comenzó el año ganando en Doha, y conseguiría hacer final en Roland Garros cortando la racha de Djokovic, que no había perdido un partido desde 2010, para luego perder con Nadal en la final. Por segundo año consecutivo, haría cuartos en Wimbledon, y semifinales en el US Open, pero volvería a hacer un gran final de año, con tres títulos consecutivos: Basilea, su primer Masters 1000 de París-Bercy, y la Copa de Maestros en Londres. Por primera vez desde 2002, Federer acabaría el año fuera del top 2 (número 3), y dejaría su total en 70 títulos tras ganar 4 nuevos en 2011.

2012

Después de un paréntesis de malos resultados en 2010 y 2011, Roger volvería a brillar con luz propia en 2012. En Australia, Rafa frenaría en seco al suizo en semifinales, pero Federer volvería a ganar títulos en dura a principio de año, encadenando tres, en RóterdamDubái e Indian Wells. Ya en la gira de tierra, conseguiría el segundo Másters en la pista azul de Madrid, y llegaría a semifinales en Roland Garros. Perdería en Halle, pero lograría la victoria en Wimbledon por séptima vez, para volver al número 1 (aunque por poco tiempo). Haría unas buenas Olimpiadas en Londres, haciendo plata, y después ganaría en Cincinnati. Berdych lo volvería a frenar en el US Open en los cuartos de final, y ya no conseguiría más títulos, cayendo en la final en Basilea y Copa de Maestros. 6 títulos más colocaban su total en 76.

2013

2013 ha sido, con diferencia, el peor año de Roger Federer en toda su carrera. El suizo sólo pudo sumar un título, en Halle, haciendo participaciones lamentables en Grand Slams, y la peor de su vida en Wimbledon, cayendo en segunda ronda ante Stakhovsky. Su mejor resultado en Slam fue semifinales en Australia, y lo mejor que hizo aparte de eso fue llegar a la final en Roma. Cayó hasta la sexta posición a final de año, y cerró el año con 77 títulos totales, pudiendo sumar sólo uno nuevo.

2014

En 2014 vuelven a salirle las cosas a Roger, que empieza el año cayendo en semis de Australia ante Rafa Nadal. Conseguiría su primer título del año en Dubái, antes de llegar a la final en Indian Wells. En la tierra batida, lo más que consiguió fue la final en Montecarlo, haciendo octavos en Roland Garros, y en la hierba lo haría bien, ganando Halle y perdiendo contra Djokovic en una gran final en Wimbledon. Llegaría después a la final en Canadá, ganaría Cincinnati, y perdería en las semifinales del US Open ante Marin Cilic. Cerraría el año con títulos en Shanghái Basilea, y consiguiendo por fin la Copa Davis para Suiza. 5 títulos más a su cuenta particular de ahora 82. La leyenda, número 2 a final de 2014, se sigue agrandando.

2015

En 2015, Roger lo hizo mejor todavía. Abrió el año con título en Brisbane, pero haciendo después su peor Australian Open desde 2001, cayendo en tercera ronda ante Seppi. Después, ganaría Dubái y llegaría a la final de Indian Wells. En la tierra batida, varía su calendario, y consigue el título en Estambul, con final también en Roma, y cuartos en Roland Garros. Repite sus resultados de hierba de 2014, ganando Halle y perdiendo la final de Wimbledon ante Djokovic de nuevo. Al propio Djokovic le arrebataría Cincinnati un mes después, y lo pondría contra las cuerdas en la final del US Open que Roger no pudo llevarse. Acabó el año con título en Basilea y final en la Copa de Maestros. Número 3 del mundo tras el ascenso de Andy Murray, y 88 títulos totales en su carrera, tras sumar 6 en 2015.

2016

2016 sería el peor año del suizo en cuanto a títulos, aunque no peor de nivel que 2013, porque en este sólo pudo jugar siete eventos, haciendo semis en los dos Grand Slams que jugó (Australia y Wimbledon). Sólo jugó dos Masters, en tierra ambos, haciendo cuartos en Montecarlo y octavos en Roma. No jugó nada después de Wimbledon por la lesión que allí mismo se hizo, y acabó el año como número 16 del mundo, sin sumar nuevos títulos.

2017

2017 sería otra cosa. Para muchos, el mejor año de Roger Federer. El suizo jugó cuatro eventos oficiales en pista dura a principio de año, y ganó Australia (su 18º Grand Slam), Indian Wells Miami, ganando al mejor (sobre todo en Australia) Rafa Nadal en los tres. Tras decidir saltarse la gira de tierra con objeto de prolongar su carrera, firma una gira de hierba de ensueño, cayendo pronto en Stuttgart, pero ganando Halle Wimbledon. Luego jugaría Canadá, perdiendo la final, y el US Open, donde era el principal candidato al título, cayendo en cuartos con algunos problemas en la espalda. Acabaría el año ganando Shanghái Basilea, y como número 2 del mundo, añadiéndose 7 títulos, para dar un total de 95.

2018

Roger empezaría 2018 como favorito para ganar Australia, y cumplió con las expectativas para conseguir la increíble cifra de 20 Grand Slams. Arrasaría en Róterdam, para conseguir su tercer título en tierras holandesas, y se le escaparía con bolas de partido a favor la final de Indian Wells ante Del Potro. En Miami, perdería por sorpresa ante Kokkinakis, y volvería a optar por no jugar la tierra. En hierba, gana Stuttgart, pierde la final de Halle, y cede ante Anderson en los cuartos de Wimbledon. No jugaría Canadá, perdería la final de Cincinnati (en la que era favorito) ante Djokovic, y daría un nivel pésimo en los octavos del US Open para caer ante John Millman. Basilea volvería a sonreírle, pero el resto de la parte final de año sería más bien flojo. Roger cerraba, aun así, el 2018 en el top 3, y con 4 títulos nuevos, que lo dejaban al borde de los 100 (99).

2019

En 2019, con el objetivo de conseguir el 100º título, empieza cayendo ante Tsitsipas en el Australian Open. Después el centésimo llega, y lo hace en Dubái. Después, perdería la final de Indian Wells in-extremis y ganaría con muy buen nivel en Miami. Por primera vez desde 2016, Federer decidiría volver a la tierra, y obtendría resultados bastante buenos para llevar tanto tiempo sin jugar. Está cerca de ganar a Thiem en Madrid, y se retira antes de jugar los cuartos de Roma ante Tsitsipas. En Roland Garros, se planta en semifinales, y cae con Rafa Nadal, y en la hierba, vuelve a brillar para ganar Halle y quedarse a un punto de reinar en Wimbledon (el famoso 8-7 y 40-15). El final del año sería más bien flojo, haciendo un mal US Open, en el que pierde lesionado ante Dimitrov, y volviendo a los títulos en Basilea, para acabar el año como número 3 del mundo, y campeón de 103 títulos.

2020

Asterisco para 2020 en el que sólo pudo jugar en Australia, donde jugó mal, pero se las apañó para ganar partidos que tenía perdidos ante Millman y Sandgren y meterse en semifinales. Ahí, le lucharía algo el primer set al campeón, Novak Djokovic, pero acabaría cediendo en tres. Roger no volvería a jugar torneos en 2020.

Facebook

Translate