Opinión

¿Llegará el salto definitivo de Goffin?

Goffin celebra la victoria ante Tsonga
Goffin celebra la victoria ante Tsonga | Foto: www.daviscup.com

David Goffin es un tenista regular que no ha acabado de dar el salto definitivo para estar entre los mejores. Tiene el tenis y la calidad necesaria para ser un top 10 pero las lesiones y la falta de confianza le han privado de ello. En 2020 quiere volver a ser tenista que llegó a las Nitto ATP Finals en 2017. 

El belga quiere mejorar sus números de temporada pasadas y poder plantarse en el top 5. Su mejor ranking fue el número 7 que logró el 20 de noviembre de 2017 tras la final de las Nitto ATP Finals. Goffin es un jugador versátil sin un gran servicio o un golpe ganador por excelencia pero muy rocoso. El servicio es uno de los puntos que tiene mejorar ya que muchas veces le quita el poder llevar la iniciativa desde el inicio. En cambio desde el fondo de la pista es un jugador muy seguro que cuando está con confianza llega a todo y falla pocas bolas. Sus golpes profundos, las búsqueda de ángulos y pasar de la defensa al ataque con mucha facilidad son sus mayores virtudes.

Las lesiones

Goffin ha tenido mala suerte con las lesiones en su carrera. Cuando empezaba a coger el ritmo llegaba una lesión que le apartaba del circuito y ya sabemos que volver es complicado, más aun con el nivel que existe en los últimos años en el circuito. Entre las más destacadas hay que recordar en 2017 el terrible golpe que sufrió en 2017 contra la valla publicitaria en Roland Garros que le obligó a retirarse en su partido contra Horacio Zeballos.

En 2018 cuando iba en busca de mejorar sensaciones y seguir progresando en Rotterdam tras una volea defectuosa sufrió una lesión ocular que le volvió a frenar de la competición. En 2019 tuvo algún que otro problema físico y al final no encontró el ritmo casi en toda la temporada. Desde 2017 lleva sin llegar a una final y poder luchar por un trofeo ATP.

La incógnita del 2020

Sin empezar la temporada 2020 con grandes resultados ha sido capaz de llegar al número 10 del ranking ATP. Sus sensaciones en la ATP Cup fueron más que positivas tras vencer a Albot, Dimitrov y por último a Nadal en lo que fue una de las sorpresas del torneo. En Australia superó las dos primeras rondas venciendo a dos jugadores de origen francés como Chardy y Herbert. Ya en la tercera ronda no pudo contra uno de los jugadores más en forma del inicio del año como Andrey Rublev. En Montpellier ganó dos duelos y llegó hasta semifinales para perder frente a Pospisil. El peor torneo del año llegó en Rotterdam cayendo frente a Sinner, que venía en un mal inicio de año.

Los dos Masters 1000 marcarán un poco el devenir del jugador hasta la mitad de la campaña. En 2019 en Indian Wells cayó en el debut, pero en Miami llegó hasta los octavos de final. El belga deberá coger el ritmo en algún torneo previo para intentar llegar en buenas condiciones a los dos primeros Masters 1000 del año.

Una de las grandes virtudes de Goffin es la gran regularidad que tiene durante todo el año. Es capaz de llegar a las rondas finales en la mayoría de torneos que disputa, bien sea un ATP 250 o un Grand Slam. Por eso es uno de los jugadores que siempre milita en la élite del tenis. Ganar un título o vencer a algún jugador del top 5 le puede dar esa confianza necesaria para buscar el salto definitivo en 2020.

Translate »