Opinión

La irregular temporada en 2019 de Alexander Zverev

Alexander Zverev temporada 2019
Zverev en el Australian Open 2020 | Foto: @australianopen

El tenista alemán ocupa actualmente la posición 7 del ranking ATP. En este artículo haremos un repaso de los puntos que debía defender Alexander Zverev en este 2020 demostrando que no fue un año lleno de éxitos y alegrías como se podía esperar en su progresión.

El 2019 fue un año algo raro para Alexander Zverev. Estuvo en el foco de muchas críticas debido a su bajo rendimiento. Luego, él mismo se encargó de aclarar que estaba atravesando muchos problemas personales que lo hacían tener la cabeza fuera de la pista a la hora de jugar. Sin embargo, a pesar de no haber sido su mejor año, el alemán tuvo varios torneos buenos en donde logró recolectar una buena cantidad de puntos que lo mantuvieron entre los mejores diez del mundo, más específicamente 2.930 puntos de Indian Wells hasta el final de temporada.

Aprobado en tierra batida

El número 7 del mundo sólo pudo sumar 55 puntos entre Indian Wells y Miami. En el primer Másters, sumó 45 tras caer en tercera ronda ante su compatriota Jan Lennard Struff, que estuvo intratable ese torneo, mientras que en el segundo perdió en primera ronda ante un David Ferrer que estaba disputando sus últimos partidos en una pista de tenis como profesional.

Tras este paso frustrado por Norteamérica, la gira de tierra batida sería muy importante para el nacido en Hamburgo. Comenzó con el pie izquierdo en Marrakech, donde sumó 20 puntos tras caer ante Jaume Munar en tres sets. En Montecarlo su nivel mejoró, pero perdió en tercera ronda ante quien acabaría siendo campeón, Fabio Fognini. Luego, llegó a Barcelona teniendo una primera ronda accesible ante Nicolás Jarry. Sin embargo, la victoria fue para el chileno que logró revertir el marcador tras perder el primer set.

Tras no sumar puntos en España, Alexander partió a su país para disputar el ATP de Múnich, en donde tuvo la mala suerte de enfrentarse en cuartos de final ante otro chileno, Cristian Garín, quien venía en un altísimo nivel tras ganar Houston y llegar a la final en San Pablo. Así, Alexander sumó 45 puntos en Múnich y retornó a España para jugar en Madrid, esta vez con mejores sensaciones. Y vaya si se notó, si bien no es un resultado espectacular para un jugador de su jerarquía, el alemán alcanzó los cuartos de final, donde caería ante la sensación del torneo, Stefanos Tsitsipas, quien luego derrotaría a Rafael Nadal en semifinales para finalmente sucumbir ante Novak Djokovic en la final.

Alexander Zverev cosechó 180 puntos en Madrid y en el Másters 1000 de Roma volvió a tener otro bajón, ya que Matteo Berrettini se encargó de sacarlo en primera ronda, haciéndolo sumar tan sólo 10 puntos. Sin embargo, este era un partido que podía perder debido al buen momento que venía teniendo el italiano.

Finalmente llegaría la hora de disputar su último torneo antes de Roland Garros: el ATP 250 de Ginebra. Considero que este torneo fue muy importante para Zverev, ya que logró coronarse campeón luego de vencer a Gulbis, Dellien, Delbonis y Nicolás Jarry en la final. Si bien no son rivales de jerarquía, este torneo fue muy importante para el joven alemán ya que le sirvió para tomar confianza de cara a Roland Garros.

En el segundo Grand Slam de la temporada, Alexander tuvo un buen papel. Logró llegar a los cuartos de final, donde se vio derrotado ante Novak Djokovic. Sin embargo, en las rondas previas derrotó a rivales muy duros, como John Millman, Mikael Ymer, Dusan Lajovic (finalista de Montecarlo) y Fabio Fognini (campeón de Montecarlo). Si bien el único partido donde ganó con comodidad fue ante un Mikael Ymer con poca experiencia en torneos grandes, la irregularidad que venía mostrando Alexander hacía creer que podía perder contra Lajovic que venía muy bien o ante Fognini que también estaba en un excelente estado de forma. Sin embargo, Alexander sacó su mejor tenis y logró batirlos, sumando 380 puntos en este Grand Slam.

La irregularidad se notó en la gira de hierba

En la gira de hierba, Zverev sólo disputó 3 torneos. El primero de ellos fue en Stuttgart, donde caería ante Dustin Brown (170°) en primera ronda, por lo que no sumó puntos en esa competencia.  Luego sumó 90 puntos en Halle, donde cayó en cuartos de final ante quien sería finalista, David Goffin.

Wimbledon fue una decepción. Cayó en primera ronda ante Jiri Vesely, quien en ese entonces estaba 128° del mundo. Tras la cancelación de la edición 2020, en la próxima edición Zverev tendrá una buena posibilidad de sumar buenos puntos ya que tan sólo sumó 10 en 2019.

Finalmente, tras un fallido paso por la hierba, Alexander volvió a jugar en tierra batida donde había tenido buenos resultados con el fin de tomar confianza. Así, fue a jugar el ATP 500 de Hamburgo, donde cayó en semifinales ante quien terminaría siendo el campeón, el georgiano Nikoloz Basilashvili. Si bien sumó 180 puntos y está bien, todos los que siguen el tenis del alemán saben que estaba lejísimos de su mejor nivel, y que en sus mejores momentos, este partido ante el georgiano no se le hubiese escapado, ya que se notó que en los momentos claves dudó muchísimo (perdió el set final en tie break).

Un buen cierre de temporada

Llegaron los torneos de preparación al US Open: Montreal y Cincinatti. En estos dos Másters 1000, Zverev sumó 190 puntos, producto de los cuartos de final obtenidos en Canadá (perdió ante Khachanov) y de una primera ronda en Cincinatti ante la jóven promesa serbia, Miomir Kecmanovic. Una vez más, estos dos partidos perdidos eran partidos que estando en su mejor nivel no se le escaparían, por lo que la falta de confianza e irregularidad en su juego eran notorios.

Sin embargo, en el US Open hizo un papel aceptable, logrando 180 puntos tras alcanzar los octavos de final, donde caería ante el argentino Diego Schwartzman, que venía intratable luego de levantar su primer título en pista dura en Los Cabos.

Finalmente, en la gira asiática Alexander fue donde posiblemente sacó su mejor tenis de la temporada. Logró llegar a las semifinales en Beijing, sumando 180 puntos tras caer una vez más ante Stefanos Tsitsipas.

En el Másters de Shangai fue donde posiblemente mejor jugó en toda la temporada. Tras vencer a Chardy, Rublev, Federer y Berrettini, logró verse las caras con Daniil Medvedev en la final. Lastimosamente para él, perdió esa final en sets corridos (4-6, 1-6). Sin embargo, creo que debe estar más que conforme con lo hecho en ese torneo, debido a que el ruso era prácticamente imbatible en esos momentos de la temporada, ya que venía de ser finalista del US Open.

Sin embargo, en Basilea una vez más apareció la irregularidad del alemán, y no sumó puntos tras caer en primera ronda ante Taylor Fritz. Además, en París alcanzó la tercera ronda, sumando 90 puntos. Allí cayó ante quien sería finalista del torneo, Denis Shapovalov, quien también venía de ganar en Estocolmo su primer título ante Filip Krajinovic.

A pesar de esta temporada irregular, Alexander se las arregló para hacerse con un lugar en las Nitto ATP Finals, donde hizo un papel aceptable. En la fase de grupos, salió victorioso ante Rafael Nadal y Daniil Medvedev, y perdió ante  quien se coronaría campeón, Stefanos Tsitsipas. Tras superar exitosamente esta fase, perdió ante Dominic Thiem en semifinales, logrando sumar 400 puntos en esta competición.

Conclusiones finales

Como mencionamos varias veces en este artículo, Alexander Zverev tuvo un 2019 irregular, totalmente opuesto a lo que había conseguido en 2018.

Personalmente, creo que su falta de confianza y problemas fuera de pista claramente lo afectaron en partidos que estando en su mejor nivel hubiese ganado sin problemas, como ante Munar en Marrakech, Jarry en Barcelona, Brown en Stuttgart, Vesely en Wimbledon, Kecmanovic en Cincinatti y Fritz en Basilea.

Asimismo, también hay que decir que en muchas ocasiones enfrentó a rivales que venían jugando muy pero muy bien, como Cristian Garín, Stefanos Tsitipas, Daniil Medvedev y Diego Schwartzman, por lo que creo que esas derrotas no tienen tanto que ver con los problemas antes mencionados y Alexander lo sabe, por lo que posiblemente apunte a sumar puntos en estos torneos donde estuvo flojo.

Con respecto a las críticas que ha recibido, creo que el alemán se las ha arreglado bien para sobrellevarlas e incluso teniendo una temporada floja ha logrado hacer buenos resultados en tres de los cuatro Grand Slam, ha logrado llegar a una final de Masters 1000 y ha levantado un título. De esta manera, creo que, para lo que fue el año de Zverev, el balance es más que positivo para él.

Translate »