Opinión

Jack Sock vuelve a asomar la cabeza

Jack Sock 2019
Sock posa con el título de París | Foto: www.atpworldtour.com

El jugador estadounidense fue la gran revelación del 2017. Debido a las lesiones esta temporada no ha podido disputar los torneos que hubiera querido. Además los resultados no le han acompañado cayendo hasta el puesto 210º del ranking. En cambio la luz aparece al final del túnel después de una gran Laver Cup.

Dudar de la calidad de un jugador que ha sido top-10 es una ofensa hacia el tenis. Al final por unas u otras cosas para colocarse entre las 10 mejores raquetas del mundo alguna vez hay que tener algo de especial. Por eso Jack Sock no es un jugador cualquiera, si no, que tiene las capacidades para triunfar en el tenis. El americano pasó de ser la gran sorpresa del Masters 1000 de París en 2017 a un jugador olvidado esta temporada.

También es verdad que a pesar de su plenitud física y sus potentes golpes, principalmente con el servicio y la derecha no tiene esa regularidad para mantenerse con frecuencia por ejemplo entre los 20 mejores del mundo. Esto no quita que sea un tenista que como una semana tenga la mecha encendida puede cargarse a cualquiera. Todas las miradas se centraban en él la temporada pasada, pero entre las lesiones y los pobres resultados su imagen fue desapareciendo del mapa.

Un 2019 desastroso

La esperanza no volvía este 2019 ya que ha pasado gran tiempo con molestias físicas. Por ello se ha centrado en jugar los torneos más importantes, con el objetivo de ir recuperando sensaciones e intentar ganar algún punto. En Australia cayó en primera ronda ante el local Bolt, un jugador habitual del circuito Challenger. En Atlanta ante su público tampoco logró pasar de primera ronda al perder contra Kecmanovic. En Washington todo continuó igual al ceder frente a Thompson. En Cincinnati no pasó la previa al perder en su primer partido ante Kukushkin. En el US Open se despidió en primera ronda ante Pablo Cuevas. Es decir sí sumamos estos números únicamente ha ganado 1 partido y ha perdido 4.

La luz apareció en la Laver Cup

Por ello eran pocos los que confiaban en un cambio de imagen. John McEnroe convocó por tercera vez consecutiva a uno de sus jugadores estrellas para el dobles en la Laver Cup. Sin duda que era una de las bazas más importante para el equipo del Resto del Mundo en el dobles. Su primer partido lo perdió frente a la dupla Federer/A. Zverev. Después sumó dos victorias en esta modalidad.

Lo que más llama la atención es el único partido que disputó en individuales. Ahí jugó a otro nivel al que ha mostrado toda la temporada, quizás por la motivación extra que tiene esta competición. En frente estaba Fognini, en su mejor versión en toda su carrera. El transalpino nada pudo hacer ante la potencia y el buen saber hacer de su rival que se llevó el partido en sets corridos.

Entonces volvió la pregunta, ¿Está Jack Sock listo para volver a luchar con los mejores en el circuito ATP? Por supuesto que sí, ya que es un americano diferente a lo habitual. Tiene un patrón similar buscando el punto por la vía rápida, pero a diferencia de otros puede y cuando quiere tiene la capacidad para defenderse y moverse bien desde el fondo de la pista. Por ello esta Laver Cup puede significar mucho para un jugador que pasó de la gloria a la nada en muy poco tiempo.

Siempre quedará el dobles

En caso de que los resultados en individuales siempre le quedará el dobles. Es un jugador que ya ha reinado en esta modalidad. Por eso muchos eran los rumores que apuntaban que tras los dos últimos años en singles el americano iba a centrarse en el dobles, pero parece que se va a dar otra oportunidad en individuales. En caso de que salga mal el dobles es su gran salvoconducto y ahí es todavía más peligroso.

 

 

Translate »