¿Sí o No?

¿Debería ser la Laver Cup una competición mixta?

Laver Cup mixta
Federer y Bencic celebran el triunfo en la Copa Hopman | Foto: hopmancup.com

Nadie duda del éxito de la Laver Cup. Cada vez las ediciones son menos sobreactuadas y con más sentimiento. Sin duda que que le espera un gran futuro a este nuevo formato de competición. Ahora las dudas llegan con que debería ser una competición mixta. ¿Qué opináis?

Una idea de futuro

Xavi Milà

Muchos son los cambios que estamos viviendo en el tenis en la última década. La Laver Cup es sin duda el que más ha calado en los aficionados y los medios de comunicación. ¿Cómo se podría mejorar esta competición? Parece complicada esta respuesta, pero quizás incorporando partidos femeninos, mixtos y dobles femeninos supondrían mayor emoción.

Sin duda que el circuito femenino pasa por un año de igualdad máxima. Esto se vería reflejado de manera positiva en la Laver Cup ya que no habría grandes favoritismos. Además con el formato de partidos que se deciden en caso de igualdad a un set en el super tie break sería perfecto. Únicamente sería aumentar los días de competición, ya que jugar más partidos en un día se puede hacer pesado tanto para el banquillo como para los espectadores.

Cuadrar el calendario no sería un gran problema, ya que la ATP y WTA suman numerosas semanas juntos en sus respectivos calendarios. En principio sería una noticia bien recibida entre las damas de este deporte. Sería algo diferente poder ver a los mejores jugadores y jugadores de Europa y Resto del Mundo luchar por el cetro del tenis mundial. ¿Por qué probarlo?

No es necesaria una Laver Cup mixta

Daniel Escudero

La Laver Cup es un éxito rotundo dentro del tenis. La mayoría dudábamos de esta competición. A priori porque al estar tan alejada en el calendario y sin repartir puntos ATP quizás muchos jugadores top no tenían la necesidad de acudir a desgastarse durante tres días. En cambio las mejores raquetas de cada temporada incluidos los tres miembros del `Big Three´ ya saben lo que es jugar esta competición. Además la ATP ha tomado una nueva medida, ya que las victorias y derrotas cuentan en los registros personales de cada jugador.

Durante los dos primeros años se vio un formato llamativo y renovado que llamó mucho la atención. La duda llegó tras el campeonato que se disputó en Chicago ya que había aficionados que pensaban que todo era una actuación del marketing y que la mayoría de esas emociones eran falsas. En Ginebra se ha visto que es verdadero, que todos quieren ganar y que gracias al formato de la puntuación lo más probable es que hasta los últimos partidos no tengamos un campeón, lo que aumenta su intensidad.

Ahora se rumorea sobre la posibilidad de que exista una Laver Cup mixta. Creo que no es necesario, ya que para empezar habría que ajustar el calendario en ambos circuitos. Después serían demasiados jugadores, lo que significaría muchos partidos y al final se podría acabar haciendo pesado. Quizás este mismo formato llevado al circuito femenino sea una gran idea, pero mezclar no lo veo factible. A parte las competiciones mixtas por mucho que queramos esconderlo no han llegado nunca a tener el éxito esperado como la Copa Hopman o en los Grand Slam, en los que se pueden ser jugar los dobles mixtos.

 

 

Translate »