Opinión

Dominic Thiem y su eterna lucha contra el césped

Thiem Wimbledon 2019
Thiem cayó de nueva cuenta en 1R de Wimbledon | Foto: Reuters

No cabe duda que año con año el desarrollo de Dominic Thiem ha ido evolucionando. Para algunos, tal vez, a paso lento, pero seguro. Thiem poco a poco se ha convertido en uno de los rivales más complicados del circuito. Sin embargo, el austriaco aun no ha podido dar ese salto de calidad en un Grand Slam. Wimbledon no pudo ser, y una vez más quedó en evidencia lo mucho que le pesa a Thiem, el juego en césped. 

Para algunos, al hablar de Thiem, se habla de una de las jóvenes estrellas más destacadas en la actualidad, y posiblemente un futuro número uno del mundo y campeón de Grand Slam. Sin embargo, el camino de Thiem, temporada tras temporada, se ha visto mermado cuando llegamos a esta época del año. De sus 13 títulos ATP, únicamente el título de Stuttgart, en 2016, fue ganado en hierba.

Un balance negativo

En el torneo de Halle, únicamente logró llegar a semifinales en 2016. De ahí en más su camino no ha ido más allá de la segunda ronda. Incluso, no participó en este torneo en la actual temporada. Sumado a esto, y tras su derrota ante Sam Querrey en la primera ronda de Wimbledon, el austriaco tiene un récord de cinco victorias en seis participaciones en Wimbledon. Cifras preocupantes para un jugador top como lo es Thiem.

Se podrá decir que el cambio de tierra batida a césped es complicado para cualquier tenista, pero ninguno parece tener tantos problemas durante esta transición como los que sufre Thiem. Aunque los motivos pueden ser diversos, y quizá solo se trate de una mala racha, también es viable creer que el estilo de Thiem se ha perfeccionado tanto en tierra batida, que le es imposible adaptarse al ritmo de juego que requiere una superficie como el césped.

Un desarollo que debe continuar

A sus 25 años, el futuro aun le aguarda grandes cosas a este muchacho, pero para poder lograrlas su desarrollo tiene que continuar. Si bien, ya no se trata de un novato, Thiem requiere de una buena preparación en hierba si espera ser competitivo. El quien para muchos es el heredero de Nadal en tierra batida, no puede darse el lujo de ser exhibido de tal manera, año con año, en hierba.

El austriaco ha declarado que sabe que el césped no se le da, y que el cansancio acumulado en la tierra batida, probablemente no lo deja en las mejores condiciones para enfrentar estos torneos. Agregó que no siente que el descanso previo a Wimbledon haya sido suficiente, por lo que comentó que planificará para próximos años el cómo afrontar esta situación, pues Thiem sabe muy bien que si desea aspirar a grandes títulos, su juego debe ser igual o casi igual de competitivo en todas las superficies del circuito.

Translate »