Opinión WTA

Garbiñe Muguruza, una dirección sin rumbo

Garbiñe Muguruza y Sam Sumyk
Garbiñe Muguruza y Sam Sumyk | Foto: elmundo.es

Garbiñe Muguruza ha decidido tomarse un descanso del tenis tras la nueva decepción en Wimbledon. La hispano-venezolana tiene todo para triunfar en el tenis pero no da con la tecla. Los fieles seguidores de Garbiñe han empezado a cansarse. ¿Qué debe hacer la ex número para volver al éxito?

El debut de Muguruza en Wimbledon ante Haddad-Maia colmó la paciencia de los fans de Muguruza. Y es que, a excepción de Monterrey, no ha demostrado nada esta temporada. Se sigue esperando que la hispano-venezolana sea más regular, pero no es así. Allá por 2017, ganaba Wimbledon jugando un tenis espectacular, remontando a Kerber y salvando 2 pelotas de set a Venus en la final. Pero ahí algo cambió. En el US Open, después de dar otra exhibición en Cincinatti, llegó al US Open. Ahí cayó ante Kvitova, pero la imagen que dio no fue positiva. Llegó a estar break arriba en ambos sets, pero perdió ambos. Y su final de año no fue mucho mejor.

Un 2018 muy pobre

La temporada pasada no empezó nada bien, cuando se retiró ante Krunic por una lesión, y llegó a sacar para ganar en 2 sets, pero acabó lesionada. En el Open de Australia sucumbió ante la imprevisible Hsieh, y no pudiendo frenarla. Después, llegaría Doha, donde teniendo la final set arriba ante Kvitova acabó perdiendo. Pero la semana siguiente sería aún peor. Yendo set arriba, sacó para ganar el partido en el tiebreak, pero acabó perdiendo el set, y un tercer set malísimo la condenó. Llegaría luego Indian Wells, donde caería ante Vickery yendo set y break arriba, en un partido similar al anterior. Luego en Miami cayó ante Stephens, y se la vio bastante irregular. Luego llegó su único título del año, en Monterrey, donde sí se vio a una Garbiñe consistente en su juego.

El descalabro seguiría en la FedCup, donde se dejó un set que tenía ganado ante una jugadora de ITF. Luego en Madrid, cayó ante Kasatkina, y en los momentos tensos no supo gestionar los nervios y acabó perdiendo. Roma sería otra decepción. Caería ante Gavrilova, sacando para ganar, pero perdería en 3 sets. Roland Garros fue un gran torneo, donde caería ante Halep en semifinales, cuajando un gran campeonato, y siendo agresiva en sus golpes.

Luego, en hierba, cayó de manera clara ante Strycova. Wimbledon fue una decepción. Caería ante Van Uytvanck, donde llegó a estar set abajo, pero jugando muy mal, con muchos errores de golpeo, buscando atacar demasiado, y fallando mucho. Luego llegaría otra decepción en Cincinatti ante Tsurenko, pero no jugó un mal partido. Pero otra vez las imprecisiones la pudieron. En el US Open caería ante la prometedora Muchova. Luego en Tokio fue eliminada ante Alison Riske, en un partido muy irregular por su parte. Luxemburgo fue otra decepcción, cayendo ante Yastremska. Pero no acabó ahí. En las WTA Finals, tuvo un encontronazo con su entrenador, Sam Sumyk, algo que ha sido recurrente esta temporada.

Garbiñe Muguruza
Garbiñe Muguruza enfadada durante un partido | Foto: elpais.com
Monterrey fue solo un reflejo

Este año no empezó mejor, cayendo en Australia ante Pliskova, jugando un partido muy irregular. Luego, en Hua Hin, cayó ante Yastremska en un partido muy irregular. En Dubai cayó con Svitolina, en otro mal partido. Luego en Indian Wells cayó con la joven promesa Andreescu. En Miami, con Niculescu, en otro partido muy irregular. Luego, ganaría el título de nuevo en Monterrey, y luego en Madrid caería ante Martic en 2 finales de set muy irregulares, llegando a tener set point en ambos. En Roma, cayó ante Azarenka por lesión y en Roland Garros cayó ante Stephens, pero no jugó un mal partido.

En busca de la solución

Y ahora en Wimbledon ha caído con Haddad-Maia. Muchas veces, ha perdido partidos por su irregularidad. Ha buscado en ocasiones demasiado el golpe directo, y ha cometido muchísimos errores. Creo que Sumyk no es la persona indicada, ya que no congenian bien. Y en esto culpo a Muguruza, ya que muchas veces no oye a Sam, el cual busca darla consejos sobre cómo jugar mejor. Se bloquea muy rápido, y no consigue sobreponerse a los bajones de juego, algo clave para que ella cambie.

Necesita una persona que la explique cómo gestionar eso, y que ha de trabajar más los puntos, y no ser tan directa en ocasiones. Además, la concentración no la ayuda, ya que cuando pierde un juego importante, en ocasiones se descentra, mentalmente y eso hace que no juegue bien. Necesita una persona que la entienda en su forma de jugar, y en cómo madurar y trabajar los puntos, y en ser más continua en su juego y sobre todo, en su mentalidad. Conchita es una buena opción. En resumen, necesita estar concentrada al 100%, ya que en ocasiones pierde la concentración en situaciones importantes, y eso la termina condenando. Si mejora eso, tendremos Garbiñe para mucho rato.

Translate