Noticias

Correjta: «Este año es clave para Nadal o se pensaría su futuro»

Corretja año clave nadal
Nadal presentado en la United Cup | Foto: Tennis Australia

El comentarista de tenis Alex Corretja valoró la participación de Nadal en el Open de Australia. Corretja cree que esta temporada es de vital importancia para Nadal porque podría cambiar sus planes de cara al futuro. También explicó el bloqueo mental por el que pasa Muguruza.

Alex Corretja valoró la participación de Rafael Nadal en el Open de Australia y reconoció su preocupación por este 2023. El ex tenista y actual comentarista de tenis explicó lo importante que es para Nadal esta temporada ya que en caso de que las cosas no marchen como él mismo espera podría replantearse su camino. Tras esa lesión Corretja tiene claro que lo primero es recuperarse para ir al cien por cien en cuanto a condiciones físicas a la gira de arcilla. Además intento valorar el problema de crisis de resultados por el que pasa Garbiñe Muguruza en el Programa de la radio de Cadena Ser `El Larguero´.

Prepararse para la gira de arcilla

«El objetivo es prepararse bien para llegar a los torneos de tierra batida, no forzar en estos torneos de pista rápida. Venía de años difíciles, lo increíble fue lo que logró el año pasado: Australia fue un milagro, gana Roland Garros cojo… Este es el año clave, ya que si ve que no es capaz de aguantar el ritmo de siete partidos de Grand Slam, se pensaría su futuro«.

El miedo de no poder volver al Open de Australia

«Me ha llamado la atención como se ha ido al centro de la pista de Australia. Cuando pierdes sueles irte por la puerta de atrás, y él no lo hizo así. No tiene previsto no jugar el año que viene, pero en el fondo sabe que puede ser la última vez. Tenemos suerte con la llegada de Alcaraz, lo disfrutaremos, pero lo de Rafa siempre será especial«.

El problema de Garbiñe Muguruza

«Estaba por ganar el Open de Australia hace un par de temporadas, y es un punto de inflexión negativo para ella. No me voy a comparar con ella, pero a mí me pasó lo mismo: perdí una final y pensé que no iba a ganar nunca. Al año siguiente, en semifinales, tenía el mismo sentimiento. Ella tiene una barrera en estos torneos, ya no piensas igual. No hay nada peor en el tenis que pensar en el marcador, porque te come«.