Noticias WTA

Barty gana otra medalla Newcombe en Australia

Barty medalla Newcombe Australia
Barty con su quinta medalla Newcombe. | Foto: Tennis Australia

Ashleigh Barty consigue una quinta medalla Newcombe, el máximo premio del tenis de Australia, en el año de su retirada del tenis profesional. Cabe destacar que la ex No.1 del mundo anunció sorpresivamente su retiro el pasado marzo.

Se confirmó lo que todos esperaban, y es que Ashleigh Barty se llevó una nueva medalla Newcombe, una gran condecoración del tenis australiano. La jugadora aussie dejó el deporte cuando pasaba por el mejor momento de su carrera, siendo No.1 del mundo y tras haber ganado el título en el último Open de Australia. Ash ya había conquistado este premio en 2017, 2018, 2019 y 2021, en algunos casos compartido. El mismísimo John Newcombe le entregó el galardón a Barty, en los Australian Tennis Awards en el Crown Casino de Melbourne.

«Obviamente, este ha sido un año muy importante en mi carrera y en mi vida. Hemos tenido un año increíble de celebrar un viaje no solo mío, sino de mi equipo, y hay mucho de lo que estar orgullosa. Estoy aquí muy orgullosa de saber que cumplí absolutamente cada onza que pude con este hermoso deporte que me trajo mucho más de lo que podría haber soñado. Hay tanta gente detrás de escena que me ayudó y me permitió vivir mi sueño y descubrir cómo se siente trabajar duro y realmente perseguir algo que amas».

El brillante dominio en el final de su carrera

Ya la temporada 2021 de Barty había sido histórico, ganando varios títulos del circuito WTA y liderando con mucha diferencia el ranking mundial. A mediados de ese año, la australiana logró cumplir el sueño de ser campeona en Wimbledon, algo que la hizo empezar a pensar de dejar el tenis más temprano que tarde. Luego de ver poca acción en la pandemia, refugiándose en su casa, tras el US Open 2021 también decidió regresar a Oceanía para preparar la temporada siguiente.

Su 2022 comenzaría casi como una continuación de lo hecho antes, primero con un título en Adelaida, y llegando a Melbourne Park como la gran favorita. Allí, Ash Barty tuvo un camino excepcional, sin ceder ni un set en todo el recorrido y siendo la primera australiana en ganar el Open de Australia en 44 años. Sorpresivamente, pocas semanas después de este logro, en la cúspide de su carrera, la nacida en Ipswich anunció su retirada del tenis.