WTA

Barty se corona en el Open de Australia

Barty Collins Open Australia
Barty gana el Open de Australia. Foto: Aus Open

Historia para el tenis australiano con Ashleigh Barty saliendo campeona en el Open de Australia al poder derrotar a Danielle Collins por 6-3, 7-6(2).

El sábado 29 enero de 2022 llegaba la gran final femenina en el Open de Australia. El país estaba como loco y es que tenían a una jugadora local con la opción de ganar tras 42 años y es que la última fue Chris O’ Neil en 1978. Barty era la gran favorita y es que no se había dejado ni un solo set en todo el torneo, dando grandes exhibiciones y mostrando su superioridad ante las rivales. En el otro lado estaba Collins que tras su gran torneo iba a acceder por primera vez al Top 10 del ranking WTA, aunque todavía quería más. Ambas se habían medido en cuatro ocasiones con tres triunfos para la aussie y uno para la estadounidense.

Barty pisa el acelerador

La pista estaba con un ambiente mágico. El estadio se levantó para recibir a Bart y desde el peloteo la atmósfera era la perfecta para un partido de estas condiciones. Desde el inicio Collins demostró que iba a intentar llevar la iniciativa. En los primeros juegos estuvo acertado, sobre todo con su revés ante una Barty que estaba cometiendo errores. La australiana tenía un momento delicado en el quinto juego, cuando tuvo que hacer frente a una bola de break. El público animaba a su jugadora y con una derecha lograba salvar la situación.

Con el marcador a favor y tras pasar ese mal trago, empezó a salir la Barty del torneo. La aussie empezó a mandar más con su derecha. Collins notaba la presión y ahora era ella la que tenía bola de rotura en contra con el 30-40. Danielle no pudo con la presión y cometió una doble falta para regalar el juego a Barty. Con el 5-3 Ashleigh sacaba para llevarse la primera manga. Su servicio y su derecha la dejaron con un 40-0 que significaban tres bolas de set. Un ace y primer parcial para Barty.

La final se iguala

Collins pudo ponerse por delante en el marcador y soltar esos nervios que mostró en algunos momentos de la primera manga. En su primer turno al resto la estadounidense tras un remate sencillo ponía el 2-0 y lo celebraba con mucha rabia. Muy importante iba a ser el siguiente juego. Una auténtica batalla en el que Barty llegó a disponer de dos bolas de break, pero no consiguió acertar y Collins confirmaba la rotura para poner el 3-0 y acercarse más a ganar la segunda manga.

Todavía se acercaba más Collins a ganar el segundo parcial cuando con un doble break se marchaba hasta el 5-1. Barty no iba a tirar la toalla y aunque tenía casi imposible la remontada siguió peleando. La australiana consiguió el primer break y se animaba sabiendo que todavía podía dar la vuelta a la situación. Con el 5-3 Collins sacaba para cerrar el parcial pero la cosa se iba a complicar. El 30-40 daba una bola de rotura a la jugadora local y Collins erró el revés para dejar el marcador con 5-4. Barty tenía la complicada misión de ganar el décimo juego, ya que en caso de perder el partido se iba a decidir en la tercera manga. La aussie aguantó la presión y ponía el 5-5.

Collins sacó su servicio adelante y llegaron a la muerte súbita. La australiana que estuvo mucho más metida y supo templar mejor los nervios, logró sacar diferencias y su autoridad demostrando el motivo de ser la No.1 del mundo. Barty derrotó a Collins y sale campeona del Open de Australia.

Translate