Challenger

Báez se lleva la final argentina en Concepción



Báez Cerúndolo Challenger Concepción
Sebastián Báez es el campeón del Challenger de Concepción. | Foto: @ATPChallenger

Sebastián Báez se proclamó campeón del Challenger de Concepción tras superar a su compatriota Francisco Cerúndolo en tres ajustados sets (6-3, 6-7(5), 7-6(5)). El joven tenista argentino se quedó con su primer título en la categoría y además se asegura quedar muy cerca del Top 250 por primera vez.

Cerúndolo venía mostrando un gran nivel, venciendo a algunos candidatos del torneo como el local Nicolás Jarry y Thiago Seyboth, además de eliminar cediendo sólo dos games a Alejandro Tabilo en semifinales. Por su lado, Báez llegó a la definición del certamen sin dejarse sets en el camino, siendo claramente el más destacado del evento. El único antecedente entre ambos fue en un ITF argentino en 2018, donde triunfó Francisco por la vía rápida.

Báez, campeón en Chile

El partido comenzó con una intensidad notable, en lo que se presumía sería una larga batalla en busca del título. Báez fue quien quebró primero, en el segundo juego, y ya tomando ventaja rápida en el score. Pero luego de eso, se encarrilarían otros seis quiebres de manera consecutiva, mostrando la relevancia que tiene la devolución tanto para Sebastián como para Fran Cerúndolo y dejando a Báez con la delantera en el score, por 5-3. Báez pudo cambiar la tendencia que venía imponiéndose y cerró la manga por 6-3 tras 41 minutos.

La gran particularidad extra tenística al comienzo del segundo set, con la suspensión de la final por algunos minutos, por el ingreso a la cancha y la protesta de algunos hinchas de un club barrial de Concepción. El segundo parcial contaría con una muy buena versión de los dos argentinos, que lograron mejorar sus números al servicio, y sin ceder breaks a su rival. Báez puso más presión en la devolución del 4-4, llegando a tener un punto de quiebre, pero que no lograría concretar. La historia de la manga debía dirimirse en un tiebreak. Allí, Cerúndolo fue superior en los puntos importantes, y llevó el partido a un set definitorio.

Siguiendo con la tónica del parcial anterior, la paridad fue creciendo más y más, con un muy buen alto nivel de los dos. Báez era quien más sufría en sus juegos de saque, teniendo que salvar puntos de quiebre en dos games. El único quiebre llegó en el noveno juego, en favor de Fran Cerúndolo, quien tomó una ventaja de 5-4. Sin embargo, Báez recuperó el break en el siguiente game. Otra vez, en tiebreak debió definirse la cuestión, pero en esta ocasió, fue Báez quien prevaleció y se llevó el campeonato.

Facebook

Translate