Noticias

Vilella sigue ganando en Roland Garros

Vilella Horansky Roland Garros
Vilella durante un partido | Foto: atptour.com

El ilicitano está solo un paso del cuadro final en este Grand Slam. Gran partido de Vilella que quiere acceder al segundo cuadro final de un Major esta temporada. Mario fue muy superior a Horansky (6-2, 6-3). En la última ronda de la fase previa espera el alemán Gojowczyk.

Mario Vilella había sido una de las sorpresas en el primer Grand Slam de la temporada. Pasó la fase previa del Open de Australia e hizo un gran papel. Luego no había conseguido otros grandes resultados, pero en cambio había dado un salto de calidad en el aspecto mental. Mario era en donde más había crecido en los últimos meses, algo que le había ayudado a conseguir buenos resultados. Debutó en Roland Garros con triunfo ante el austriaco Novak en tres mangas. Esta vez esperaba el eslovaco Horansky.

Mario sigue a gran nivel

Favorito era Viella, pero no iba a tener un partido cómodo ante un rival que se le da bien la tierra y tiene una buena derecha. Pocos juegos pudieron disputar y es que llegó la lluvia. Vilella empezó mandando y ambos estaban más cómodos al resto. Tras este intercambio de roturas salió ganando el español que se marchaba hasta el 4-1. Cada vez era mejor Mario que estaba imponiendo su solidez desde el fondo de la pista. Con una nueva rotura cerró la primera manga por un claro 6-2 dejando muestras de que quería conseguir la victoria por la vía rápida.

Horansky tuvo sus opciones al inicio del segundo set. Llegó a tener dos bolas de quiebre para empezar con ventaja pero no pudo aprovechar ninguna de ellas. Vilella sacaba los juegos adelante y era el que llevaba la iniciativa en el marcador. Así jugaba más tranquilo y algunos momentos podía buscar bolas de más riesgo. Hugo igualdad hasta el 3-3. Entonces llegaban los juegos decisivos. Mario ganaba el séptimo juego y ponía el 4-3. Fue entonces cuando llegó la presión para el eslovaco y llegó ese break que le dejaba a Vilella a las puertas de la victoria. Con su servicio y sin problemas certificó el segundo triunfo en Roland Garros.

 

Translate