Opinión WTA

Victoria Azarenka, y la hegemonía del tenis femenino en Bielorrusia

Azarenka en Wimbledon 2018
Azarenka en Wimbledon 2018 | Foto: www.wimbledon.com

Si hablamos de tenis en Bielorrusia, indudablemente el primer nombre que se viene a la cabeza de cualquier aficionado al tenis, es el de Viktoria Azarenka. Una jugadora que tiene 20 títulos en total, y una maternidad de por medio. A continuación, os desgranamos un poco más acerca de su exitosa carrera. 

Un estilo agresivo, entre el que destaca su poderoso revés

La jugadora bielorrusa se caracteriza por tener un juego basado en una gran potencia en sus golpes, aunque también sabe manejar muy bien los golpes, y esperar el momento para atacar. Su mejor superficie es la pista dura, lugar donde ha conseguido sus dos únicos títulos de Grand Slam hasta la fecha, ambos en Australia y de forma consecutiva, en 2012 y 2013. En ese 2012, año donde consiguió su primer Grand Slam, consiguió alcanzar el número 1 del mundo, el cual ostentó durante 32 semanas.

El contraataque era una de sus mayores virtudes, además de un poderoso revés y una gran derecha, con la cual cerraba muchos puntos. Su alto ritmo de juego ofensivo y eléctrico fue una tortura para las rivales. Pero no sólo en pista dura conseguía grandes resultados, también sabía adaptarse a superficies más lentas como la tierra batida, en donde consiguió el título en Marbella. Pero quizás, le faltó cierta regularidad y algo más de suerte con las lesiones, que la privaron de conseguir algún título más de Grand Slam, ya que por talento hubiera merecido algún título más en su carrera. Una jugadora que supo hacerse un sitio entre las mejores, gracias a su juego eléctrico y agresivo, el cual fue una delicia en sus mejores tiempos.

Dos Grand Slams en Australia adornan su extenso palmarés 

Su estilo agresivo le favorecía muchísimo en pistas duras, lugar donde consiguió sus dos títulos de Grand Slam, ambos en Australia de manera consecutiva, en 2012 y 2013. Una mujer que supo frenar a Serena Williams en sus mejores años. Llegó a otra final de Grand Slam, en Estados Unidos, donde caería ante la norteamericana, llegando incluso a sacar para alzarse con el torneo. Consiguió un total de 20 títulos en su carrerala mayoría sobre pista dura, sin lugar a dudas su mejor superficie.

También ha sufrido varias lesiones, además de algunos momentos de irregularidad, que la han privado de más éxitos. Además de sus dos títulos en Melbourne y su final en el US Open, destacan varios títulos, como los logrados en Indian Wells o Miami, además de Brisbane, demostrando el por qué la pista dura es su superficie favorita. En 2016, tras varios años de irregularidad y de lesiones que mermaron su nivel, volvió a un gran nivel, conquistando el doblete americano Indian Wells – Miami, demostrando que había vuelto en forma, y que su tenis directo había vuelto.

Pero cuando mejor volvía, anunció que estaba embarazada, y desde entonces no ha sido la misma. La bielorrusa está algo más irregular de movimientos, y sus golpes no son tan poderosos como antes. Pero eso no debe empañar su exitosa carrera, la cual también cuenta con títulos en la modalidad de dobles, siendo una gran doblista, gracias a su buen juego en la red. Llegó a la final del US Open con Ashleigh Barty en la edición del US Open de 2019, y varios títulos de dobles mixtos, además de la medalla de oro conseguida junto a su compatriota, el gran doblista Max Mirny.

Una jugadora que fue una verdadera líder en el circuito, que de no ser por las lesiones y su irregularidad, pudo haber ganado más de lo que ganó. Su juego eléctrico y agresivo fue una tortura para sus rivales, y su gran aliado para mantenerse en la cima del tenis mundial mientras estuvo en forma. Con ustedes, la reina de Bielorrusia, Viktoria Azarenka.

 

Translate »