Curiosidades

Las pistas de tenis más espectaculares

pistas tenis más espectaculares
La Arthur Ashe pista central del US Open | Foto: US Open

El fútbol está siendo el rey en los meses de noviembre y diciembre. El motivo es la celebración del Mundial, uno de los torneos más importantes del calendario. Pero en el mundo no todo es fútbol, como bien sabéis si sois asiduos lectores de nuestro portal. También existen otros deportes que disponen de una gran relevancia mediática. Y el tenis es uno de los que perfectamente podría encajar en esta descripción.

Nuestro querido deporte siempre ha sido una de las disciplinas con mayor inserción social. Sus partidos suelen disponer de audiencias millonarias y lo mismo sucede con su cobertura informativa. Asimismo, también existen pronósticos, seguimientos y tenistas favoritos. El portal especializado LeoVegas, que recopila apuestas de tenis, muestra quiénes son actualmente los que ostentan el foco mediático y cuáles los torneos más destacados. Wimbledon, Roland Garros o el US Open siempre ocupan una posición predominante.

Y ahora que la arquitectura deportiva está en boca de todos -a causa de la belleza y magnificencia de los estadios futbolísticos que estamos viendo en pantalla– es el momento de reivindicar también las pistas de tenis de todo el mundo. Y para jerarquizar su importancia, no lo haremos partiendo de los torneos que allí se disputan, sino que focalizaremos su relevancia en función de su capacidad total.

A continuación, responderemos a las dudas sobre cuáles son las pistas que pueden alcanzar un volumen mayor de asistentes. No nos centraremos en pistas que únicamente puedan albergar competiciones tenísticas, ya que la lista obviaría algunos recintos en los que tienen lugar otras disciplinas competitivas.

Rotterdam se cuela en la lista

¡Vamos allá! En la quinta posición del ranking situamos al Rotterdam Ahoy, un recinto multideportivo que cuenta con una capacidad total de 15.818 espectadores. Fue inaugurado en 1971 y alberga el Torneo de Rotterdam. El vigente campeón es Félix Auger-Aliassime, pero en la pista de la ciudad holandesa han brillado otros deportistas legendarios como Roger Federer, Andy Murray o Juan Martín del Potro. Destaca la iluminación LED que puede verse en la fachada del recinto principal.

En la cuarta posición se alza el Indian Wells Tennis Garden, con 16.100 fans que pueden poblar sus gradas. Fue construido en 2000 y allí tiene lugar el Masters homónimo. El actual campeón es el estadounidense Taylor Fritz, que se impuso a Rafa Nadal en la final por 6-3 y 7-6. Con relación a la categoría femenina, la campeona actual es Iga Swiatek.

El pódium de los estadios de tenis

La categoría de bronce es propiedad del Sídney SuperDome. 18.200 asientos tienen la culpa. Ha llegado a albergar las finales del ATP World Tour Finals y fue inaugurado en 1999. Actualmente, se le conoce por el nombre de Qudos Bank Arena y tiene una altura total de 42 metros.

Para encontrar el segundo recinto tenístico más grande del mundo debemos hacer las maletas y viajar hasta el Reino Unido. En la gigantesca ciudad de Londres encontramos el O2 Arena, que cuenta con una capacidad total de 20.000 espectadores. Fue construido en 2007, y tuvo un papel protagonista en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2012. Es el segundo recinto cubierto más grande del país, solo por detrás del Manchester Arena, con 17.500 espectadores. En el O2 tenían lugar las finales de la ATP, en las que participan los ocho tenistas que ostentan una mejor posición clasificatoria a finales de año.

Finalmente, la primera posición del ranking la ocupa el estadounidense Arthur Ashe Stadium, la pista dedicada exclusivamente al tenis más grande del mundo, con una capacidad total de 23.771 espectadores. El nombre hace referencia al ganador del histórico US Open del año 1968, que fue el primero en el que los profesionales pudieron competir. Actualmente, dispone de un techo retráctil que fue colocado en 2016. Las fotografías que se pueden obtener desde los asientos más altos son espectaculares, donde contrasta la magnitud de las instalaciones con la posición más bien reservada que ocupa la pista y los jugadores que actúan como protagonistas del espectáculo. Un espacio que los amantes del deporte deben visitar por lo menos una vez en la vida.