Crónicas

Medvedev exhibe su tenis ante Tsitsipas

Medvedev Tsitsipas Open Australia 2021
Medvedev en el Open Australia 2021 | Foto: @australianopen

Daniil Medvedev pasó por encima de Stefanos para llegar a su segunda final de Grand Slam (6-4, 6-2, 7-5). El de Moscú sigue mostrando un gran nivel y solo le queda Djokovic para coronarse en Australia. El domingo el serbio y el ruso disputarán la gran final masculina

Con Novak Djokovic clasificado para la final y listo para defender el título de 2020, el viernes se jugaba la segunda semifinal del cuadro masculino. Daniil Medvedev y Stefanos Tsitsipas eran los protagonistas. El ruso era el favorito para el partido. El balance entre sus duelos favorecía al de Moscú por 5-1 hasta el momento. Tsitsipas podía acusar el cansancio de la dura batalla que tuvo ante Rafa Nadal. Por su parte Daniil no tuvo mayores problemas para vencer otra vez más a su amigo Andrey Rublev.

Medvedev no tiene rival

Tsitsipas empezaba sacando. Desde el inicio en algunos puntos intentó llevar la iniciativa. Medvedev no tenía problemas en meter muchas pelotas y jugar puntos largos para empezar a cansar a su rival. El griego estaba muy motivado y se animaba constantemente. Daniil ni se inmutaba. Pronto llegaron las dos primeras bolas de break para el ruso y rápidamente se ponía por delante en el marcador. La intensidad de Tsitsipas había bajado y el público intentaba animar al jugador heleno. Medvedev se puso algo nervioso cuando tenía en sus manos cerrar el primer parcial. Necesitó tres oportunidades para llevarse la primera manga. Al final cerró y ya estaba más cerca de la final.

El ruso no bajó el ritmo al inicio de la segunda manga. Medvedev continuaba al mismo ritmo y Tsitsipas no encontraba soluciones con su tenis. El revés del ruso era un muro y no fallaba bolas. El griego se precipitaba en muchas ocasiones y cometía errores no forzados. Stefanos estaba algo decaído y es que nada en el partido iba bien. Rápidamente un doble break le daba la delantera con el 5-2 y sacaba para ganar el segundo parcial. En blanco y sin complicaciones se llevaba la segunda y estaba muy cerca de jugar la final.

Tsitsipas intentó la reacción

El público esperaba una reacción del griego a base de carisma para intentar poner en algunos aprietos a su rival. No había color y el ruso seguía sumando juegos modo apisonadora. Con el 2-0 el partido pintaba mal y es que podía quedar poco tiempo de la última semifinal en el cuadro masculino. Medvedev podía incluso seguir aumentando la ventaja, pero Tsitsipas se agarraba a todo para seguir con opciones y ponía el 3-2.

Llegó el pique entre ambos. Intentaba sacar rápidamente Medvedev y su rival le pedía un respiro. El ruso se fue a por la toalla y se desconcentró. Daniil cometió fallos y cedía por primera vez su servicio. Tsitsipas tomaba las riendas con el 4-3 y seguía soñando con la remontada. El ruso estaba muy tenso y afrontaba otra bola de break. Medvedev realizó un saque directo y la salvó la situación más comprometida del partido. Juego clave el siguiente para el devenir del tercer set. Tsitsipas lograba seguir por delante en el marcador y restaba para llevarse el set.

Medvedev estaba casi contra las cuerdas con un 0-30. Llegaron cuatro puntos consecutivos para el ruso que se llevaba el juego y ganaba confianza. En el siguiente juego el ruso se ponía con 0-40. A la segunda bola de break logró un passing casi imposible y levantaba los brazos por primera vez. El ruso sacaba para ganar y certificar su pase a la final. No falló y después de una gran exhibición confirmó que estará en su segunda final de Grand Slam.

Translate