Opinión WTA

Marie Bouzkova, el talento checo sigue sacando jugadoras

Marie Bouzkova 2020
Maria Bouzkova disputando un partido | Foto: zimbio.com

La República Checa siempre se ha caracterizado por sacar grandes figuras en el tenis femenino. Kvitova, Safarova, Pliskova, y Vondrousova han demostrado las esperanzas que se tenían puestas en ellas. Y por debajo vienen otras jugadoras. Una de ellas Marie Bouzkova. 

Marie Bouzkova. Hace 2 años, la escuela checa buscaba una joven que pudiera suplir en un futuro a las Pliskova, Kvitova y Safarova. Y vaya que si lo ha encontrado. Y no una, sino dos jugadoras. Una de ellas, Vondrousova, y la otra Bouzkova. La zurda ha brillado en clay, llegando a la final de Roland Garros, y la diestra está empezando a demostrar el porqué de las esperanzas en ella. Su hábitat preferido es la pista dura, en donde ha conseguido la mayoría de sus títulos. El año pasado empezó a resonar su nombre, ya desde el principio. En Brisbane superó la previa, cayendo ante Karolina Pliskova. Haría final en Guadalajara, título en el ITF de Nur-Sultán, y acto seguido, semifinales en Toronto, donde caería con honor ante Serena Williams.

Un 2020 en claro crecimiento

Pero este año ha sido en el que se ha demostrado que está preparada para ese salto de calidad. El año no había empezado demasiado bien, pero en tierras mejicanas, todo cambió. Llegó a la final sin ceder ni un solo set, ante jugadoras como Konta o la defensora del título, Yafan Wang. Caería con honor en la final ante Elina Svitolina. Su tenis basado en la solidez ha ido devorando rivales esta semana, y ha sabido manejar muy bien la presión, uno de sus puntos fuertes. No es una jugadora que se arrugue ante la presión. Su solidez de fondo no es el patrón de la escuela checa en estos últimos años, basado en tiros cortos. Pero ahora, Vondrousova y ahora Bouzkova, basan su tenis en una gran solidez de fondo, y en un buen contraataque. Su punto fuerte es su buen revés, así como una derecha que cuando contraataca, es letal.

La República Checa tiene bien cubiertas las espaldas de cara a un futuro, y por detrás de ellas, van surgiendo jugadoras como las hermanas Fruhvirtova, o Linda Noskova. Pero aún es pronto para ellas. De momento, serán Bouzkova y Vondrousova las que se encarguen de liderar el barco de las checas en el futuro más cercano, cuando Kvitova y Pliskova no estén.

Sobre el autor

Brunildo TG

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Translate »