Grand Slam Opinión

Las conclusiones que nos deja Roland Garros

Schwartzman celebra el triunfo ante Anderson en Roland Garros 2018
Schwartzman celebra el triunfo ante Anderson en Roland Garros 2018 | Foto: @rolandgarros

Roland Garros fue el torneo que se encargó de ponerle fin a la gira de polvo de ladrillo, y de confirmar que en esta superficie hay un solo dominador, Rafael Nadal. A partir de esta semana todas las miradas se mudarán al comienzo de la gira de hierba, pero no sin antes repasar las cosas más importantes que nos dejó el segundo grand slams de la temporada:

Nadal sigue siendo el rey de la arcilla

Rafael Nadal ha establecido una hegemonía en el polvo de ladrillo que dejó en el recuerdo la del argentino Guillermo Vilas. Nadie en la historia había conseguido once títulos de un mismo torneo y él lo logró en nada más y nada menos que en un Grand Slam, como el Roland Garros.

En el comienzo de la temporada, había activado algunas alarmas cuando se retiró en plenos cuartos de final del Australian Open ante Marin Cilic y un mes después se bajó a dos horas antes de debutar en el ATP 500 de Acapulco.

Volvió recién para la Copa Davis y arrolló en sus dos partidos, haciendo parecer como un mero debutante al número 3 del mundo, Alexander Zverev. Su regreso al circuito estuvo marcado con los campeonatos en Barcelona y Montecarlo, en los que no regaló siquiera un set. A pesar de trastabillar en Madrid y perder momentáneamente el número uno del mundo, ganó el Masters en Roma y volvió a recuperar el cetro en una semana. Ayer se llevó su úndecimo Roland Garros, cediendo sólo un parcial en todo el torneo.

El segundo semestre se ve muy provisorio para Nadal, ya que tiene que defender menos de la mitad de sus puntos obtenidos y el mayor grosor esta en dos torneos: 600 en Shanghái y 2000 en el Us Open. Tiene mucho recorrido por delante todavía y puede ensanchar aún más su ventaja sobre su perseguidor, Roger Federer, quien debe revalidar sus 2000 puntos en Wimbledon, mientras que Nadal sólo 180.

La sorpresa

Marco Cecchinato, desde hoy, está en el puesto 27 del ranking, escaló 45 posiciones luego de llegar a semifinales del Roland Garros. Dos semanas atrás, nunca había conseguido una victoria en un Grand Slam.

En una carrera mayormente formada en los Challengers, el siciliano dejó atrás en la capital parisina a Pablo Carreño Busta (12º), David Goffin (9º) y al ex número uno del mundo y ganador de 12 Grands Slams, Novak Djokovic. El tiempo dirá si solo fue una sorpresa del torneo o si podrá pelearle el puesto al mejor tenista italiano a Fabio Fognini.

Cecchinato celebra la victoria ante Pablo Cuevas en el Masters 1000 de Roma
Cecchinato celebra la victoria ante Pablo Cuevas en el Masters 1000 de Roma | Foto: it.internazionalibnlditalia.com

Zverev y su gran deuda en los Grands Slams

Alexander Zverev tiene ocho títulos, incluyendo tres Masters 1000, y es número tres del mundo, a los 21 años de edad. Sin embargo, recién consiguió sus primeros cuartos de final en un Grand Slam, en la reciente edición del Roland Garros.

Con los campeonatos obtenidos en Múnich y en el Masters de Madrid, además de la final en Roma, se perfilaba como uno de los grandes candidatos a arrebatarle el título a Nadal. Luego de la primera ronda, en la que le ganó al lituano Ricard Berankis en poco más de una hora, necesitó alrededor de once horas para resolver sus próximos tres partidos en cinco sets. Dominic Thiem logró tomarse revancha de la final madrileña, ganándole 6-4, 6-2 y 6-1 en una hora y 50 minutos. El desgaste físico le terminó pasando factura.

El jugador alemán ya ha demostrado que los partidos a cinco sets no son un obstáculo para él. No obstante, sigue teniendo una deuda en los cuatros torneos grandes, esos mismos que le darían la chance de pelearle el imperio formado por Federer y Nadal.

Los argentinos quieren un lugar en la elite

Juan Martin Del Potro y Diego Schwartzman son los principales vestigios de la legión argentina. Ambos demuestran cualidades y aptitudes distintas. Mientras Del Potro hace de su altura como principal arma de juego, Schwartzman suple la falta de esos centímetros fortaleciendo su técnica.

Del Potro ha hecho un ascenso meteórico desde el puesto 1045 al cuarto en tan solo dos años. Ha demostrado que pertenece a la elite del tenis, jugándole de igual a igual a los mejores, pero observa el mismo problema que tienen todos los jugadores del circuito, el mismo por el cual Federer y Nadal siguen dominando el deporte hace más de una década: la falta de regularidad. Los buenos momentos son efímeros porque su físico no se lo permite. Del Potro está en la búsqueda de encontrar ese equilibrio, para no quedarse transitando una montaña rusa de altas y bajas.

Schwartzman no tiene un problema con las lesiones y tampoco con la falta de consistencia. Hace tiempo que ya dejo de ser un jugador del montón, ubicado en la mitad de la tabla, ahora ya está en la lucha del top 10. Pero para entrar en este sector, se debe tener otro tipo de mentalidad, de esa que le permita pasar de octavos o cuartos de final de los torneos más importantes.

Translate »