Curiosidades

La diferencia de jugar en tierra batida a otras superficies



Pista de tierra batida
Una bola bota en una pista de tierra batida | Foto: eresdeportista.com

La tierra batida es una de las distintas superficies que tiene el tenis. Como las otras dos tiene unas características concretas que benefician tanto al jugador como al espectador. ¿Cuáles son?

Tierra batida es el primer nombre que se le viene a mucha gente cuando escuchamos la palabra tenis. Esta superficie ha sido la que por excelencia ha dado los grandes éxitos del tenis español y sudamericano. Además Roland Garros es el gran torneo que se disputa en esta superficie. La tierra batida tiene unas características propias que favorecen a los jugadores a pesar de su gran desgaste físico por los largos puntos durante los partidos. Dentro del circuito algunos esperan con ansia esta gira, mientras que otros pasan ausentes espera que llegue el momento de la hierba.

La lluvia

Este elemento climatológico es el peor enemigo del tenis. En cualquier superficie en cuanto comienza a llover la pista se vuelve resbaladiza y más peligrosa. Como vemos durante todo el año, cuando la lluvia aparece el partido se suspende y espero a ser reanudado. En cambio sobre arcilla, en caso de no llover con mucha intensidad el partido continúa. Es cierto que cuando llueve en cantidad se aplaza como en otras superficies, pero su capacidad de drenaje es mayor por lo que a los pocos minutos de que pare de llover el partido puede ser reanudado.

La duración de los puntos

Si comparamos la media de duración de los puntos entre las pistas duras, hierba y arcilla lo más largos son en tierra batida. Los jugadores tienen que trabajar más los puntos, mover a su rival, hasta buscar el mejor momento para poder conseguir el punto. Algunos jugadores son especialistas en esta superficie, mientras que otros sufren mucho por el desgaste y el trabajo que conlleva cada punto.

Las lesiones

El desgaste físico y las lesiones a veces van unidos pero no en este caso. Las articulaciones sufren mucho más en otras superficies debido a las frenadas y los bruscos cambios de dirección. Cierto es que en tierra batida se necesita más fondo físico, pero nuestras articulaciones sufren mucho menos y esto es un dato muy importante a tener en cuenta en el tenista, por todo el desgaste que acumula semana tras semana en el circuito.

La temperatura de la pista

Como hemos visto recientemente en la gira de inicio en Oceanía las pistas son una auténtica olla de calor para los jugadores debido a las altas temperaturas. Muchos jugadores mostraron su malestar con este calor, ya que impide al jugador rendir a su mejor nivel. Algunos necesitaron hasta la asistencia del médico debido a los golpes de calor. Incluso los reglamentos de los torneos ya tienen incorporados algunas medidas pero que según los jugadores no son suficientes, ya que esto no se puede entrenar. Con la tierra batida no ocurre, ya que necesitan regarse antes de cada partido o al finalizar cada set, manteniendo una buena temperatura para el jugador.

Translate »